¿Estamos condenados a vivir como socialista pobre o como rico capitalista y racista supremacista?

Estando en un establecimiento comercial, en medio de una conversación deviene el tema político, una persona ya mayor de la tercera edad me muestra un video y aparece un lujoso automóvil dorado deportivo, y me pregunta quien creo que lo conducía, responde es el hijo de la esposa del presidente venezolano, Cilia Flores, ¿Qué mensaje pretendía manifestarme la señora que por supuesto era de posición acomodada o clase media sencillamente que un ciudadano, una persona hijo de una persona de mentalidad de izquierda no puede disfrutar de los bienes terrenales, ser de izquierda tiene que ser pobre, andar por la vida practicando la abstinencia, la renunciación a los bienes terrenales que nos dio la naturaleza, la formación del mundo, aunque para otros representa el mandato de la creación divina, en todo caso, predestinado a ser un pobre cristiano resignado en este mundo de valle de lágrimas.

La contradicción

Ser de izquierda para la derecha en consiguiente es lo contrario a ser rico, a desprenderse de disfrutar de la riqueza material, renunciar al patrimonio individual o familiar aunque sean fruto del trabajo propio, a renunciar a los ingresos acumulados en la vida, a llevar una vida modesta, sin alegría a disfrutar de los bienes terrenales, que la persona de izquierda debería vivir como pobre, puesto que según la filosofía de la derecha, la visión que tienen los comunista de la sociedad es que "todos deben igualarse en la pobreza", el comunismo nos lleva a la pobreza, por tanto debemos vivir en la pobreza y no en la riqueza. Nada mas lejos de la verdad, la igualdad en condiciones de derechos sociales y económicos como de oportunidades sociales y materiales para sostener una sociedad de lucha por mejores condiciones de vida, la visión de la derecha se limita a las oportunidades, dejando las condiciones como fundamento para alcanzar la libertad y la igualdad. El Capitalismo no nivela, amplia la brecha entre ricos y pobres, de allí que surjan visiones de derecha y de izquierda, de racistas y discriminadores versus pobres, izquierdistas rebeldes e irreverentes.

Jorge Majfud se pregunta ¿De dónde habrán sacado que si uno es de derecha puede vivir como rico y si es de izquierda debe vivir como pobre?. Majfud, Jorge, "Ricos de izquierda, pobres de derecha", Alai, 09/08/2017. Claro es una falacia, un infundio, un prejuicio concebido para descalificar a la sociedad comunista, a la izquierda política. Esa visión de la derecha, distorsionadora de la realidad, de la historia del socialismo, aparte de ignorar crasamente los principios de la doctrina del socialismo, ¿Qué es lo que quiere el socialismo para la humanidad?, una sociedad justa, una sociedad democrática, inclusiva, participativa y protagónica, lejos del modelo de la democracia representativa, pretende socializar la riqueza, democratizar la economía, socializarla, aniquilar la desigualdad social, las clases sociales, eliminar la estratificación social en clase a,b,c,d y e como la ha concebido la democracia capitalista para Venezuela.

El meollo del asunto, las estructuras socioeconómicas y el derecho

No podemos omitir que en el capitalismo "El ser de derecha" implica reconocer la democracia y sus aberraciones, la desigualdad social, la pobreza como bien lo expresa el dirigente obrero, Antonio J. Rodríguez, cuando afirma: 1.-La estratificación de la sociedad refiere a las desigualdades entre los miembros de la sociedad Venezolana, pertenecer a una determinada clase social no es heredada, es adquirida. La diferencia entre las clases se basa en las desigualdades en la posesión y control de recursos materiales, entendemos clases sociales lo que constituye y explica el trasfondo de los proyectos políticos de las manifestaciones culturales, de la ideología y del modo de vida que debemos construir (…); 2.-La pobreza está íntimamente relacionada con la estructura socioeconómica de la sociedad y por lo tanto con la distribución del ingreso y; 3.-El Derecho expresa las relaciones de poder de una sociedad y por ello puede reforzar la exclusión social de los sectores menos favorecidos en la distribución de la riqueza, prestigio y poder….". (Rodríguez L., Antonio J., "La Constituyente Post-petrolera", Aporrea, 12/08/2017).

