Portugal se comió el pernil de Venezuela

Creo absolutamente en la palabra del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro cuando afirma que el Gobierno de Portugal no cumplió su obligación de hacer entrega de toneladas de pernil a nuestro país de conformidad con acuerdo comercial debidamente establecido. Confío plenamente en el Primer Mandatario Nacional cuando señala que el Gobierno de ese país europeo fue manipulado por presiones de Estados Unidos para que el mencionado negocio finalmente no se concretara y los venezolanos resultaramos perjudicados.

Ciertamente, el embargo o bloqueo económico aplicado a nuestra patria tiene antecedentes en Cuba, Irán y otros países antiimperialistas. Ocurre que EEUU no solamente se abstiene de comerciar con el país bloqueado y le impide usar el dólar sino que también ejerce presión con terceros países para que no hagan negocios con ese Estado al que se pretende aislar.

Renuevo mi llamado a un respetuoso diálogo diplomático que permita mejorar las relaciones entre EEUU y Venezuela para que cese la agresión contra nuestro país. Ver video: Venezuelan lawyer Jesus Silva urges President Trump (subtitulado al español) https://youtu.be/bPVc3BjOYLo

Lamentablemente Portugal es un país pequeño que hoy se encuentra tutelado por la Unión Europea, y esta última organización es un brazo político y económico de EEUU en el viejo continente, dicho de otro modo obedece órdenes de Washington. En este contexto se explica que las sanciones dictadas por el Presidente estadounidense Donald Trump contra Venezuela sean copiadas y reproducidas mecanicamente también por la Unión Europea sin criterio propio.

En resumidas es el capitalismo internacional el que intenta arriconar a Venezuela y ello supone desarrollar acciones cautelosas para sobreponerse a este inmenso obstáculo que se ha configurado contra el proyecto de la Revolución Bolivariana. Urge ser muy selectivo al escoger los países con los que Venezuela tendrá comercio pues todo aquel que sea sumiso ante Washington es un potencial enemigo comercial para nuestro país y puede defraudarnos en cualquier transacción económica tal como ha sucedido con los perniles de diciembre de 2017.

Atendiendo al principio de reciprocidad que prevalece en las relaciones internacionales, el Gobierno Bolivariano debe reservarse las acciones que pueda impulsar hacia el Gobierno de Portugal luego de esta agresión. De nada vale que se diga que una empresa privada es la involucrada en este caso y el gobierno no tiene nada que ver pues cuando los gobiernos firman acuerdos con otros países, se hacen garantes del buen comportamiento y cumplimiento de los empresarios de su nacionalidad en el marco de convenios o tratados, en pocas palabras, no cabe lavarse las manos.

Venezuela ha sido generosa recibiendo a portugueses en su territorio y brindándoles oportunidades muy amplias, tengo confianza en que el magnánimo Presidente Maduro mantendrá esa misma polítca pero advierto que él tiene el derecho y la obligación de defender el interés nacional por lo cual es exigible una rectificación al Gobierno Portugués o de lo contrario las relaciones binacionales deberán ser revisadas. Ratifico mi más alta consideración al pueblo portugués, tanto los que viven en su territorio de origen como en el nuestro. Siempre digo, una cosa son los pueblos y otra muy distinta son los gobiernos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6106 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: