Rencilloso chambón Corín anda frenético contra la FANB

Hay algo más que lo que estamos viendo, siempre es así; al caso, es que el señor Chambón Corín, expresa que los militares no votaron pero ese es un embuste de Perogrullo.

Será el paso de Luna lo que le alteró las fibras nerviosas; si él se tomara un descansito quizá podría recuperar siquiera un 1 % de sindéresis, si es que todavía le queda algo en eso que Freud denominase subconsciente porque a vuelo de pájaro él parece no tener una ñinga de consciencia; ah, y no peco de pichirre sino de concreto.

Su manía recurrente es echarle un tiro al gobierno y otro al capitalismo pero no hay que escarbar entre líneas para notar que esa es una estrategia gringa, evoquemos por ejemplo la explosión del acorazado Maine en un puerto cubano por allá en los albores del año 1900

A la sazón los gringos hicieron explotar su propio barco para tener la excusa de invadir Cuba y apoderarse de ese territorio; e igual sucedió en el Golfo de Tonkin con otro acorazo de ellos mismos, también excusa para declararle una sangrienta guerra al Vietnam; los gringos suelen emplear su estrategia de falsa bandera o mejor decir, de falsos positivos, para alcanzar sus voraces fines imperiales y para ello no tienen empacho en prostituir a hombres sin escrúpulos.

Así que no sería extraño que la recurrente difamación contra la FANB en la persona del General patriota Padrino López, sea arista de una grosera confabulación de la que el menchevique Corín sea parte o como tonto útil o como crupier de infamias; y, de paso, quién quita una disimulada coima; pero da que pensar que se trata de una movida peligrosa para la estabilidad de la patria y es por lo que me ocupo por todo el cañón.

Que se ataque exprofeso a Maduro, ok, Maduro no es de gelatina y está en el ruedo; pero que se ataque solapadamente a la FANB en la persona de Padrino López ya es de cuidado porque eso encierra en sí una provocación que no es gratuita porque si algo puede exhibir nuestra FANB es su comedimiento, la FANB ostenta un impecable apego a los principios constitucionales y patrióticos.

La morbosa rencilla de Corín contra Maduro no sería tan bochornosa si él se quitase la mascareta, si no se escondiera en la figura de Chávez para atacar a Maduro, Corín es simplemente un rolitranco de escuálido cobarde.

Que Corín ataque a Maduro, eso no importa -porque "maldición de burro mocho no llega al cielo" (Diosdado Dixit)- pero que lo haga sin muletas.

El solapado Corín abunda en aguadas sandeces todo el tiempo, habla hasta por los codos dizque a favor del socialismo y en contra del gobierno venezolano, pero sin quitarse la capucha, nunca da la cara siquiera y por algo non sancto habrá de ser.

¡Qué exhiba su obra concreta a favor del socialismo y si me convence, yo me retracto, y hasta sería capaz de confesarme con Urosa Savino, por supuesto, allá en la VI Paila del infierno, donde seguramente me toparé con ese déspota, algún día!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 397 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Guzmán

Guillermo Guzmán

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a254010.htmlCd0NV CAC = Y co = US