Ser rico y de izquierda solo es posible mediante el trabajo, la realización del individuo dependen del trabajo social, de su aporte a la sociedad, quien da más tiene derecho a recibir más, donde la condición del desarrollo de la personalidad social es condición para el desarrollo de la sociedad, de manera que el libre desarrollo del individuo depende del libre desarrollo de la sociedad como enseñaba los Padres del Comunismo Científico, Carlos Marx y Federico Engels.

La guerra y la experiencia del fracaso

Ahora bien cuando uno coteja la doctrina con la realidad, puede apreciar que el socialismo no ha podido desarrollarse en su plenitud, no ha podido dar a la humanidad todo su potencial social, ¿que lo impide?, en algunos países se estancó, la productividad se resintió, fenómenos burocráticos se apoderaron de la ineficiencia, el incentivo al trabajo se corrompió, entre otros problemas del socialismo, la guerra imperialista y el papel de la contrarrevolución socavaron sus bases.

El resultado de los anteriores problemas fueron además en coyunturas internacionales de guerra, donde la concepción del socialismo se distorsionó en el siglo XX, condicionado incluso por la guerra imperialista, la contrarrevolución y sus métodos de saboteo económicos y técnicas terrorista de las cuales se sirvieron para frenar la calidad del modo de vida socialista, incluso los métodos diplomáticos internacionales de "cordón sanitario" para aislar a los países socialistas de las relaciones internacionales, y en menor medida ha influido el distanciamiento del pueblo, el papel distorsionador de la burocracia, entre otros factores.

El origen histórico de la izquierda y la derecha, la constituyente en el siglo XXI

Pero volviendo a la pregunta, ser de izquierda que ¿significa para la sociedad? Según el analista político Edgar Perdomo, de acuerdo con la tradición de la revolución francesa, el origen de izquierda y de derecha está asociado al concepto de izquierda y derecha, y lucha de clases. Y no fue sino cuando se dio según muchos textos de historia, la votación en la Asamblea Nacional Constituyente, que nació al calor de la Revolución Francesa en 1789, cuando se debatía si procedía incluir en la Constitución de la época un veto al monarca, y a las leyes que serían aprobadas por la futura Asamblea Legislativa. Cuenta la historia que los diputados que favorecían se aplicaran el veto, y continuara el poder absoluto del monarca, estaban situados a la derecha del presidente de la Asamblea. Los que se le oponían, y a favor de la soberanía de la Asamblea sobre la autoridad real, estaban situados a la izquierda". Perdomo, A., Edgar "Nicmer: ¡Aquí no hay lucha de clases, sino un odio de clases!", Aporrea, 10/08/2017).

Se desprende de lo anterior, que ser de izquierda en Venezuela aun cuando ya no existe la monarquía pero si el imperialismo de los Estados Unidos, es estar hoy a favor de una Asamblea Constituyente, una asamblea nacional soberana, originaria, partidaria de del estado de derecho, defensora de los derechos civiles, de los derechos humanos, de elecciones libres, universales y secretas, de la aplicación de los procedimientos democráticos, a diferencia que ser de derecha, negar todo lo anterior, disolver los poderes públicos, por ejemplo el poder ejecutivo electo por el pueblo (caso Rouseff en Brasil, Arístides en Haiti, Fernando Lugo en Paraguay, Zelaya en Hondura, entre otros).

Esto explica en cierta forma la las inéditas medidas politiquera de países de América latina, en la declaración de Lima, como Colombia, Argentina, Brasil, Costa Rica, Panamá, México entre otros, que en nombre de la democracia liberal de la derecha, disuelven parlamentos además como Pinochet en Chile sosteniendo constituciones dictatoriales, violando Bachelet los derechos humanos, pero la hipocresía de la derecha invisibiliza el problema, ya sea por "mentira, frivolidad o por refuerzo" de "El Derecho (que) expresa las relaciones de poder de una sociedad y por ello puede reforzar la exclusión social de los sectores menos favorecidos" mediante leyes decretos impopulares a nombre del derecho burgués que dicen ser representantes de la democracia.

Los estereotipos y los fetiches

Pero; ¿porque la gente pensante, de derecha justifica que ser pobre es ser de izquierda? Señala Antonio Rodríguez que "El realismo histórico de la ideología está subordinado a la especificidad de la estructura de clase, …", (Ídem) por consiguiente la estructura del pensamiento de la clase social refleja la estructura socioeconómica, la manera como se ha distribuido la riqueza social, de allí nace la "cepa", es decir lo que Eduardo Rothes llama "la estupidez, una epidemia que nace de cepas cultivadas en laboratorios mediáticos, transmitidas e inoculadas masivamente, para que sirvan de trampolín al consumismo, la mentira y la frivolidad, y en nuestro caso también al odio". (Rothes, Eduardo "Sociopatía del odio y epidemiologia de la estupidez", Aporrea, 12/08/2017).

Agrega además y se suma a nuestro criterio que "….Y esto no es nuevo: en 1963 escuché a una señora de clase media decir que Fidel Castro enviaba marihuana a Venezuela, porque "¿Cómo se explica que un estudiante sea comunista, si no está drogado?", y siempre me gustó la anécdota (rigurosamente cierta) de una aristocrática dama caraqueña que defendía a una joven a quien "acusaban" de izquierdista: "¿Cómo va a ser comunista una niña con unos ojos tan bellos?".

Exactamente; un "estereotipo" de ha formado para quien es ser de izquierda y de derecha, ser de derecha es ser rico, disfrutar de la buena vida, exitoso, alegre, bien vestido, circular en vehículos moderno, vivir en villas, compartir los mismos gustos, el gourmet, disponer de los últimos adelantos importados en tecnología, tales como celulares, Tv, satisfacer vanidades, extravagancias, lujos, llevar una vida despreocupada de los problemas sociales, eso no es parte de su mundo, desprecian ese mundo, cuando lo menos son caritativos y filantrópico, siente piedad cristiana pero cada quien vive de acuerdo al laisser faire, laisser passe, los principios de la ideología del liberalísmo, la ideología de la derecha, del capitalismo promovido por Adam Smith y David Ricardo, pero ello ni pendiente quienes eran esos cristianos, son seres transculturizados donde "la estupidez" como dice Rothes está a flor de piel para no decir lo enajenado que están en este mundo y no recordarles que "Primero entrara por el ojo de una aguja un camello a que un rico entre al reino de los cielos".

Aquí haremos un alto, extendamos estos asuntos, a la forma como al sociedad manipula creando fetiches, si crean fetiches de las ideas que se manipulan para controlar la sociedad, nos serviremos de las observaciones de Marcelo Colussi quien explica "Nuestra sociedad es la más fetichista que jamás ha existido porque valora a los objetos como personas y a las personas como objetos… Los erráticos comportamientos humanos no pueden ser valorados en términos éticos como "buenos" y "malos". Son comportamientos, combinaciones problemáticas de deseos que se nos escapan a nuestra decisión voluntaria, búsquedas interminables de objetos inasibles. El fetichismo no es sino una posibilidad de esos comportamientos. Que se le considere patológico o no, es una cuestión de ejercicio de poderes, de una moral que fija reglas, que dictamina lo correcto e incorrecto….producto de una determinada formación económico-social y cultural como es el capitalismo hiper consumista (…)". Colussi, Marcelo, "Cultura de la banalidad: pechos de silicona", Aporrea, 11/08/2017). En la lógica del capitalismo predomina el mercantilismo, todo lo somete al mercado, la vida y los objetos.

De manera que el discurso que se debate entre izquierda o derecha pasa necesariamente por revisar los fetiches, como la industria y el mercado cran fetiches, por ejemplo lo hicieron con la imagen del Che Guevara, Jesucristo, Bob Marley, haciéndolos "objetos banales", inofensivos, creando cultos, adoraciones que vacían de contenido histórico, ideológico, pretendiendo con ello mediante el culto de la imagen, hacerla inofensiva, distorsionar el sentido histórico, hacerlos superhéroes de fetiches, individuos asilados de las masas, de un objeto comercial consumista vaciado de ideología.

Ser de izquierda es…….ser marxista

Y ser de izquierda, ¿qué cosa es?. Primero no aceptar la resignación social, la estructura socioeconómica heredada de la sociedad, el estado de derecho burgués de la desigualdad social, la exclusión social y política, la desigualdad social, no puede aceptar los principios del liberalísmo económico, el dejar hacer, dejar pasar, de la democracia representativa, gobernar para los demás sin los demás, aceptar el compromiso social de transformar las estructuras injustas desiguales, sociales, económicas, políticas y culturales, es vivir como cristiano, compartiendo la creación, es dejar la vanidad, el lucro para asumir un modo de vida acorde con la naturaleza y la sociedad en equidad, racionalidad, abandonando el consumismo, defendiendo el planeta, la pachamama, dejar de ser caritativo y filantrópico para ser solidario de verdad, ayudar a los otros a salir de la pobreza social y mental, aspirar a un mundo alternativo al capitalismo una sociedad postcapitalista donde la sociedad sea cierta, el socialismo, donde los hermanos sean visto como hermanos cristianamente hablando.

Para finalizar advertimos que como la vida es hibrida, no es pura en si misma, pueden darse casos en que ser rico puede ser de izquierda y lo contrario, ser pobre es ser de derecha, ¿Por qué se da estos casos?, en el primer caso la situación material viene heredada o sencillamente el individuo hace riqueza, desenvuelve sus habilidades sociales o comerciales, se ajusta o sobrevive a la sociedad capitalista, sobrevive ejerciendo actividades económicas lícitas, políticas (burocráticas), acumula riqueza material y disfruta de una vida holgada (puede incluso ser ostentosa y opulenta) pero defiende la transformación revolucionaria de la sociedad a diferencia del pobre que defiende las ideas de la derecha, ve los estereotipos, decide reproducir el modelo exitoso de competencia, se vuelve despiadado, corrompido, se revuelve en "los bajos mundos", se apasiona por hacer riqueza, cueste lo cueste, se prostituye, se enajena, consagra su vida para vivir de la opulencia, imitando el patrón de los capitalistas, de los explotadores del trabajo ajeno, llegando incluso a ser más despiadado que los propios ricos, negando su origen social, fruto de la inoculación de la "cepa del capitalismo" y su modo de vida.

Ser de izquierda es ser marxista, defender otra sociedad, otro modelo posible libre de la maldición del capitalismo: "El capitalismo tiende a destruir sus dos fuentes de riqueza: la naturaleza y los seres humanos", decía Marx. Imagine si usted es de derecha o izquierda que existe un mundo donde "……ocho individuos tienen más riquezas que la mitad de la población mundial y el 1% más rico tiene más que el 99% restante del planeta. Para quienes están en la cima de esa pirámide pretender cambiar este mundo es una locura y una amenaza a sus intereses y privilegios. Por eso organizan una legión de publicistas disfrazados como "periodistas" o "académicos" que se encargan de engañar a la gente sea mintiendo u ocultando lo que el común de los mortales no debe jamás saber. ¿El mensaje? El mismo que propalara Margaret Thatcher: este el mundo que hay, no hay otro, "no hay alternativas". (Borón, Atilio "Tenaces publicistas del imperio", Aporrea, 11/08/2017).

Finalmente ser de izquierda significa salvar la vida, el planeta, al hombre, la mujer y la humanidad. Por eso la decisión peligrosa de Trump de reproducir la idea que no hay alternativa al imperio, a la muerte, a sus vasallos americanos de intentar abortar la revolución bolivariana, de atacar a la izquierda, de dividirla, de debilitarla, de fijar los ojos en este pequeño país suramericano, Venezuela, de frenar los cambios revolucionarios, la ampliación de los derechos civiles y humanos, de ahogar la revolución y arruinarla, asfixiarla mediante agresivas políticas del dólar today, arruinando la economía, arruinando el salario del trabajador, sirviéndose de una legión de publicistas y periodistas para que nadie se de cuenta cuando Maduro aumenta el salario, proteje al trabajador, a la familia, dispara EE.UU el dólar today, disparándose los precios por mano de la oligarquía, haciendo polvo el salario del trabajador para que el pueblo eche la culpa a la izquierda, a Maduro, "al dictador" de la revolución bolivariana, lo triste para ellos, es que 8 millones no se dejaron influenciar por esos publicistas, acudieran a la cita por la Paz, por la Constituyente contra el Odio, el Fascismo de la derecha. Triunfó la justicia y la verdad.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1691 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251906.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO