De Maquiavelo a Pinocho

"EL PRINCIPE DEBE SER TAN TEMIDO COMO AMADO" N Maquiavelo.

Dos florentinos (Italianos): Nicolás Maquiavelo (1469-1527) y Carlos Collodi, seudónimo de Carlos Lorenzini (1826-1890), se inmortalizaron con dos obras mundialmente conocidas: Maquiavelo con EL PRINCIPE (1513) y Collodi con PINOCHO. El primero estaba interesado en EL PODER para darle forma de superestructura. De estos "consejos", se encuentran curiosas semejanzas en un texto del historiador romano Cornelio Tácito sobre el mismo tema. Por su parte Pinocho, que como Ariel, representa un ejemplo a seguir, pretende ser un referente social. Su éxito es tal, que ha sido llevado al cine, a los comic, las novelas y el teatro. El crecimiento de su nariz se toma como evidencia de las mentiras humanas. No son pocos los malos gobernantes con nariz muy alargada. "La verdad no puede coexistir con el error, tiene que destruirlo" Roque Dalton.

Cuantas cosas falsas se han dicho en nombre de Maquiavelo y su "Príncipe". Se le atribuye la manipulación, el sarcasmo, el pragmatismo, el utilitarismo, el Poder por el poder mismo. No fue esto lo que su autor se propuso. Maquiavelo busca llamar la atención del gobernante, en procura de la construcción de un modelo político-social que conduzca a la formación del Estado. En el medioevo, el Poder era compartido por la iglesia católica y la nobleza territorial. Maquiavelo hombre del renacimiento, perfila la necesidad de construir un orden territorial que supere al Feudo, sembrando la semilla de lo que será el Estado moderno. Maquiavelo aconseja y sugiere prácticas que le den fortalezas al gobernante y estabilidad a su gobierno.

A Maquiavelo le mortifica el desorden, la corrupción y las debilidades del monarca. El Príncipe puede y debe aplicar la fuerza necesaria para hacer imperar el orden. El Príncipe debe conocer muy bien a su pueblo. A los pueblos "Fácil es hacerle creer una cosa, pero difícil hacerles persistir en su creencia". (Ob cit). El tiempo de la mentira es corto. El pueblo no es el problema, es la solución. Vive su terrible tragedia, pero no conoce su etiología. Decir una cosa y hacer otra, ofrecer y no cumplir, ser ambiguo en las decisiones, mostrar debilidades permanentes en el mando, exhibir públicamente sus contradicciones, son factores que debilitan el poder hasta perderlo. El Poder no es abstracto es concreto. Maquiavelo entiende las dificultades para tenerlo: "El que consigue la soberanía con el auxilio de los grandes se mantiene en ella con más dificultad que el que lo consigue con el pueblo" (Ob cit). El pueblo, tan buscado por los candidatos y tan olvidado por los electos.

La gobernanza es un asunto clave para el Príncipe. "Si el pueblo es enemigo del príncipe, éste no se verá jamás seguro". La ausencia de pensamiento crítico, suele llevar a los empirismos y a conciliaciones peligrosas. El pueblo será siempre el aliado táctico y estratégico del que nunca El Príncipe debe separarse. Más le vale al gobernante ser necesitado por el pueblo, aunque no lo sea completamente admitido. "Lo peor que el príncipe puede temer de un pueblo que no le ama, es ser abandonado por él". La relación temor-amor de Maquiavelo es clave en el ejercicio del poder. Si bien la fuerza es monopolio del Estado, su uso dependerá de las habilidades del Príncipe. Igual destino correrá el gobernante si malbarata oportunidades, improvisa temerariamente conductas, y toma decisiones que menoscaben su condición de gobernante y lesione a sus súbditos. Que la teoría se transforme en praxis. "No toda situación revolucionaria conduce a la revolución" R Dalton. Realidad + Consciencia Revolucionaria + Organización. La vanguardia no debe sustituir al pueblo ni al partido. La vanguardia tiene que ser colectiva.

Maquiavelo advierte: "un príncipe que a toda costa quiere ser bueno, cuando de hecho está rodeado de gentes que no lo son, no puede menos que caminar hacia un desastre". En ocasiones deberá tomar decisiones que no gusten a unos, pero se inclinen en favor de las mayorías. El mando cuando es revolucionario es colectivo. "Los hombres se atreven más a ofender al que se hace amar que al que se hace temer". En cualquiera de los dos casos, el príncipe "debe evitar que le aborrezcan". Algunos ni de esto se ocupan.

Contra los aduladores, el príncipe debe manifestarle severamente que "no le ofenden por decirle la verdad". Malo es ocultársela. Cunden los execrables personajes, que a punta de lisonjas y ocultamientos, escalan posiciones. Estos sujetos por razones de higiene no provoca ni saludarlos; "Yo a usted ni lo ignoro". No se llega al poder por vía advenediza. Arenas movedizas y territorios firmes se habrán de transitar. "Lo peor que el príncipe puede temer de un pueblo que no le ama, es ser abandonado por él". La categoría pueblo ha servido y sirve, para que en su nombre, hasta los sátrapas cometan los peores desafueros. Fetichizada la sociedad, el pueblo tiene invertida su realidad.

El Poder atrae todo tipo de personas, que tienen diversos intereses. "Las amistades que se adquieren no con la nobleza y la grandeza de alma, sino con el dinero, no son de provecho alguno en los tiempos difíciles y penosos". Onublado por lo que no tenemos, nos encandila lo ajeno. "Cría cuervos y te sacarán los ojos". Afirmó Simón Rodríguez: "El que nada tiene cualquiera lo compra. El que nada sabe cualquiera lo engaña".

Por su parte PINOCHO, salido de un imaginario artesanal, rápidamente encuentra eco en la comunidad. Es un personaje que tiene simpatías en todas las edades y géneros. Enemigo de la mentira, todo aquel que la diga le crecerá la nariz. Son muchos los malos gobernantes que además son mentirosos, su nariz se alarga y su poder se debilita, aunque su riqueza crezca.

El punto máximo de un gobernante es ser "temido y amado". El Comandante Chávez logró estas dos muy difíciles conquistas. Sus características personales y la realidad del país de entonces, rápidamente lo sembraron en el corazón de su pueblo, fue respetado y amado. Los gobernantes impopulares, no trascienden a su muerte.

En el medioevo fue Dios el centro cosmogónico de la sociedad. En la ilustración y la modernidad el centro epistémico es la razón, hoy es el mercado y todo lo que él representa y contiene. Diversos poderes se han conjugado, para que los pueblos no sepan que son ellos EL PODER. Con el Estado burgués, el poder de la violencia y la violencia del poder, toman ciudadanía y se institucionalizan en el Estado. Reducir los Estados-nación, es empeño del neoliberalismo.

La guerra ha sido práctica humana desde tiempos inmemoriales. "La paz perpetua" de Kant (moral-religión), es la violencia disfrazada de la burguesía. La contradicción capital Vs trabajo sintetiza la contradicción esencial de la política hoy. El Estado es el Cuartel General del Capital, desde él se ejercen todos los controles sociales. No es el consenso venido del disenso, es la imposición de la violencia del capital. "Las ideas de las mayorías son las ideas de las minorías" Marx.

A muchos gobernantes les cuesta el ejercicio de su responsabilidad, y nunca logran ser amados y temidos, sus acciones los delatan. Se propusieron otro asunto o se desviaron en el camino. Excepciones las hay. "Por sus obras lo conoceréis" atina La Biblia. El poder no desgaste, lo que desgasta son las erróneas políticas gubernamentales. Desde hace años, voces honestas y esclarecidas dentro y fuera de nuestro país, con talante demostradamente democrático, le han pedido reiterativamente a nuestro gobierno, el "Golpe de Timón" y "El Plan de la Patria". La respuesta es el autismo. Cuando más, responden con críticas a las críticas. Si no hay cambio en las ideas (teoría revolucionaria) y prácticas correctas, LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE FRACASARÁ. "Ser o no ser" he aquí el dilema.

JESÚS M VIVAS P. HISTORIADOR. PROFESOR UNIVERSITARIO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1115 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: