Sabemos de tu pánico por las contradicciones con Maduro y El Aissami

Diosdado, ¡Ya basta!

Caracas, 23 de Enero de 2018.

Felipe Pérez Martí

Hola, Diosdado.

Me dijeron que en tu programa "Con el Mazo Dando", me nombraste, junto a Enrique Aristiguieta Gramko, y a Alfredo Coronil Hartmann, calificándonos de "peligrosos".

Luego leí tus afirmaciones, las que paso a transcribir para ser más preciso en mi respuesta:

El patriota "Pica Pica" nos informa:

"En el programa pasado informamos sobre una extraña reunión que se realizó en las instalaciones del Country Club de Valencia, donde participaron Pablo Aure, Felipe Pérez Martí, Enrique Aristiguieta Gramko y 2 personas más.

Esta misma semana se sumó a este peligroso grupo el conocido Alfredo Coronil Hartmann; viejo dirigente del partido Acción Democrática, enviado especialmente por Nido ‘e Paloma (Henry Ramos Allup) para buscar acercamientos con asesores de la Cuarta República. La próximas reuniones se realizaran la sede del CEN del partido Acción Democrática.

Este grupo se pone más peligroso ya que Alfredo Coronil Hartmann, hijastro de Rómulo Betancourt, en el año 2011 participó en la planificación de un golpe de estado denominado Plan Fénix junto a otro dinosaurio: Antonio Briceño Braun. En el año 2014, fue uno de los financistas de los campamentos de los terroristas establecido en Chacao y Las Mercedes.

Seguiremos informando…"

Hasta aquí la cita, cuya fuente refiero a continuación:

https://www.conelmazodando.com.ve/ad-se-suma-a-las-reuniones-golpistas-del-country-club-de-valencia-ramos-allup/

Ante todo, quiero decirte que dices algunas verdades aquí, las reconozco. Por ejemplo, que somos peligrosos. Cierto; somos extremadamente peligrosos. Y la razón es sencilla: estamos activando constitucionalmente el poder popular. La sociedad civil organizada. El soberano de este país.

Primero, para que ese soberano saque a este gobierno golpista del poder, por la vía constitucional y democrática, lo cual va a ocurrir muy pronto. Tú mismo lo sabes. Maduro y todo su gobierno están ayudando muchísimo en esta materia, como bien conoces.

Segundo, para que recupere el poder que le ha sido enajenado y secuestrado a todos los niveles, empezando desde abajo, y con un nuevo gobierno de transición, que atienda la emergencia humanitaria, en lo alimentario, la sanidad, y la inseguridad. Y que restablezca la solvencia, la liquidez en dólares, y la confianza, y con ello frenar la hiperinflación en seco, restableciendo la estabilidad del bolívar (como cuando estuve en el gobierno en el 2002, en que establecimos el régimen cambiario más exitoso que ha habido en la historia petrolera, de flotación limpia, de mercado). Que saque al país del sótano ocho, en que lo ha metido este gobierno, con tu participación, como deberás reconocer, y lo lleve a la planta baja, en unos tres años.

Y tercero, para que ese verdadero dueño de la república, con la ayuda de un liderazgo legítimo, establezca las bases político-institucionales para salir del rentismo petrolero y de la dominación político-económica de los caza renta, y lanzar al país a la modernidad, al desarrollo económico, humano, cultural, ecológico-armónico, y espiritual. Con una nueva institucionalidad democrática a plasmarse en una nueva Constitución, fruto de la decisión del soberano, en un proceso constituyente participativo (originario), desde abajo, y no como la constituyente chimba de ustedes, que es nula de toda nulidad. Chimba de toda chimbitud. Como tú mismo sabes, también, claro.

Y estas tres cosas son sumamente peligrosas, pero contra la oscuridad. Eso está claro. Pues la luz es tan peligrosa para la oscuridad, que simplemente la desvanece. En este caso, el peligro es para quienes pretenden seguir hundiendo al país, para su propio provecho. El peligro es entonces para ustedes, es bueno puntualizar, si se empeñan en seguir detentando un poder ilegítimo, y totalmente adverso el interés nacional (a Maduro lo llamo "Sadim", no sé si sabías: Midas, al revés). Para el país esto no es peligroso, sino al contrario. Sería liberador, salvador, sanador.

