Tal actitud siempre ha perjudicado los intereses del pueblo

Todos debemos aprender del Comandante Chávez, quien sabía mejor que nadie unir al pueblo, organizar un trabajo conjunto, apoyar a quienes mostraban iniciativa, atender las opiniones que expresaban los camaradas del PSUV y, en caso de necesidad, pacientemente los hacia cambiar de parecer. Tenemos que aprender a defender los principios, a ser exigentes y atentos".

La enseñanza de nuestra política con los dirigentes, consiste en elevar la responsabilidad por la tarea encomendada, mejorar la disciplina, crear un ambiente de exigencia mutua. ¿Cómo pudo ocurrir, que numerosos cargos dirigentes hayan sido ocupados durante estos últimos años por personas que no cumplen sus obligaciones, gente informal, indisciplinada e inmoral?

Las consecuencias de ello se dejan sentir. Durante últimos años, muchos sectores de la Vivienda, el transporte, la construcción, la agrícola, la alimentación, (COMIDA) y otras, estuvieron a cargo de dirigentes, incapaces, que no están a la altura de los cometidos que debían cumplir. Todo el mundo, pues, estaban al tanto de ello; en los últimos períodos, el estado de cosas de esos sectores era sometido a críticas. Pero esa situación se mantiene.

Lo mismo puede decirse de ciertos dirigentes de empresas, organismos económicos, instituciones de sanidad pública, de educación, de la ciencia y la cultura, servicios informativos; desde hace mucho tiempo vienen descuidando los asuntos, son incapaces de cumplir sus funciones, pero saben guardar las apariencias, y son fáciles de manejar. Hasta hace poco, ello bastaba para mantenerse en un cargo dirigente. El problema relativo al crecimiento del papel que desempeñan todos los órganos electivos. Hay que reconocer sin rodeos, que si ellos actuasen debidamente, tanto en el PSUV, como en el Estado, en los sindicatos y otras organizaciones sociales, se podrían evitar muchos errores graves en el trabajo con el personal dirigente.

Una de las causas de las graves fallas cometidas en la política con los cuadros directivos es el debilitado papel de los órganos de control, tanto en el PSUV como en los organismos públicos. Ésos pasaron por alto muchas advertencias de los abusos e infracciones cometidos los ministerios, gobernaciones y municipios.

La conclusión principal que de ellas se desprende es que estamos obligados a renovar a fondo esta política, liberarla de deformaciones y deficiencias, hacerla de verdad capaz, honesta, más activa y consecuente, vinculada indisolublemente a las vertientes clave de la lucha por acelerar el desarrollo socioeconómico.

—No soy un fantasma cualquiera: Soy, El Libertador, que he venido a salvar a nuestra Venezuela del Caos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 576 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251211.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO