O redimir o eliminar

No suelo darle crédito a testimonios de personas que, con buena intensión, tratan de montarnos sobre los rieles de pensamiento religioso. Por lo general soy escéptico a tales historias y cargo una especie de escudo para evitar ser captado. Una vez fui invitado a un conocido hotel de esta ciudad para escuchar una conferencia de unos evangelizadores que venían de los EEUU, uno de ellos científico de la NASA. Luego de explicar todas sus experiencias de vida en el campo científico iniciaron sus oraciones, yo me quede observándolos y en un momento dado me di cuenta que todos a mí alrededor estaban en un trance profundo. Se me acercó el gringo, sin dejar de hablar, sin perder el hilo de su mensaje, mientras yo lo observaba fríamente, me pidió con un gesto de su mano que me ubicara fuera del grupo, y yo, con el respeto debido lo hice. Al terminar su oración y cuando todos volvieron de ese profundo letargo, me le acerque para intentar cruzar algunas palabras con él, pero se me adelantó diciéndome esto: "eres muy fuerte de convicción", y se alejó rápidamente para seguir compartiendo con quienes si le eran afines.

Toda esta larga nota introductoria es para invitarlos a ver este video: https://www.youtube.com/watch?v=xp11krIGKQk. Una experiencia de vida de una persona que trabajó para quienes "dominan el mundo", según la persona entrevistada en el video, pues aunque yo suponga cierta tal aseveración, no la comparto del todo pues podría tomarse como un sesgo antisemita de mi parte.

El video me lo encontré luego de pasar horas revisando temas de interés en la web para tratar de documentarme para sobrevivir a esta crisis que nos ha afectado tanto, pues para mí el conocimiento es bálsamo y alimento.

El testimonio de la persona del video, real o no, es fácilmente asociable con el testimonio que algún día y por justicia divina, brotará de los labios de los tres venezolanos que manejan la página "Dólar Today". Que terrible debe ser para estos carajos saber que su acción criminal está matando a niños de hambre en Venezuela. Si, ok, lo acepto, el gobierno de mi país tiene mucha responsabilidad en la tragedia que hoy padecemos. Responsabilidad o más bien, culpabilidad fundamentada en la inacción, pues no supieron o no quisieron, por simple cálculo político electoral, cerrar a tiempo la válvula de drenaje de dólares, y el tanque se agotó sin una reposición inmediata. Pero aun así, lo afirmo, sin pretender restarle culpas al gobierno, lo de Dólar Today es criminal. Háganse estas preguntas: 1) ¿Es la Ciudad de Cúcuta, con menos de un millón de habitantes, una referencia validad para determinar el valor de la moneda venezolana, con 30 millones de habitantes y plena en riquezas naturales? 2) ¿Es posible creer que un dólar sea el salario mínimo en Venezuela? 3) ¿Publicaría usted, de manera continuada, una información que dañe a su país? ¿Qué cause pánico colectivo? ¿Qué destruya? ¿Qué cause hambruna?...4) ¿Seria usted capaz de mentir por venganza o resentimiento? por más arrechera que se le tenga al partido de gobierno primero está el país. Usted puede estar molesto con algún hermano, pero es un hermano…o ¿prefiere ser Cain?

Otro elemento interesante a destacar es que esta crisis no es nacional, aunque lo parezca. No se circunscribe solo a Venezuela. Lea el articulo "Un mundo una moneda" de la revista The Econimist, del 24 de septiembre de 1998, el enlace es: http://www.economist.com/node/166471. Este artículo de prensa, algo tímido en los planteamientos pero complicado en la explicación, como suelen los economistas marear para que un o crea que los entiende, sin entender nada, habla, en 1998 de: "en tiempos difíciles, a las personas se les permite, incluso se les alienta, pensar lo impensable" y propone la "unión monetaria global" es decir, resucita la idea de un tal Richard Cooper de la Universidad de Harvard de una moneda mundial única para asuntos exteriores en 1984. Idea que no es original pues otro economista, Maynard Keynes, líder de la delegación británica y presidente del Banco Mundial, lo propuso en las negociaciones de Bretton Woods en 1944 una moneda mundial llamada Bancor. Como verán, ni en 1998 ni en 1984 ni en 1944 se hablaba de criptomonedas, pero si de una moneda cuyo valor midiera, pues es un patrón, la riqueza real de un país.

Si usted accede a mi petición y lee el articulo encontrará cosas ideas como: un país con costos laborales excesivamente altos o sin solvencia en divisas, deprecia su moneda para reducir los salarios reales, encarecer las importaciones y abaratar las exportaciones, pero (nunca falta un pero) en un mundo donde los flujos internacionales de capital superan los flujos internacionales de comercio, esto no funciona.

Los flujos de capital, es el dinero que pasa de mano en mano, por negocios en bolsas de valores o negocios con papeles de deudas (las trampas que hacia el hombre arrepentido del video) y el flujo de comercio también es dinero, pero que se mueve producto de compra y venta de objetos reales, por lo tanto siempre será más rápido que el dinero cambie de valor debido a la especulación a que cambie de valor debido a la producción de materias primas, manufacturas o servicios. Cabe entonces la pregunta ¿que –coño- hace subir el precio de la moneda gringa cada 20 minutos en el portal Dólar Today?, si no hay bolsa de valores, no hay intercambio de mercancía, no hay negociación de hipotecas o bonos…

Me aferro a la esperanza que el precio del petróleo siga en recuperación, que el Petro funcione como moneda de real valor, y que más países se liberaren de la hegemonía del dólar fiduciario. Pero también me aferro a la esperanza que estos tres, pues son solo tres venezolanos, apaguen esa computadora desde donde teclean, o mejor dicho "disparan misiles" contra su propio pueblo. Escribo esta esperanza, pues como me dijo aquel evangelizador gringo, científico de la NASA, soy fuerte de una convicción que me aferra al temor a Dios y me hace creer en la posibilidad del arrepentimiento para redimir; pongo de ejemplo la experiencia del hombre del video aquí recomendado. Pero también, esa "fuerte convicción" me incita, y no quiero, ni debo, ni puedo escribir aquí otra solución, dura pero lógica, para eliminar la PC lanza misiles o a sus dueños.

manuelgragirena1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1109 veces.



Manuel Gragirena

Profesor Universitario. Ingeniero Electricista. Especialista en Telecomunicaciones. Diploma de Estudios Avanzados en Educación. Ex Sidorista

 manuelgragirena1@gmail.com

Visite el perfil de Manuel Gragirena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Gragirena

Manuel Gragirena

Más artículos de este autor