La batalla decisiva: cultura vs. contracultura (X)

"Nos mataron a los vivos: no permitamos que maten a los muertos" J. Ibáñez

23 proceso electorales durante 18 años de gobierno, con 21 éxitos y dos derrotas, es un record planetario, pero sus resultados no son cónsonos con las aspiraciones revolucionarias, ni con el colosal esfuerzo hecho por el pueblo. Sigue viva la certeza de Roque Dalton: la imposibilidad de llegar al socialismo por la vía pacífica. Pueblos y personas que lo han intentado, han pagado caro su osadía. Fariseos y enemigos vociferan, que el socialismo es un mito, una utopía de unos románticos pensadores, otros desde una falaz postura revolucionaria, defienden en la práctica al capitalismo como una continuidad histórica, por lo tanto, estaríamos condenados a su tránsito. Hay quienes enmohecen al marxismo, y algunos a sus creyentes, lo cierto es que el marxismo está tan vivo como siempre lo ha estado, pero sobran los farsantes que hablen en su nombre y operen en su contra. "Un día, cuando el hombre sea libre, la política será una canción" León Felipe.

No se pueden ocultar los logros de "la deuda social" realizados en estos 18 años de gobierno, lamentablemente el populismo, el asistencialismo, el desarrollismo y el keynesianismo están hoy más vivos que nunca. Son modalidades capitalistas, que buscan atenuar la crisis del capital. Los reformistas no luchan contra el Estado burgués, lo fortalecen. ¿Por qué alarmarnos del aumento de la corrupción, si el capital la estimula? Más dinero, más burocracia, más corrupción. El capitalismo vive mundialmente su mayor crisis estructural y profunda. Venezuela forma parte de la globalización del capital, y claro que nos afecta esta crisis, pero las crisis suelen inducir a definiciones, esto esperamos. Esta crisis se corresponde con la mismísima dialéctica del modelo, instaurado sobre contradicciones insolubles; ¿por qué no profundizar y radicalizar sus contradicciones? Sus contradicciones son su vida y su muerte.

EL SOCIALISMO ES LA ÚNICA ALTERNATIVA CERTERA CONTRA EL CAPITALISMO. SÓLO EL SOCIALISMO PUEDE Y DEBE DERROTARLO. Chávez intentó una revolución pacífica, que se la llevó a la tumba. Maduro anhela lo pacífico (que le dejen gobernar). El socialismo por ser creación social, no puede ser furtivo. "Algo huele mal en Dinamarca". El capitalismo ya apesta, sus contradicciones insolubles lo fagocitan. Aliarse con el capital, es un terrible error que se pagará caro. El capital ni es humano ni es humanizable: explota, destruye, concentra y anarquiza. "El capital pacta para mantenerse, NUNCA PARA RENDIRSE". Andrés Sorel. "Más perdido que Adán en el día de las madres", el gobierno asume que la burguesía desarrollará las fuerzas productivas y el socialismo llegará por la muerte del capitalismo (no sabemos en qué siglo). Según esta afrenta más que tesis, no se requiere cambios radicales en la sociedad; el capitalismo morirá de vejez, y nos conducirá al socialismo. Para que entonces los partidos revolucionarios y las luchas políticas. Mecánicamente y por un determinismo, al expirar voluntariamente el capitalismo, sobrevendrá un "socialismo" permitido y consensuado con el poder económico. "Lo terrible no es la caída, lo terrible es la pendiente" F. Nietzsche.

¿Por dónde anda la cultura de la resistencia? ¿Será que no existe? "Ahora preciso es alumbrar una cultura revolucionaria. Soñar una humanidad, un hombre nuevo, presupone comenzar a prepararlo". A Sorel. En diferentes artículos de mi autoría, he insistido en la imperiosa necesidad de ventilar la álgida cuestión de la cultura, como factor clave para el tránsito hacia el socialismo. Me refiero a la conducta humana en todos los aspectos de su cotidianidad. El hombre no es solo estómago, necesita de profundas fuerzas espirituales, para conocer y reconocer la grandeza de la libertad. Es el despeje de "la incógnita del hombre en libertad". Hay que volver a la naturaleza (Sumak Kawsay o Buen Vivir), no podemos vivir sin ella. Democraticémoslo todo, politizándolo todo (participación colectiva).

Desde el vientre de nuestra madre, el capitalismo ya interfiere nuestra vida. Los monopolios mediáticos del capital se concentran para controlarnos; Wald Disney y Warner Bros, nos ofertan un primer mundo atractivo y un tercer mundo deprimente, para alejarnos de la valoración de lo nuestro. Las cableras son vehículos para la domesticación. Reaccionemos decididamente, desplacemos al capital para ocupar su lugar. La contra cultura o cultura revolucionaria, debe nacer allí, en el vientre materno, en su Topofilia. Subvertirlo todo para cambiarlo todo. "Nuevos hombres, nuevas ideas, nuevas procedimientos". Denunciemos al progresismo conservador y tramposo. Alertemos contra las infamias socialdemócratas. Los "líderes" carismáticos, deben ser sustituidos por colectivos concientizados. Hasta cuando el lenguaje socialista con prácticas capitalistas.

Como sistema, el capital se reproduce en todas sus instancias, nuestros actos están interferidos por los intereses del capital. Nos comportamos como al modelo capitalista le conviene. De no controlar a los pueblos, el capitalismo se desplomaría. El capitalismo tiene y fomenta sin descanso, un perfil en el sujeto social: individualista, pragmático, utilitario, despolitizado, consumista compulsivo, fragmentado, desconocedor de su espiritualidad, antisocial, apátrida, enemigo de la naturaleza y otras especies vivas. Es un modo de vida donde la miseria impera. El capitalismo no puede ser humano ni es humanizable; se reproduce para aumentar su acumulación, a costa de la fuerza de trabajo empleada y del consumo mayormente letal estimulado. El capitalismo nos ideologiza la vida, para alienarnos y enajenarnos. Carente de ética, nos enseña una visión parcelada y fragmentada de la realidad (cogito cartesiano). El capitalismo, es un modelo creado por el hombre y por lo tanto finito y limitado. Sobre el socialismo, dejemos que sea un Poeta tan inmenso como su inmortalidad, quien nos pincele este horizonte "Cuando yo muera/ de vida y no de tiempo". César Vallejo.

La lucha contra la cultura colonizante, es una tarea política y clasista. Por la fuerza nos impusieron la cultura occidental. Liquidaron nuestra cultura colectiva ancestral, para reducirnos a una cultura cónsona con la propiedad privada, con todo lo que esto implica. La tarea liberadora de Guaicaipuro, Bolívar u Chávez, continúa. Desde la clase media hasta el lumpen, estamos llamados a ésta difícil y titánica labor revolucionaria de descolonizarnos. "Tomar el cielo por asalto", revolucionarlo todo, ser artífices de la irreverencia, asirnos de la teoría-práctica, en términos de Baudelaire: "aprender a desprender lo ya aprendido, para aprender a aprender lo no aprendido".

La descolonización es tarea pluricultural; lo ancestral nos mostrará la articulación de lo humano con la naturaleza. Su mundo lúdico, y prácticas sociales, nos ayudaran a reconquistar todo lo bueno que se nos ha hurtado. Que lo negro, lo blanco y lo indio se acrisolen. Valemos en tanto nos reconozcamos en los otros. La tierra nos oferta variedades vivificantes; ella y nosotros estamos en el mismo espacio. Retomar lo nuestro nos fraternaliza. Diez mil años de historia prehispánica nos esperan. De lo universal, tomaremos lo mejor. Ahora, el centro no es el hombre, es el colectivo. Construiremos una escuela que sustancialmente enseñe a pensar, escribir y amar. Un bachillerato que retome "los poderes creadores del pueblo". Una Universidad que humanice las ciencias. Una comunidad que nos articule. Una gastronomía que nos enseñe a comer. Un turismo que nos enseñe lo maravilloso que tenemos. Como nos enseñara Witman, a los vecinos le daremos nuestros panes y nuestros vinos, para enseñarlos a reciprocar, para hermanarnos por siempre hasta hacer inútiles las fronteras. Una nueva forma de vivir es posible, la paz tendrá que ser hija de la guerra.

Este es el último artículo de esta serie de diez, relacionado con la cultura (Contra cultura revolucionaria Vs Cultura colonizante). También es el último artículo por este año. Nos veremos en Enero próximo. El 2018, será más difícil que éste. Un año electoral presidencial (M Vs M), y el estallido de un dólar que se va sin frenos, por un tobogán de 180 grados; el mundo entero será conmocionado. El sistema capitalista ya no da para más. Le vienen años de profundas perturbaciones, propios para DEFINICIONES: LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA O EL FASCISMO. Salud y coraje revolucionario. Abrazos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 961 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: