La hora de la justicia

Ahora más que nunca tiene vigencia la frase: "candelita que se prende, candelita que se apaga", porque si no se le aplica la justicia a los terroristas de Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP), Un nuevo Tiempo (UNT) y Acción Democrática (AD), continuarán la matanza y ya no habrá más excusa para un pueblo que votó con la esperanza de ver en la cárcel a los asesinos Julio Borges, Freddy Guevara, Capriles Radonski, Manuel Rosales, Eveling Tejo, Ramos Allup, Miguel Pizarro, Juan Requesens, David Smolansky, los hermanos Guanipa, entre otros criminales, que provocaron la muerte de unas cien personas con el pretexto de llamar a marchas pacíficas que en el fondo solo buscaban derrocar al presidente obrero, Nicolás Maduro, y tomar el poder por la fuerza.

Llegó el momento de que esos homicidas paguen el dolor causado a tanta familia que perdió a sus hijos, padres, madres, hermanos, hermanas, primos, primas, atraídos por la aventura de ese grupo de terroristas ansioso de poder, que resguardaron muy bien a los suyos y se lanzaron a la calle con los parientes de los demás, esos mismos que lamentablemente hoy reposan un metro bajo tierra.

Llegó el momento de que esos asesinos le paguen al pueblo haberle prendido fuego a personas inocentes, por el solo hecho de parecer chavistas.

Llegó el momento de que esos bandidos le paguen a madres y padres correr desesperados en busca de sus hijos, porque atacaron a un materno o a un preescolar.

Llegó el momento de que esos facinerosos le paguen a los viejitos quitarles el transporte con trancazos y destrucción, el día que con muletas, sillas de ruedas, acudían al banco a cobrar la pensión.

Llegó el momento de que esos criminales le paguen al chofer de tráfico sin trabajo, el incendio del carrito o la buseta con que laboraba para mantener a su familia.

Llegó el momento de que esos bandidos le paguen al comerciante que dejaron arruinado, porque le quemaron o le saquearon su negocio.

Llegó el momento de que estos bandoleros les paguen a muchas familias que quedaron en la calle, porque les calcinaron sus casas por ser chavistas

Llegó el momento de que esos rufianes le paguen a la gente que vio morir a sus dolientes en brazos, al no poder llegar al hospital teniendo la vía trancada.

Llegó el momento de que esos indeseables le paguen a la gente el trauma que sufrió cuando era detenida en taxis, por un grupo de malandros cobrando peaje, como hacían en Maracaibo las bandas de delincuentes de Rosales, Eveling y el tarifado de este par de malhechores, Juan Pablo Guanipa.

Llegó la hora de la justicia, llegó la hora de la verdad en Venezuela, pero la Asamblea Nacional Constituyente tiene que aferrarse al dicho: "candelita que se prende, candelita que se apaga", de lo contrario, a pesar de ella, a pesar de los millones que la votaron, esos terroristas que menciono, plenamente identificados, seguirán enviando a la gente inocente directo a la muerte….Y en este ni en ningún otro país será posible la paz con tanta impunidad.

Con la Constituyente ¡justicia ya!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4827 veces.



Gian Carlo Di Martino

Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán - Italia.

 giancarlodimartino2017@gmail.com

Visite el perfil de Gian Carlo Di Martino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a250333.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO