Frente único nacional venezolano bolivariano y chavista

El triunfo del chavismo en las próximas pasadas elecciones de gobernadores en Venezuela, celebradas en el pasado domingo 15 de octubre (2017), significan que la Revolución Bolivariana y Chavista bajo las responsabilidades de Nicolás Maduro Moros, ha entrado, triunfal, en la nueva etapa revolucionaria de la Presidencia de Maduro Moros, bajo su liderazgo, que obliga, en base al proceso dialéctico y perfectible, a proponer elevar al propio proceso de "cambios muy profundos" a nuevos niveles teórico-prácticos sustentados sobre realidades nacionales y las lógicas presiones imperiales y proto-imperiales adscritas al sistema capitalista viendo que esas contradicciones, por demás lógicas, en ese proceso de confrontación dialéctica, obligan a la definitiva definición confrontacional entre no solo economías que se confrontan y contradicen sino en los procesos evolutivos en lo ideológico sobre lo social tanto nacional como internacional.

Tenemos a mano un ejemplo en pleno desarrollo como son los escenarios que se están exponiendo en Cataluña. Sí nos adentramos a, rigurosamente, analizar esos escenarios y sus desarrollos desde la justificación jurídico-legal borbónico-hispana cuando no se adscriben, esas decisiones tribunalicias, sobre el estricto concepto de Democracia, cuando analizamos las opiniones emitidas desde el poder borbónico-Moncloa, cuando se expresa con violencia la represión de los cuerpos de seguridad del Estado español sobre la ciudadanía catalana, cuando la juridicidad borbónico-española comete la torpeza de encarcelar líderes políticos convirtiéndoles en "presos políticos", cuando se exponen, entre las líneas del poder ejecutivo, en el denominado Palacio de la Moncloa en lo que representa, a lo interno del poder real de Mariano Rajoy, una clara y evidente contradicción entre la clara y demostrable "paciencia" del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, frente a la expresión en radicalidad de su señora Vice-Presidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, cada uno de ellos con sus correspondientes huestes en tropas partidistas y televisivas, cuando ambos ejércitos, en declaraciones oficiales borbónicas, se expresan, en clara opinión, en manera negativa y de intervención interna, con declaraciones injerencistas sobre las elecciones a gobernadores venezolanos y otras especies arriba en referencia, cuales, cuasi de inmediato, nos permiten y nos ayudan a analizar los contenidos de las políticas oficiales expuestas por los hispanos, nos ayudan a analizar esos contenidos oficiales y oficiosos borbónicos, conservadores y reformistas, vehementes opiniones gubernamentales como esas expresadas por personeros partidistas de ambas y reales bases del status quo capitalista, desde las aceras de ese conservadorismo-franquista y del reformismo-social-demócrata de imperio madrileño-borbónico-español, sobre los escenarios en avatares catalanes, inmediatamente, curiosamente, nos percibimos unas muy similares frases de corte político-ideológico por no expresar que son, evidente, frases muy iguales a los contenidos de las frases expuestas desde la revolución criolla durante aquellos "Cuatro meses de violencia" que desarrollaron, curiosamente, los terroristas que eran y son apoyados, política e ideológicamente, por ese status quo conservador y reformista borbónico-español. Es decir, en última instancia, la estructura ideológica revolucionaria está siendo utilizada por el Gobierno borbónico-hispano y por los partidos del reformismo españoles con la finalidad de justificar sus decisiones legales, políticas, ideológicas y sociales para así poder justificar, también, los contenidos de "su democracia franquista". Es decir, quienes en algo conocemos los avatares de la política española, conocemos que el reformista partido social-demócrata español, PSOE, es un "hijo legítimo" de don Rómulo Betancourt gracias a las relaciones de Felipe González con el denominado como el "Padre de la Democracia Representativa" venezolana.

Es evidente que la Política global como la Política en los estado-nación en los actuales desarrollos de las realidades nacionales y las inevitables presiones internacionales sobre las realidades internas de las naciones no-imperiales y dependientes de las realidades globales de la actual reingeniería del sistema capitalista, se viene evidenciando que la Política como concepto estaría sufriendo los avatares de las nuevas realidades consecuencia de los hechos históricos que se viene expresando a partir de la entrada mundial en el siglo XXI. Bien lo expresaba Chávez Frías cuando mencionaba el resurgir, de nuevo, del socialismo como contra-realidad a las expresiones represivo-liberales del sistema capitalista. Esta nueva realidad política nacional, continental y allende fronteras, está afectando positiva y negativamente a las sociedades según en cuál lado del espectro ideológico se encuentren esas sociedades y sus gobiernos causando, por evidente lógica dialéctica, divisiones sociológicas a lo interno de esas sociedades nacionales, continentales y comunitarias en formas inevitables con la aparición lógica-capitalista de movimientos fascistas y anarquistas.

Ello significa que las sociedades y gobiernos en tanto y cuanto se expresen en democracia representativa y/o en democracia participativa deben buscar nuevas y/o tradicionales maneras de organización socio-política según, evidente, a cuál concepto filosófico se adscriban como sociedades pensantes. Por ejemplo, el caso Donald Trump, el ecléctico movimiento por incompresible de las sociedades y gobiernos europeos que en ocasiones se contradice con Washington y en otras, simplemente, realizan el "kow-tow" al imperialismo defensivo yanqui. En ese marco actual por global referente nos tropezamos con significativas realidades políticas en Asia y la América al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida con escenarios imprevisibles en todo el continente de África.

Es, en ese orden de ideas, cuando a la Historia la llamamos y ella nos llama para, inmediatamente, alcanzar a conocer "hechos históricos" cuales sin tratar de suscribir aquello de que "…la Historia se repite…" si nos sirven de referencia en esa dialéctica entre el "hecho histórico" y el proceso social en curso presente. Es, en ese contexto referencial, bajo la premisa del "conocimiento histórico", que la Historia de las Revoluciones nos obliga a transitar por modelos y sus praxis en contextos específicos nacionales cuales al abstraer esas enseñanzas, ellos, nos permiten obtener paradigmas cuales, en esos escenarios nacionales, proponen una nueva teoría política sustentada en un marco filosófico específico para su praxis y sus lógicas consecuencias en errores y correcciones en permanente perfectibilidad continua nunca lineal sino dialéctica. Por tanto, nuestra propuesta en título se corresponde con un estadio superior global a la propuesta del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías referido al "Gran Polo Patriótico" en el marco actual etápico del "salto adelante" de la gobernanza de Nicolás Maduro Moros.

Es de conocimiento histórico como la Tercera Internacional propuso la conformación de un frente nacional pero unido en clases sociales nacionalistas a conformarse en China con la unión del partido Guomindang y el Partido Comunista Chino no solo a nivel de partidos como en la gobernanza dirigida por el Presidente nacionalista Sun Yatsen. Aunque los escenarios nacionales son asimétricos con respecto a la presente realidad venezolana, el concepto, como tal, asimilado por Chávez Frías en el denominado "Gran Polo Patriótico", ha cumplido con los procesos revolucionarios por criollos hasta el reciente triunfo de la Revolución Bolivariana y Chavista en las elecciones a gobernadores y reconociendo el importante triunfo de la social-democracia venezolana en provincias de fundamental importancia geopolítica como geo-estratégica vista las realidades objetivas allende nuestras históricas fronteras.

En ese orden, la "unión cívico-militar" ha venido cumpliendo con importantes responsabilidades tanto geopolíticas como en la seguridad nacional con las lógicas diferencias que se presentan en los diferentes grupos humanos. Es decir, nos consideramos que son tiempos para la conformación del Frente Unido Nacional Bolivariano y Chavista que permita "equilibrios obligantes" sobre objetivos globales de unidad, estructuras sólidas y bien conformadas, profundización de la conciencia nacional e histórica, un conocimiento serio de las realidades nacionales antropológicas y una organización en profundidad con un liderazgo colegiado bajo la dirección revolucionaria de Nicolás Maduro Moros.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 333 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a254174.htmlCd0NV CAC = Y co = US