Aventis

Estados híbridos, la doble realidad de Venezuela y Colombia

Durante la segunda guerra mundial la canción alemana "Lili Marleen", la favorita del mariscal Rommel, fue emblemática entre las unidades militares del Tercer Reich, incluyendo al "Afrika Corps". Hacia el final de la guerra, con otra versión, igualmente se volvió popular en el ejército británico. Casi que no se puede hablar de revolución mexicana, sin entonar a "Adelita", "Carabina 30-30" y centenares de canciones más, que se oían en las fondas de veredas y pueblos colombianos, antes de ser desplazadas por los vallenatos.

El lema de "no pasarán", adoptado por el ejército francés en la batalla de Verdún y posteriormente musicalizado durante la guerra civil española, se cantaba por las fuerzas republicanas contra el falangismo. Más tarde, cantada por Joan Báez, fue un símbolo de rebeldía contra la guerra de Vietnam y la discriminación racial en los tiempos de Martin Luther King.

La rumba criolla "La Loca Margarita" de Milcíades Garavito, se constituyó en los años treinta, como tema musical del partido liberal colombiano, cuando este existía, en los tiempos de Olaya Herrera, Alfonso López Pumarejo, Eduardo Santos y Jorge Eliecer Gaitán.

Durante la dilatada dictadura de Trujillo en la República Dominicana, "el Generalísimo", fue el gran impulsor del merengue, que utilizó como medio fundamental de propaganda del régimen. Trujillo, que se consideraba gran bailarín y exigía que cuando llegaba a un acto público, de inmediato la banda o la orquesta interpretara los merengues "Que viva el Jefe" o "Seguiré a caballo".

Tiempo después, durante la revolución sandinista contra Somoza, las canciones de Carlos Mejía Godoy emocionaban a las multitudes hasta las lágrimas con canciones como "Nicaragua Nicaragüita", mientras que con lindas y pegajosas tonadas se enseñaba a los rebeldes a armar y desramar el fusil FAL.

En Colombia, el viejo himno a la bandera: "Salud adorada bandera que un día, batiendo tus pliegues allá en Boyacá…" que se enseñaba en las escuelas y colegios se olvidó. Ahora miles siguen con entusiasmo las series televisivas sobre las hazañas de los capos del narcotráfico… y así se espera que disminuyan los cultivos ilícitos y que se acabe la corrupción…que optimismo…

En Venezuela, resulta difícil establecer vínculos de participación ciudadana y, ya resulta absurdo establecer estas relaciones entre pueblo y gobierno bolivariano. Hay un gran atraso en la pertinencia del proyecto bolivariano hacia los sectores más humildes, aunque existen programas viables para ello.

Los viajes a La Habana son cada día más frecuentes, tanto el presidente Santos y Maduro Moros han equivocado la señal dada y estoy convencido que el dialogo se ha enfriado, ante tanta insensatez, todos opinan, hasta los magistrados y congregantes, pero, la falsedad es reinante y, tanto en La Nueva Granada, como en Venezuela, ambos la Gran Colombia se hacen preguntas en torno a Chávez, como el derrumbe de los sueños bolivarianos.

El paramilitarismo civil , está en una encrucijada, como parte de los acuerdos entre las FARC y el gobierno nacional de Mariño y Caracas. Simplemente, domina lo militar. Esto, origina delitos y ambages entre actores civiles y agentes militares, es una lucha contrainsurgente, donde se juega el control agroalimentario y del orden público en las parroquias y departamentos, como en la misma frontera.

Eso, precisamente eso, fue lo que permitió que las Farc aceptaran los secuestros, los graves ataques a la población civil, el narcotráfico, los crímenes de guerra, en fin, las múltiples violaciones al derecho internacional humanitario. Antes también mentían abiertamente o utilizaban otras denominaciones para referirse a estos delitos en una actitud que sonaba igualmente estúpida.

Y, en Venezuela hay una gran disputa por el control del poder, ante los acuerdos y convenios firmados entre el movimiento de la Unidad- MUD y el Psuv

Es muy probable que Santos exministro de Defensa, Santos que conoce como nadie el poder por dentro, Santos que tiene especiales habilidades estratégicas sepa mil veces más que María Isabel Rueda, más que todos los opinadores ahora espontáneos defensores del Estado, y tenga en su cabeza que en 1965 y en 1968 mediante el Decreto 3398 y la Ley 48 se autorizó la defensa civil; que luego en 1994 en el Decreto Ley 356 se permitieron las Convivir que se transformaron en las Autodefensas Unidas de Colombia; que posteriormente, en 2003, el presidente Uribe llamó a la acción a miles de campesinos bajo la denominación de "soldados de mi pueblo" para labores de inteligencia y de apoyo a las Fuerzas Militares.

En Venezuela, mientras tanto se formuló la creación de las unidades motorizadas y, luego los colectivos, similar a Bogotá, ahora se pavonean en las reuniones políticas de alto nivel y les gustan salir en la prensa.

Las instituciones democráticas tanto de Colombia y Venezuela se encuentran escamoteadas y, muchos líderes políticos se encuentran presos y se le incuban acusaciones para poder retenerlos en las cárceles. Y todo, bajo el nombre de justicia y Paz. Así que, todo es una versión libre politiquera, de fuerza pública y de alianzas, cumpliéndose la historia de las manzanas podridas.

La Habana, es el eje de la triangulación del poder y esconde muchas expectativas. Busca, ahondar más su legitimación ante el mundo y busca ayudar a los Estados híbridos de Colombia y Venezuela, desde una cabalidad del Estado de Derecho. Lo incómodo es la politología norteamericana que reclama su realidad colonizadora ante Cuba, hasta 1959, cuando Fidel Castro Ruz y Ernesto Guevara de La Serna apuntaron a la dictadura de Fulgencio Baptista para liberarse de ese yugo esclavizante.

El asunto es que estos Estados híbridos, cayeron en manos de criminales y las gendarmerías han sido filtradas por paramilitares de ambas nacionalidades para atemorizar a la población técnica y profesional, quienes han salido hacia otras tierras a cumplir con sus labores profesionales, es el desmantelamiento del Estado.

El daño a los comandos de las fuerzas militares en ambas naciones es grave, hay compromisos con movimientos insurgentes en un proceso de Paz y muchos jóvenes fallecidos, de verdad, no sé, como harán para doblar la página de esta historia oculta que es el pan de cada día y, de manera abierta, todos confiesan sus delitos y desviaciones. Hay Una guerra sucia que perjudicará indudablemente a La Habana y su proceso revolucionario, aunque su interés es enteramente económico, ya no político. Esto, es una estrategia.

porque, aunque el paramilitarismo sea ilegal, es un hecho sabido (y a menudo condenado por la justicia) que ha sido impulsado bajo apariencias de legalidad por las autoridades del estado. la creación de las organizaciones armadas llamadas convivir no es otra cosa que eso: creación de organizaciones armadas no gubernamentales, que por el arte de birlibirloque de un mero cambio de nombre se convirtieron en autodefensas unidas de Colombia, AUC, comúnmente conocidas como paramilitares o paras, , que bajo el pretexto de combatir a las guerrillas se dedicaron a matar campesinos inermes, defensores de derechos humanos, militantes de partidos de izquierda y a veces también, muy ocasionalmente, algún guerrillero en armas. en Venezuela a cooperar en el pacto cívico- militar para usar la terminología maoísta: se dedicaron a eliminar, no a los peces, sino el agua en que nadaban los peces: a pescar con dinamita. lo que hace el discutido acto legislativo 04 de 2017 es prohibir explícitamente y sin ambigüedades la organización de cuerpos armados al servicio de una empresa privada o de un partido político, sea de izquierda o de derecha; de cuerpos armados tanto subversivos como progubernamentales, tanto comunistas como fascistas. prohíbe tanto las AUC como las FARC o el ELN. insiste en salvaguardar el monopolio de la violencia por el estado, que es el pilar fundamental del estado de derecho, en un país que no ha sabido respetarlo. y otra vez, en Venezuela reordenar el orden público.

bueno, de verdad, nos ha llevado a una incongruencia definitoria, tanto santos, como maduro, nuestro presidente, deben aclarar los términos y obligar a la ANC que cumpla con lo estratégico y lo comprometido, no seguir dando vueltas retoricas a una falsa realidad



Esta nota ha sido leída aproximadamente 499 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a251699.htmlCd0NV CAC = Y co = US