Venezuela: Referencia de los Pueblos en Combate por la Vida

¿Quién puede negar que a fecha de hoy la República Bolivariana de Venezuela sigue siendo la referencia obligada para los países que en el mundo luchan por lograr su autodeterminación? Hoy más que ayer la patria de Bolívar y Chávez camina sobre sus propios pies, en franca determinación de mantener su independencia y soberanía, ganadas a pulso.

Hoy el mundo entero observa con suma atención lo que aquí sucede. En Venezuela se escribe una nueva historia de cómo un pueblo decidió resistir los embates más brutales e ignominiosos desde el punto de vista político, económico y comunicacional, sin el resultado esperado por los grupos de poder.

Cabría decir que hemos roto paradigmas en el campo político, mediático y, por qué no decirlo, hasta cierto punto económico. Nos han aplicado recetas que han doblegado a otros pueblos. Hoy observamos con asombro cómo gran parte del pueblo venezolano ha demostrado a lo largo de estos 18 años de Revolución Bolivariana haber madurado en el campo político e ideológico.

Las filas revolucionarias le pusieron rostro al verdadero enemigo de los pueblos, que no es otro que las grandes élites económicas del mundo, representadas por los pseudo políticos que hoy ocupan espacios de manera coyuntural en los distintos países de nuestro continente. Esto gracias a la guerra mediática sin cuartel de la que han sido víctimas dichos pueblos. Hoy los gobiernos de derecha de los países hermanos tienen sus días contados. Es solo cuestión de tiempo. Pues esos gobiernos títeres del Imperio, que se han puesto de espaldas a las grandes mayorías, no tienen arraigo en las bases populares.

Las filas revolucionarias venezolanas hemos entendido que nos encontramos del lado correcto de la historia y el rol determinante que jugamos como pueblo para mantener en pie la Revolución Bolivariana, como contrapeso a las fuerzas de la dominación hegemónica mundial.

Como toda revolución, la bolivariana nació en la necesidad de un cambio profundo en las estructuras del estado burgués y sus intereses. En la necesidad de dar el paso definitivo hacia la construcción del socialismo nuestro americano, y en procura de la construcción de una sociedad más justa y de iguales.

Sin ánimo dogmático y sin pretender soslayar las contradicciones dialécticas que abrazan a nuestro proceso, debemos reconocer que tenemos la tarea pendiente de superar esas contradicciones para hacer trascender la revolución hacia el futuro. De lo contrario, la permanencia de la misma en el tiempo se hará cuesta arriba. Recordemos el ineludible compromiso histórico que tenemos con los pueblos del mundo. Sin buscarlo, nos convertimos en el faro necesario y en ejemplo de cómo un pueblo decidió tomar el destino en sus manos, asumiendo sus consecuencias históricas, políticas y económicas.

De allí la gran preocupación del Imperio y sus aliados de Europa y más allá. Tienen que extinguir a toda costa la llama que enciende la mecha antes que ésta les estalle en la cara y sigan soplando con fuerza los aires de rebelión de los pueblos que ya no se someten ante quienes de desde siempre los han subyugado.

Se oyen, se sienten venir vientos huracanados de rebelión en nuestro continente. Vientos de rectificación, de nueva esperanza. La historia es cíclica, de ella no escapamos. Pero se debe aprender de los errores y debilidades cometidos en el pasado, para no volver a cometerlos. De ahí la hermosa sabiduría de los pueblos, que están llamados al unísono a atizar la llama para que crezca y alumbre el camino de rectificación que habremos de recorrer unidos nuevamente en procura de la construcción de la Patria Grande y, más allá, dondequiera que haya un hombre subyugado, dondequiera que haya desigualdad. Las revoluciones sociales se hacen para el hombre y por el hombre.

Camaradas, qué viva la Patria Grande, libre y soberana. Qué vivan los sueños libertarios y la autodeterminación de los pueblos del mundo. Y, en definitiva, qué viva la dignidad de los pueblos en combate por la vida, carajo. Solo unidos venceremos. Aquí nadie se rinde. Chávez vivirá mientras el pueblo luche. El llamado es a la unidad, unidad en la diversidad, pero en definitiva la unidad para poder vencer. Conciencia y más conciencia.

Zulika King

Coordinadora del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza

Domingo, 10 de septiembre de 2017



Esta nota ha sido leída aproximadamente 593 veces.



Zulika King

Coordinadora General del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza. Presidenta de la Fundación Punta de Lanza. Coproductora del Programa Radial "Trinchera del Poder Popular".

 zulikaking@yahoo.com      @ZulikaKing

Visite el perfil de Zulika King para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Zulika King

Zulika King

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a252096.htmlCd0NV CAC = , co = US