Pues lo que hay que hacer en el país no es un ajuste clásico en materia económica: No hay que bajar los gastos reales de manera draconiana, afectando negativamente a las clases populares y la clase media. No hay que subir los impuestos de manera contractiva, afectando negativamente al sector privado.

Lo que hay que hacer es, en primer lugar, quitarle las fuentes de enriquecimiento a los corruptos, a través de algunas medidas que los van a dejar sin nada (la ubre cambiaria, la de la importación y distribución de los CLAP, el contrabando de gasolina y productos petroleros, los regalos a Cuba).

En segundo lugar, traer dinero fresco internacional, en el nuevo clima de confianza, y de respeto del Estado de Derecho, para terminar de cubrir la brecha fiscal.

En tercer lugar, y simultáneamente, dar un subsidio directo a todos los venezolanos para compensar la importante subida de algunos precios (gasolina, electricidad, agua, teléfono).

En cuarto lugar, teniendo esto como soporte, parar la maquinita de hacer dinero falso, y parar la hiperinflación en seco, ya que si no hay déficit fiscal, no hay necesidad de monetizarlo. Esta es la causa de la inflación, como se sabe hasta en Bolivia y Nicaragua. No lo de la falsa "guerra económica" : Es cierto que son los vendedores los que suben sus precios; pero eso lo hacen porque los precios de sus insumos suben; y siguiendo la cadena, porque el impuesto inflacionario, que se lleva el gobierno al emitir dinero falso, sube; además de las expectativas inflacionarias por desconfianza en un gobierno que no es solvente, como es natural. Ese impuesto lo pagan los pobres y la clase media, más que todo, solo para seguir con el régimen que alimenta a los insaciables corruptos del gobierno. Alimentar su drogadicción al poder económico y político mal habido (Llamemos a Maduro "Dooh Nibor", Robin Hood al revés, si te parece, también).

Como podrás apreciar, pues, el cartel de mafias que nos gobierna es el único que va a sufrir, con las medidas peligrosas que hay que tomar. Y el resto de los venezolanos nos vamos a beneficiar. En particular los pobres y la clase media. No solo los empresarios, que van a ver que sus amarras se van a soltar para empezar a producir, pues las oportunidades de inversión aquí son inmensas. Reactivación del empleo, de la inversión, de las oportunidades, del salario real. De la dignidad. Del respeto por la ley, por los demás. De la justicia, para todos. Persecución del robo, del delito, de la corrupción.

Es un ajuste de economía política. No un ajuste clásico, en fin. Mucho menos neoliberal, como dicen ustedes metiendo miedo, sin basamento alguno, para justificar sus negocios sucios ante algunos seguidores fundamentalistas, inducidos a eso por las farsas de los caza-renta, que tienen contratados mercenerios intelectuales, como apologetas de sus fechorías, para perpetuarse en el poder.

Y es bueno aclarar explícitamente que a los pobres que ustedes tienen capturados a punta de miedo, y de unas migajas de CLAP y promesas falsas, que caen de la mesa de los señores, no se van a perjudicar con estos cambios. Muy al contrario. Van a estar muchísimo mejor, pues en la transición van a recibir un subsidio directo, según un consenso generalizado entre todas las corrientes del pensamiento económico, y la gran mayoría de los economistas que han estudiado esto en el país (y no los chimbos que ustedes tienen como "economistas", que no son más que mercenarios tarifados de poca monta), en cantidad suficiente para compensar los incrementos de precios, como el de la gasolina, etc. No van a depender de los CLAP, que benefician más que todo, y de lejos, a los corruptos, que importan (cuando lo hacen!) y distribuyen eso, sino que van a poder comprar comida donde quieran.

No habrá inflación, y habrá trabajo. Y la mejora será para todos los pobres. Para toda la clase media. Para todos los empresarios trabajadores, repito. Así que el peligro es inmenso también en esto: la gente que ustedes tienen asustada, y amarrada, se va a dar cuenta en realidad, de quiénes son ustedes. Y de qué les conviene más en materia política, económica, y social.

Aquí no hay que amarrarse el cinturón, pues, como en Grecia. Es cuestión más bien de soltarse el cinturón: soltar las amarras del barco que está impedido de navegar. Y quitarle a los corruptos el poder y la fuente de robo a mano armada a que nos tienen sometidos a todos, cual secuestradores satánicos. Y darle el poder a quien lo merece: al pueblo venezolano, empezando desde abajo, desde el interés de los más necesitados, más allá de las falsas promesas, de los falsos discursos, del engaño del drogadicto aferrado al poder que es capaz de entregar a su propia familia, con tal de seguir con su vicio fatídico y mortal.

Esto es muy peligroso, claro. Para ustedes. Pero muy beneficioso para el país. Así que no importa, Diosdado. No te parece? Pues espero haberte convencido.

Por si fuera poco, los cleptócratas del gobierno no van a poder seguir usando el poder político para ocultar sus negocios relacionados, como el de la droga, el tráfico ilegal y depredador de la minería ecocida, el terrorismo, el tráfico de armas, el nepotismo, la entrega del territorio y la soberanía en todos los terrenos, y pare usted de contar.

Pero además, somos muy peligrosos no solo para este gobierno, que va a salir muy pronto, como corcho ‘e limonada. Somos también peligrosos para los caza-renta que quieren producir cambios gatopardianos y para seguir en el poder, cambiando de color rojo a color azul, como el camaleón.

En efecto. El soberano va a asegurarse, porque es una materia de consenso entre quienes conocen la materia, no solo de que los actuales zamuros dejen de robar la carne de los venezolanos. Sino que, por diseño, nos aseguraremos que los nuevos gobernantes no tengan acceso a esa carne, y los amarraremos al mástil, como hizo Ulises, para que, incluso si quieren caer en tentación del canto de las sirenas, no puedan lanzarse al mar, y el barco pueda así llegar a buen puerto.

¿Cómo lo lograremos? Aplicando lo que se sabe en materia de diseño de mecanismos. De diseño institucional: no es cuestión de quitar unos zamuros, y dejar la carne, pues vendrán otros, con otros colores. Es cuestión de impedir que haya zamuros, como se sabe muy bien con los remedios disponibles. Y eso incluye el impulso de los cambios institucionales necesarios que aseguren la descentralización, el federalismo, la independencia de poderes, el ejercicio real de la democracia a todos los niveles, incluyendo el comunitario.

Eso es lo que asegurará que la nueva República de Venezuela se lance hacia el desarrollo integral mencionado.

Pero no nos quedaremos ahí, Diosdado, y venezolanos todos. El peligro es igualmente fuerte en algo fundamental: de la partidocracia, que lleva a la cleptocracia, por el dominio que ejercen los caza-renta sobre los partidos, sea de los del gobierno, o los de la oposición, pasaremos a una verdadera democracia, con la refundación de una República, en que el soberano es el que manda, y los partidos le sirven, y no se sirven y abusan de él.

Para esto ya hemos iniciado, el 23 de Enero, fecha simbólica para la caída de la oscuridad dictatorial, mediante el Movimiento Libertadores (ML), la realización de la primera asamblea amplia y democrática en una comunidad de San Félix, la parroquia San Martín de Porres, tradicionalmente chavista. El objetivo es empoderar a todas las comunidades a partir de esta experiencia pionera. Lo mismo que en los sectores, como el de los trabajadores, empresarios, estudiantes, gremios, y otras organizaciones sociales. No solo para salir de este gobierno. Sino para que los futuros gobiernos obedezcan a la ciudadanía, y no se desvíen de su función.

Así que sí tienes toda la razón en esto. El peligro es inmenso. Tanto para ustedes, como para los partidos de oposición que son parte del estatus quo de la dominación de los caza-renta. Nacionales e internacionales. Creo que a estas alturas estamos de acuerdo.

Ahora bien. En la reunión que comentas, que tanto te preocupó, que se realizó en el Country Club de Valencia también hablamos del fortalecimiento definitivo del Movimiento Libertadores (la parte de la sociedad civil que impulsó y ayudó a organizar la Decisión del 16J), y el Pacto Republicano (PR), de asegurar el respeto a la Constitución y el retorno a la democracia.

Porque, por supuesto, no somos nosotros tres los que vamos a generar todo ese "peligro". Somos simplemente parte del gran equipo que está promoviendo el empoderamiento de la sociedad civil, el ML, y las otro cuatro patas del PR: los partidos y militantes político-partidistas del coraje, los militares institucionales (a través de sus organizaciones de militares retirados), el chavismo democrático, y la comunidad internacional.

Y ese PR es el nuevo liderazgo que va a sustituir a la MUD para impulsar un nuevo ciclo de desobediencia civil, o mejor, de obediencia constitucional, que, mediante la estrategia del coraje, con el empoderamiento de las fuerzas mencionadas, los va a echar pal carajo a ustedes, Diosdado. Y va a formar un nuevo gobierno a través de unas elecciones presidenciales tipo 16J, a través de una Consulta, como lo estipula el artículo 71 de la constitución, y como lo pidió la iglesia Católica en la valiente exhortación del pasado 12 de enero, por órgano de la CEV.

Pero que no se quedará en acto simbólico, como ocurrió con la Consulta del 16J. Sino que se transformará en un mandato cumplido, por la fuerza de los hechos, no solo de derecho. Con la medición de fuerzas fácticas en todos esos elementos que serán llamados a restituir la Constitución y el estado de derecho. No será simbólico, pues, sino combólico, como ves.

De este peligro no se va a librar este gobierno, Diosdado. Van pa’ fuera. Que se vaya preparando, que lo bueno ya llegó.

Ahora bien. Para seguir aclarando las cosas. Esto no tiene nada que ver con Ramos Allup. De hecho, Coronil Hartmann se alejó mucho (por ahora!) de AD por culpa de ese dirigente político, por tanto daño que ha hecho a su partido en materia de falta de democracia interna. Por otro lado, a él ustedes le montaron una olla, en lo que son expertos, el 2014, como nos la quieren armar ahora a nosotros. Y que quede claro, Diosdado: sí que llamamos a la fuerza armada a que obedezca el mandato del 16J, en su segunda pregunta. Y los artículos 350 y 333. Para que se termine este golpe de estado continuado de este gobierno, en el que participas. Y se restituya el hilo constitucional.

Son cosas que hemos dicho en público, amparados en la Constitución. Y dijimos también en privado en esa reunión. Cosas peligrosas, todas ellas, por supuesto. Peligrosísimas contra la oscuridad. Así que, si estás preocupado por el gobierno, pues tienes razón en estarlo. Pero si cambias, y asumes la realidad, estoy seguro de que también te vas a alegrar, como nosotros.

Por lo demás, para mí es un gran honor ser atacado por ti de manera tan pública y notoria. Quiere decir que estoy haciendo algo bueno, que voy avanzando, como decía en estos casos Don Quijote a Sancho Panza. Y que lo estoy haciendo de manera relevante. El ataque es especialmente bueno si me asocias con estos dos personajes venezolanos, Enrique Aristiguieta Gramko, y Alfredo Coronil Hartmann, insignes por su papel histórico en pro de la democracia, y por su estatura ética, moral, e intelectual, que han descollado, a través de muchos años ya, por encima de las diatribas del momento, dando claras señales de las tres virtudes cardinales que debería tener un político cabal, como ejemplo para nuestros tiempos: moral, luces, y amor; siendo la más importante la última, en la que han sobresalido de manera abrumadora, por su país, por los venezolanos.

Pero ¿en qué más te equivocas, Diosdado? En querer insinuar, de cara a tu público, que somos "peligrosos" en sentido negativo, en el que el gobierno lo es, al no tener escrúpulos, y estar por eso dispuestos a todo, incluso a asesinar, para preservar el poder ilegítimamente. Y por tanto, por ponernos como objetivo de persecución, mediática, y política, y hasta física, por tus seguidores. En suma, puede interpretarse lo que haces como una preparación del terreno para lincharnos políticamente y quizá físicamente.

Y te lo digo de una vez, Diosdado: tu proceder es inmoral. Este tipo de difamación, de persecución, lo haces a cada rato en tu programa televisivo. Y, más inmoral aún, usas recursos del Estado para hacerlo. Recursos públicos, de todos los venezolanos, para provecho político-partidista, grupal y personal. Eso te convierte en un corrupto, pues esto es peculado de uso. No crees que tal proceder es delictivo? Dilo tú mismo. Ten en cuenta para esto la difamación contínua que haces contra mucha gente; la incitación al odio, a la burla, a la persecución política. Hecho de manera reiterativa, pública, y notoria. Y al que se medio queja, lo acusas en tribunales, manipulando la cosa.

A ver si te atreves a acusarme a mí ahora. Y no reconoces la verdad. Una vez más. Y a ver qué dicen tus seguidores, sobre quién tiene la razón en esto. Es eso de valientes? O de abusadores?

De hecho, estás cometiendo grandes y reiterados abusos, Diosdado. Cuando trabajamos juntos en el gobierno, tenía una buena imagen de ti, de buen gerente, pues tu gestión en Conatel, que yo sepa, fue buena en ese entonces (2002). Pero lo que ha ocurrido luego te ha convertido en un indigno soldado de la patria de Simón Bolívar. Te rodeas en tu programa de una caterva de militares activos aduladores y arrastrados, para dar la impresión de que eres muy fuerte y tienes mucho apoyo. Como los típicos agavillados que nunca actúan solos, por sus propios medios. Sino que abusan de los demás por la vía de la fuerza física superior, usualmente mal habida e ilegal. Pero cuando se ven solos, actúan como lo que son: como cobardes.

No tienes moral, Diosdado, para actuar impunemente así, y es bueno que alguien te lo diga. Esto está reñido con lo que pedía Bolívar al decir que Moral y Luces son nuestras primeras necesidades.

Estas acciones de linchamiento político por medio de un programa corrupto y tóxico como el tuyo, lleno de aduladores (que también cometen peculado de uso), es un acto de una cobardía de mucho relieve, dignas de ser desenmascaradas, y confrontadas.

A muchos infundes miedo. Pero no a nosotros. Sabemos del pánico en que andas, por las contradicciones que tienes con Maduro, El Aissami. Sabemos del lío, que casi llegó a las manos, que te formó Amoroso en la Constituyente chimba por lo del Mariscal Óscar Pérez, a quien este gobierno asesinó vil y cobardemente, sin respetar el honor debido al caído, instituido por el Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, asesinado cobardemente también en su época. Asesinato que tiene en vilo al gobierno, por el deterioro adicional de la poca lealtad que les tienen las fuerzas del orden, que están sufriendo los rigores, como todos nosotros, de la hiperinflación, la escasez, la delincuencia, la enfermedad, la pérdida de la soberanía conseguida por nuestros próceres. Sabemos que esa unidad hacia afuera que están mostrando con estas propuestas de elecciones presidenciales es falsa, que esconde unas luchas a cuchillo por el poder, el poco que les queda en prospectiva.

Así que estás muy equivocado si crees que por esta amenaza vamos a parar nuestras actividades, no peligrosas realmente, como vemos, sino más bien iluminadoras y redentoras. Si quieres mandar tus hordas asesinas a hacernos algo, no hay problema. No nos defenderemos físicamente. Solo con nuestra moral, y nuestro espíritu. Si algo nos pasa, el pueblo, y sobre todo Dios, sabe a quién responsabilizar por esto. Pero nuestra eliminación física no te librará de lo que viene. Y eliminarnos políticamente no está dentro de tus capacidades.

La propuesta de muchos de nosotros es ofrecerte un salvoconducto, como a Maduro y al resto de la banda de los siete. Para que salgan vivos de aquí. Para que se vayan y nos dejen tranquilos. Pero si no se ponen las pilas, no vamos a poder evitar que les pueda pasar algo, como lo que experimentaron otros autócratas como Mussolini, Ceausescu, Gadafi, entre otros. Pues ustedes están generando demasiado odio entre mucha gente con estas cosas que están haciendo. No queremos eso, y haremos todo el esfuerzo que podamos para evitarlo, pues no es óptimo, para nada, como ustedes saben que nosotros sabemos. Por la evidencia histórica, y la teoría sólida que lo sustenta, pues una cacería de brujas, desatada de esa manera, no trae nada bueno en una transición exitosa, ni siquiera en sus inicios. Pero si no se apuran a irse, con un acuerdo negociado, pueden salir de una forma que tendríamos que lamentar.

Así que déjate de eso, chamo. Te llegó la hora. Vete en paz, sin más violencia, que no los beneficia ni a ustedes ya, y a nosotros menos. Retírate a una vida privada. Para que reflexiones sobre tus errores. Y pidas perdón al Comandante Supremo, que debe estar muy enojado con tantas cosas malas en las que andas metido. A ver si ves el peligro tú también, donde realmente está, y te iluminas con nosotros, y llegamos a un acuerdo. Una negociación, pero para la salida de la banda de los siete.

Pero es bueno que lo sepas, pues el tiempo se agotó, y esto es un mandato del Comandante Supremo, además del soberano, Diosdado: ya basta.

Cordialmente y pendientes, que lo bueno ya llegó,

Felipe Pérez Martí



Esta nota ha sido leída aproximadamente 22091 veces.



Felipe Pérez Martí


Visite el perfil de Felipe Pérez Martí para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Felipe Pérez Martí

Felipe Pérez Martí

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a258386.htmlCd0NV CAC = Y co = US