La ideología de la guerra económica

La guerra económica tiene un altísimo componente ideológico que debemos tener claro a la hora de combatirla, allí la burguesía ha estructurado un mensaje que distorsiona la esencia y oculta un conjunto de ardides utilizados mediáticamente para justificar la especulación, el bloqueo financiero y comercial, asimismo como los ataques a la economía venezolana y de otros países aliados de Venezuela y productores de petróleo como nosotros, la batalla de las ideas se expone a través de grandes medios inspirados en la lógica capitalista de "la mano oculta del mercado". Si el capitalismo se apoya en "la mano oculta del mercado", tan oculta que no sabemos quiénes son los delincuentes que nos roban todos los días, el socialismo debe desnudar esa mano y demostrarle al pueblo la verdadera causa de la situación que vivimos en Venezuela, esto nos obliga a echarle coco al asunto. Justificar el saqueo y el robo por parte de una oligarquía comercial, financiera y pseudo industrial amerita de tejer una base social de respaldo a tal plan perverso, es así cómo surge el bachaquerismo como fenómeno social y la burguesía logra poner al servicio de su estrategia a una buena cantidad de personas humildes que para sobrevivir se dedican a bachaquear convirtiéndose no solo en víctimas sino en victimarios y haciéndose cómplices necesarios de la gran burguesía en la estafa contra el pueblo de Venezuela.

De la misma forma han utilizado la vulnerabilidad del sector público a la corrupción, han corrompido a funcionarios y lanzan aquello de "culpa de la guardia", "esto es del Gral tal o cual", o el preferido de todos los oligarcas para achacarle la propiedad de cuanta cosa haya... "eso es de Diosdado". De esta manera la burguesía cree desmontar el respaldo a la revolución, más sin embargo, los resultados con la constituyente demuestran que este pueblo quiere mucho más que un paquete de harina, este pueblo quiere irrumpir en la historia contemporánea como el pueblo modelo, el pueblo guía de otros pueblos para la liberación.

Es entonces donde necesitamos desmenuzar al detalle la carga ideológica que hace de la guerra económica ejercida por la burguesía contra el pueblo algo "inexistente" para muchos; la derecha siempre ha negado la existencia de una guerra económica, siempre termina echándole la culpa al gobierno por no producir, no obstante, ellos se pegan en el hocico cuando se analizan los datos del manejo de las importaciones, cuando se hace un historial de la evolución de la economía venezolana y comprobamos la dependencia de las importaciones, en un modelo manejado por más de 100 años por esa oligarquía, lo que les desnuda en el mejor de los casos cómo unos incapaces, además que nos acostumbraron a un patrón de consumo muy negativo en donde nos metieron en la mente un rechazo hacia lo nuestro, eso fue obra del imperio para convertirnos en una neo colonia dependiente de las trasnacionales. Es de esta forma cómo los bancos de semillas de rubros autóctonos prácticamente no existen ni siquiera en planes, en la cuarta nunca existieron, solo en revolución se aprobó una ley de semillas que pretende establecer las bases para solidificar un plan de semillas que garantice la soberanía alimentaria y sobretodo que esta guerra nos permita pensar en un nuevo modelo donde se priorice lo nuestro, hay mucho por hacer en este sentido y el tema además de apasionante es urgente... Clever Ramírez habló de la soberanía en la ciencia, la tecnología y los alimentos, no estaba equivocado, es menester trabajar este tema que hoy por hoy pasa a ser un tema estratégico para el pueblo y la revolución.

Pero volvamos al tema ideológico de esta batalla y entenderemos la resistencia que muchos y muchas tienen a la hora de romper con las imposiciones en los patrones de consumo que hace la guerra económica algo más crítico porque no lo definimos como una agresión imperialista sino como una deficiencia del gobierno, esa es la intención de la ideología burguesa y en ello no escatima esfuerzos. La guerra económica fue diseñada para que le echáramos la culpa al gobierno; todo esto ocurre mientras un grupo de bandidos estafadores se hacen millonarios con el contrabando, la especulación, etc. Es tan lucrativo el negocio de la especulación y el contrabando de bienes y servicios en Venezuela que el dinero sucio obtenido por estas labores alcanza para que la corrupción se generalice y se involucre a funcionarios y trabajadores tanto del sector público cómo del sector privado.

El ejemplo más palpable lo vemos con el tema de los avances en efectivo; en ese círculo de corrupción participan bancos privados y del estado; se hace casi misión imposible la adquisición de efectivo por la población, sin embargo, los que están vendiendo el dinero con avances en efectivo reciben enormes cantidades de dinero para tal fin, con ganancias que oscilan entre el 10 y 15%. Es decir, si en una semana movilizan 100 millones de bolívares, las ganancias están por el orden de los 15 millones y eso es algo que pueden lograrlo en un momento. Pero ¿Dónde está la batalla ideológica? Pues en aquella conseja que señala a los que venden el efectivo cómo los "salvadores" porque "me dan efectivo a tiempo". También ocurre cuando le damos las respectivas "gracias a dios" al bachaquero que nos consigue un producto escaso, entonces ocurre lo siguiente: un kilo de lecha que puede costar 2 o 3 mil bolívares, bachaqueado es vendido en 60 mil Bs. En el caso de la harina panadera es peor, los panaderos reciben la harina subsidiada por el estado, pero, si va un ciudadano cualquiera a comprar un bulto de harina panadera debe pagar alrededor de un millón de bolívares y todo es "culpa del gobierno", a pesar que te está robando un "comerciante serio" el ciudadano termina culpando al gobierno de su situación.

En pocas palabras, el estado no ha adelantado campañas informativas que trabajen el tema de las causas de la situación económica vivida e informar adecuadamente a nuestro pueblo para que éste termine de saber de dónde le viene el golpe a la hora que un especulador le robe. Por su parte, la ANC está debatiendo el tema de la guerra económica y seguramente adecuará y creará las leyes necesarias para combatir la especulación. Debemos tener claro que para erradicar la especulación se necesita erradicar el capitalismo, causa real y verdadera de todas las distorsiones en la economía y que convierte a ésta en una herramienta para el robo a las masas. Así cómo atacamos el patrón dólar y, por cierto el imperio anda con los tapones volados, https://www.aporrea.org/economia/a251274.html Nuestro deber es seguir avanzando en ese tema, aquí no se trata de hechos casuales, hay causales para actuar y desmontar la ideología capitalista aplicada a la economía, si el pueblo se entera de las razones de fondo, seguro se liberará y se hará proactivo y avanzaremos hacia el nuevo modelo económico de mejor manera. Por ello es tan importante desmontar la ideología burguesa que se victimiza cada vez que necesita justificar el robo descarado al pueblo con sus métodos capitalistas y sus trampas. Esta es la batalla también de la ANC, es la batalla del PSUV, del Polo Patriótico y de todo aquel revolucionario que vive la cotidianidad y patea las calles observando las trampas montadas por comerciantes inescrupulosos para estafar al pueblo. Esta es una batalla también de los comerciantes serios y honestos que deben rechazar el papel que les asignan los mafiosos de "cómplices necesarios" para cometer sus fechorías y robos, el pequeño comerciantes es víctima y victimario en toda esta guerra. Aunque algunos ya están envenenados con la otra parte de la ideología de la guerra económica... "es tu gran oportunidad de hacerte rico", no obstante, a pesar que lo ponen a especular al pueblo, a la hora de reponer mercancía es víctima de los mafiosos en donde por cierto están los principales "empresarios" y "comerciantes importadores" del país.

En conclusión: La batalla ideológica contra la guerra económica debe darnos la luz necesaria para avanzar hacia el nuevo modelo económico socialista y el mismo debe ser objeto de un debate ideológico en donde las mentes más lúcidas del país, revolucionarios por supuesto aporten en esta batalla. Tenemos la razón y la verdad, la realidad aflorará y desmontará el enorme laboratorio ideológico que nos montaron con la guerra económica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 422 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a252732.htmlCd0NV CAC = Y co = US