Tránsfuga derrotado se pone en venta

MI VICTORIA

Me puse al lado de los indios y me derrotaron.

Me puse al lado de los negros y me derrotaron.

Me puse al lado de los campesinos y me derrotaron.

Me puse al lado de los obreros y me derrotaron.

Pero nunca me puse al lado de los que me vencieron.

Esa es mi victoria!

(Darcy Ribeiro, intelectual brasileño)

Segmento de uno de los discursos de nuestro Comandante Infinito, Hugo Chávez Frías, que ha dejado profunda huellas en nuestro pueblo: "… Quiero decirles, yo creo que uno de los que más se queja aquí de este gobierno soy yo mismo, de las fallas, los descuidos, la falta de atención esmerada, con amor y dedicación plena, a las necesidades, carajo!!! del pueblo!!!. Los gobernadores!, los alcaldes!, las alcaldesas!, los ministros!, las ministras!, el presidente!, tenemos que ponerle mucho más corazón!, alma!, atender las necesidades del pueblo!, lo que quiero decirles camaradas ustedes lo saben, uno revolucionario pudiera estar inconforme, descontento o descontenta por esto por aquello, o porque todavía no me han dado mi casa, porque la Misión Vivienda no ha llegado todavía a mi pueblo, está bien, uno puede estar descontento con razones, y uno tiene que criticar con razones, carajo!!!, pero eso no significa que van apoyar a la burguesía!!! Porque eso es traición a la revolución!!, uno puede criticar a la revolución pero este es el camino de la salvación de la patria!!! Somos libres!!, somos libres!!, somos independientes, y aquí no manda ningún imperio, ni el fondo monetario internacional, ni el banco mundial, ni la OEA, ni la OTAN, aquí mandamos los venezolanos y venezolanas!!!, SOMOS LIBRES!!"

La Revolución Bolivariana ha parido cosas buenísimas en beneficio del pueblo venezolano, pero también de su seno han surgido los peores sentimientos que puede un ser humano destilar en contra de ella. El primer traidor, surgido de las filas de la Revolución, el primer pecador o Judas como solía llamarlo nuestro Comandante Chávez, sería, sin duda, Luis Miquilena. "Padre político" solía llamarlo nuestro Comandante Infinito, como expresión del invalorable aprecio que le tenía Chávez. No obstante lo cual, en un momento dramático para la historia de nuestra Revolución como lo fueron aquellos días de abril de 2002, el otrora "padre político" de nuestro Comandante fue entre los primeros que le acuchilló y se colocó del lado de los facinerosos fascistas que pujaban por derrocar al Gobierno Revolucionario presidido por nuestro Comandante Chávez, hecho que concretaron por pocas horas, 48 para ser más exactos.

No fue el único Miquilena. Con la muerte de nuestro Comandante, pareciera que muchos esperaban tal oportunidad para manifestar sus sentimientos y ambiciones de poder ocultas. En apenas cuatro añitos, la lista de traidores rebasa la extensión de líneas que pretendemos darle al presente escrito. Giordani, Navarro, Orijuela, Ramírez, Ortega Díaz, García Plaza, Evans, Rodríguez Torres, Carvajal, Baduel, Valderrama-Aponte, más recientemente, la negra Antonia Muñoz. Muchos de los cuales, tendieron tienda aparte creando sus propias organizaciones políticas. Otros, se fueron fugados a EEUU o están en tránsito en búsqueda de una visa que les garantice no solo el ingreso, sino el abrigo del gobierno imperialista ante las causas abiertas en Fiscalía por hechos de corrupción, que cometieron contra la patria de Bolívar y Chávez. Quienes se quedaron en Venezuela, allí están expresando sus amarguras contra el Gobierno Revolucionario, acusándolo de cualquier cosa. Curiosamente, siempre critican al Gobierno del camarada Maduro, poca o ninguna crítica saldrá de sus escritos o palabras, contra el liderazgo de los agentes del imperialismo de EEUU, la MUD, en nuestro territorio. Sus críticas, por lo general, muy poco tienen de principistas y mucho de rabieta y frustración con el camarada Maduro, por no haberles permitido proseguir en funciones de gobierno, a la muerte de nuestro Comandante Chávez o no haberles llamado a funciones en el nuevo Gobierno. Eso, los ha llevado a coincidir plenamente en sus críticas con el enemigo histórico del pueblo venezolano: el imperialismo del EEUU. Y lo hacen, en el nombre de Hugo Chávez Frías. ¡Mayor blasfemia!

"Siempre ha sucedido –escribía Lenin en 1916- que después de la muerte de los dirigentes revolucionarios, populares entre las clases oprimidas, sus enemigos traten de asumir sus nombres para engañarlas". La reciente historia de nuestra Revolución lo ha venido confirmando. Los epígonos de Chávez, del chavismo, después de tanto criticar a la Revolución Bolivariana, terminan abrasándose y coincidiendo –políticamente- con Julio Borges, Freddy Guevara y hasta J.J. Rendón suplica desde el exterior, para que se cree una organización de oposición más amplia, que integre e incorpore a la acción contrarrevolucionaria a quienes utilizan el nombre de Chávez para atacar precisamente a quienes defienden la obra de Chávez desde posiciones de gobierno. No les ha resultado fácil a los epígonos, que se les acepte en filas de la contrarrevolución burguesa. Pero, no pueden negar que lo han intentado todo para caer bien en filas de la contrarrevolución burguesa. A propósito de ello, interesante tomar como muestra un reciente artículo de N. Evans, recientemente publicado por Aporrea, el pasado lunes 16, titulado: "El verdadero mega fraude". Inicia su escrito Evans, al estilo Cantinflas, negando que hubiera habido fraude en el proceso como tal, pero sí lo hubo en todo el proceso que condujo al 15 de Octubre y las elecciones de gobernadores. Prosigue en su amargura Evans, cuestionando la elección de la Asamblea Nacional Constituyente y conduce su teclado a la crítica abierta contra la dirección política de la MUD, recalcándoles que "Es falso que un solo sector pueda hoy condensar toda la indignación junto, la MUD se ha vuelto a equivocar en su soberbia y opciones alternativas cometieron el mismo error". Sigue vivo en Evans, el espíritu de JJ Rendón en su llamado a crear una nueva alternativa "más allá de la MUD". Culmina, concretando su llamado unitario a la derecha fascista pro imperialista: "…los que creemos en la construcción de un referente político distinto y alterno también debemos comprender que el país está demandando una dinámica incluyente que le genere confianza en los planteamientos y las acciones, realista y viable, sin "pajaritos peñaos", y hasta que no logremos eso, nos seguirán aplastando con el 15% de piso de la maquinaria que en elecciones polarizadas logra expandirse al 30%, mientras que la oposición que es el 70% restante, ante la fuerza de los otros se contrae, fragmenta, diluye y se achicopala colocándose al mismo nivel de los otros".

Se asume Evans, en su escrito ("nos seguirán aplastando"), como parte del colectivo MUD. No obstante, se le desprecia. En internet, leímos esta historia y la compartimos para concluir nuestro escrito: "Un chico que estaba enamorado de la hija de un hombre rico le propuso a ésta matrimonio. Sin embargo ella lo rechazó y le dijo: "lo que ganas al mes es lo que yo gasto en un día. ¿Cómo esperas que me case con alguien como tú? Olvídate de mí y encuentra a alguien de tu misma clase".(…) "No obstante, y pesar de ser rechazado de esa forma, el chico, por alguna razón, no podía olvidarla. Luego de 10 años, se encontraron por casualidad en un centro comercial". (…) "Ella inmediatamente lo reconoció, se sorprendió de verlo y le dijo: "Me casé con un hombre muy inteligente, su salario es de 1,5 millones de bolívares al mes. ¿Podrías haber vencido eso?". El ahora hombre- oyó la despectiva pregunta de aquella mujer, y guardó silencio".(…) "No pasó mucho cuando el esposo de la mujer se acercó a donde estaban ellos, y antes de que ella lo presentara o pudiera decir una palabra, su marido reconoció inmediatamente al hombre que estaba con su esposa y le dijo: "¿Señor? ¡Buenas tardes! Veo que ya conoció a mi esposa".(…) "El hombre le contestó: "Buenas tardes, ¿señor..?". "Soy López, señor". El marido miró a su esposa y le dijo: "Querida, quiero presentarte a mi jefe. A él le pertenece el proyecto de los 100 millones de bolívares en el que he estado trabajando". La mujer se quedó sorprendida y en shock por el giro que tomaron estos acontecimientos, y no pudo articular una sola frase. El hombre sonrió y dijo: "Me tengo que ir, tengo cosas importantes que atender. Fue espléndido verlo hoy. Que tenga un excelente día". Se despidieron y cada uno tomó su camino. (…) "Después de salir de su shock inicial, la mujer le preguntó a su esposo, un tanto incredulidad: "¿Ése era tu jefe?". "Sí, cariño. Es un hombre muy triste. Dicen que una vez amó a una mujer y le pidió matrimonio, pero que ella lo rechazó porque en ese entonces él era pobre. Debido a eso, él trabajó muy duro, así que se volvió muy exitoso. A pesar de que ahora es multimillonario y gana millones de bolívares al mes, muchos en el trabajo dicen que no ha podido superar el rechazo de aquella mujer. Por eso sigue soltero. ¿Te imaginas lo que pensaría aquella chica si lo viera ahora? ¡Qué suerte habría tenido! La mujer se quedó en shock y no pudo articular una sola palabra…" La mujer se llamaba MUD.

La historia pudiera ser novelesca, de hecho lo es, pero Evans tan solo podrá entrar al reino de la burguesía, su organización política, siendo como uno de ellos, echando a un lado sus principios y renegándose a sí mismo. De hecho, así lo ha venido haciendo, pero todavía la burguesía lo ve con desconfianza y no se atreve a incorporarlo a su causa. Un tránsfuga está en venta…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1512 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a254025.htmlCd0NV CAC = Y co = US