La Renuencia

La testaruda y sorpresiva renuencia de los candidatos de la oposición a juramentarse como gobernadores electos en la Asamblea Nacional Constituyente, hace sospechar movimientos poco alentadores para el país.

Sobre todo cuando hemos visto que el peonaje, desde sus respectivas cancillerías, y después que mister Trump les dijera "EE.UU. sufre por la opresión del socialismo de Maduro", ha venido arreciando en sus amenazantes posturas de desconocer los recientes comicios electorales del 15-Oct. en Venezuela.

Para no menos que justificar y aplicar ("¡AHORA SÍ!") la muy histérica, empolvada y siempre encasquillada Carta Interamericana al presidente Maduro y su gobierno. Ahora bajo las blasfemas y pecaminosas acusaciones del: "¡¡¡FRAUDEEE...!!!".

No cabe duda que la demostración brindada por el pueblo en estos pasados comicios resulta tan contundente como explícita. Venezuela como en anteriores ocasiones ha tirado al traste el andamiaje discursivo de que en el país no hay democracia.

La movilización cívicamente pacífica de más de 11 millones de ciudadanos en una elección de segundo orden de importancia en el país, considerando su población, es una hazaña que pocas naciones en el mundo se pueden dar el lujo de emular. Y mucho menos para los que han formado tan absurda e hipócrita alharaca.

Incuestionable proceso que se realizó con cientos de Observadores Internacionales y un grueso número de periodistas, algunos instruidos a no "perdonar" ni el más mínimo detalle para cantar "¡¡¡FRAUDEEEE...!!!" y regarlo de inmediato "urbi et orbe".

Éstos seguramente aún pertrechados con los chalecos Anti-Bala, las máscaras Anti-Gas y por supuesto con una postura "profesionalmente" Anti-Chavista, de cuando cubrían las Guarimbas, no le quedó más remedio que hacer mutis para no informar el desarrollo ejemplarmente cívico y alegre de todo un país (donde opositores y chavistas) volcados en una verdadera fiesta electoral buscaban entusiasmados ganar en buena lid el juego democrático.

"Increíble" espectáculo que en nada correspondía a lo que ocurría en el país hacía escasos tres meses atrás (antes de la Constituyente) cuando un sector político de la población por cosas del color de la piel o la tendencia política de las personas se le intentaba quemar viva. Una iracunda manera de protestar contra Maduro que no salía de Miraflores y no les permitía expresar libremente su rabia "democrática" contra el gobierno.

Una elección, la de este Domingo, totalmente automatizada, donde el 54% de las Mesas Electorales del país fue sujeto a la Verificación Ciudadana, es decir que miembros aleatoriamente escogidos de la misma comunidad resultaron Testigos de Excepción, para presenciar, corroborar el conteo de Votos y el fiel llenado, y firmar, cada Acta Comicial de los Resultados del Evento recién acabado de concluir.

Se contaban (y registraban en cada Acta) uno a uno todos los Comprobantes de Votación depositados en la Urna (o Caja) de Resguardo, según su preferencia política. Bajo la mirada atenta y desconfiada de los Testigos Políticos (tanto de la oposición como del chavismo), los que como verdaderos Cancerberos y con "cara de pocos amigos" estuvieron celosamente vigilando toda la Elección.

También presentes en la Constitución de las Mesas del día Viernes, donde se procedía a verificar el completo y normal estado y disposición del Material Electoral, además de cada unas de las credenciales expedidas por el CNE (con mecanismo de seguridad para evitar su falsificación) de los participarían en el evento del día Domingo.

El día de la Elección (Domingo) el personal dispuesto y adiestrado previa y responsablemente por el CNE armó la "herradura electoral" donde el Presidente, Secretario, Miembro A y el Operador de Sistema de Identificación (OSI) de cada Mesa Electoral procedían, junto a los Testigos Políticos, a verificar que la Máquina de Votación se hallaba en Cero Voto, imprimiendo lo que se conoce como Reporte 0.

La Máquina de Votación solo se podía Activar una vez que el Operador (OSI) introducía el número de la Cédula de Identidad del Elector (único documento válido) al Sistema Capta Huella, solo una vez que comprobaba que la Huella correspondía al Elector la Máquina de Votación se Activaba automáticamente (de lo contrario No), y el Elector en un lugar resguardado de las miradas, procedía (de manera directa, universal y secreta) expresar libremente su Voluntad de Elección.

Luego de Verificar que el Comprobante de Votación emitido por la Máquina expresara su Voluntad de Elección, lo doblaba y lo introducía en la Urna Electoral o Caja de Resguardo. Si resultaba que el Comprobante no correspondía con su Voluntad de Elección se lo comunicaba al Presidente de la Mesa Electoral, el cual anotaba en la Libreta de Incidencias la anomalía, con todos sus datos y a la hora de manifestarse dicha irregularidad.

Finalmente el Coordinador del Centro de Votación cumplido el lapso previsto para la culminación del Evento, y solo luego de verificar no haber Electores en cola, procedía a Viva Voz declarar la culminación del Sufragio, se hacia el sorteo de la Verificación Ciudadana, se reportaba los Resultados de cada una de las Máquinas vía electrónica, se llenaban las Actas y se procedía ha guardar y resguardar todo el Material Electoral, entregándolo a los Efectivos Militares del Plan República que lo custodiarían intacto, con precintos de seguridad, para evitar su "contaminación", por si se requiriera una nueva Auditoría.

Cabe señalar que el presidente Maduro para evitar suspicacias y ante la campaña internacional que comenzó el día Jueves antes de la Elección (de ante mano hablando de Reconteo de Votos y cantando "¡¡¡FRAUDEEE!!!") ordenó Auditar el 100% de las máquinas de votación con Observadores Nacionales y Extranjeros. Publicándose los resultados, y poniéndolos a disposición de todos, en la página web del CNE en tiempo casi inmediato que se dieron las cifras irreversibles.

A grandes rasgos estos fueron los pasos cumplidos para que este Proceso se realizara de manera impecable, sencilla, transparente, y fácilmente verificable hasta para el más escéptico y malintencionado auditor.

Lo que desenmascara y deja malparado la absurda temeridad del presidente Temer quien, con menos moral que ninguno, asume así una fanfarronería característica de todo quien pretende y se prepara para embaucar al pueblo brasileño en las próximas elecciones presidenciales de esa nación, como ya es de su traicionero estilo.

La juramentación de estos gobernadores en la ANC acarrearía la definitiva aceptación por parte de la oposición, y la comunidad internacional, sobre la incuestionable legitimidad democrática del estado venezolano. Teniendo que darle "bomba" al inodoro y despedirse de esa maloliente excusa con la que se ha pretendido justificar la injerencia y el asedio a la que ha venido siendo sometida la patria de Bolívar.

De esta manera, y sin lugar a dudas, queda ampliamente corroborado que la única oposición que tiene y enfrenta el gobierno revolucionario de Venezuela se halla en el norte y la dirige mister Trump.

La obligada renuencia a juramentarse es la más cobarde actitud que han tenido que asumir los quienes, por separado, y en espacios televisivos, abiertamente han asumido la derrota por parte del Chavismo (inclusive el propio Ramos Allup, Henry Falcón, entre otros).

A todas luces se pretende orquestar desde el extranjero el respectivo concierto para presionar la salida del presidente Maduro del gobierno. ¿Estaremos en presencia de la encrucijada final del No-Retorno?. Hace mucho tiempo que llegamos a ella. Pero Venezuela y su gobierno hoy más que nunca no se encuentra sola ni mucho menos desprotegida en el ajedrez político-militar internacional.

Del mismo modo como la canalla, desde la solitaria comodidad de sus (algunos ilegítimos) gobiernos, pretende marginar al pueblo venezolano de su derecho a la libertad y a la autodeterminación, buena parte de los pueblos del planeta, en idéntica postura y esperanza, estarían deseosos y dispuestos ha desconocer a estos apátridas gobiernos que le venden su hidalguía a los grandes impostores de la Historia.

Lamentablemente para nada descabellado sería esperar que en sus planes inmediatos el resto del "peonaje" se pronuncie de manera acalorada y bulliciosa, buscando conmocionar y convalidar, dentro de las nuevas posibles sanciones, la opción militar, el chantaje de la fuerza, como única mediación posible para el caso venezolano.

Por instrucciones claras del extranjero, y bajo la encolerizada batuta de mister Trump, la oposición parece estar resignada a tirarse al vacío nuevamente como cuando en el 2005 decidió no asistir a las elecciones de la Asamblea Nacional. Si se atrevieran desvergonzadamente estarían defraudando nuevamente a buena parte de sus electores, que ni siquiera están de acuerdo ni apoyan salidas violentas al problema político venezolano.

Por lo visto, no nos quedan dudas, que con esta medida de no juramentarse y asumir sus gobernaciones, se pretende consentir y apoyar al psicótico reducto de facinerosos de La Resistencia. Otorgándole "cuerda" y un protagonismo que los llevaría, a todas luces, dentro de unos pocos días a buscar incendiar nuevamente al país.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 615 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor