Las palabras vacías de Maduro sobre dignidad, soberanía e independencia.

Todo el mundo y en especial los que creen ciegamente en los discursos del presidente, escucharon, hoy 18 de Julio, su discurso patriótico, horrorizado pero sobre todo indignado por las declaraciones de la Casa Blanca, del Pentágono y del mismo Trump. Pero apuesto que ya nadie se acuerda que la semana pasada estaba ilusionado por estrecharle la mano al presidente Trump, así lo hizo saber frente a un grupo de petroleros norteamericanos (esos de las perforaciones de posos horizontales) ¡Que voluble el presidente! Un día se ilusiona y el otro se indigna, un día le ofrece su mano y el otro, cuando Trump hace una declaración (cualquiera que sea) sobre el gobierno de Venezuela, lo llama terrorista y apela al sentimiento patrio, a la soberanía nacional… Pero justo la semana pasado estaba firmando cartas de intención con una empresa de servicios petroleros norteamericana, y uno se pregunta ¿En qué galpón de PDVSA estarán perdiéndose los taladros chinos, o, qué fue de la nueva PDVSA?

A los venezolanos sensibles por defender la soberanía nacional; el derecho a la autodeterminación de los pueblos; la independencia… les pregunto ¿No les parece éste "carácter" un mensaje ambiguo,… negativo,…sospechoso? El psicoanálisis llamaría a esos "arranques" del presidente por estrecharle la mano a Trump, un "acto fallido". Dicho en criollo, cada vez que el presidente se reúne con empresarios, donde se reúna, se le sale lo de "darle la mano al presidente Trum" luego aclara que solo es por la Paz, ¡Claro, por la Paz!, diría el Chavo, "se le chispoteó" su deseo de ser aliado comercial, de ser protegidos en sus actos, con la "comprensión" del gobierno norteamericano y con la comprensión del Departamento de Estado…. ¡Dónde queda la dignidad! ¡Bue…!

Basta que Estados Unidos amenace al gobierno de Maduro para que éste se ponga "digno" de un salto, e involucre en sus mamarrachadas a todo el gobierno medio y a todo el país, apelando a la soberanía, (a la misma soberanía que él y su alto gobierno entregan hoy en el Arco Minero, en las Zonas Económicas Especiales, en el famoso decreto que crea de las nuevas asociaciones y empresas mixtas con los inversionistas extranjeros, el mismo que fue ratificado con una sentencia del TSJ, junto con el que anulaba las actuaciones de la Asamblea Nacional por desacato –muy conveniente, considerando que el decreto debía ser aprobado por la Asamblea Nacional-), ahora apela a la autodeterminación de los pueblos, a la independencia y llama a todos a defender al país, el mismo país que él no ha podido defender del capitalismo.

A mi manera de ver, ese Show de convocar al Consejo de Seguridad Nacional o como sea que se llame, aumentará la presión en la población para ir a votar en la constituyente. Ya tiene amenazados a los empleados públicos y los beneficiarios de las Misiones (al más estilo de los adeco copeyano… aunque éstos nunca lo hicieron de forma tan explicita) con revisar las nóminas, una por una, para ver quién votó o no.

Quizá Rómulo Betancourt, apelando a la amenaza comunista, pudo en algún momento amenazar en público a los empleados públicos, pero este argumento de presionar a la población por razones de "emergencia institucional" más bien sirve para ver con mejor claridad el tamaño de la manipulación de un gobierno farsante… El gobierno necesita que la votación por la constituyente sea elevada, por lo menos que llegue a 8 millones de votos, y que no haya tanta abstención. Luego de eso, si pierde el referéndum que la aprueba o desaprueba, no obstante no sería tan malo. Lo malo sería que la gente no votara el domingo. Por supuesto que para ese referéndum, otra vez el gobierno de Maduro "tirará la casa por la ventana", otra vez prometerá cualquier cosa, mentirá como siempre, subirá los sueldos, amenazará de nuevo a los empleados públicos y a los beneficiarios de las Misiones ¡Están desesperados y son capaces de hacer cualquier locura!

Alguien del gobierno se tuvo que haber dado cuenta de las declaraciones de Jorge Rodríguez hace una semana, cuando aseguró que los empleados públicos no están obligados a botar por la constituyente, para que luego el mismo Maduro amenace a los que no voten en ella. Estas contradicciones evidentes son un mal síntoma de lo que sucede dentro del gobierno, de su improvisación, de su desarreglo. Alguien, señores del gobierno, debería ponerle un freno a esto.

Bastante nobleza mostró el pueblo chavista al haber salido a votar por algo que, sospechan muchos, borrará de un solo golpe la constitución "blindada" del comandante Chávez, apoyaron los logros de la revolución votando por algo confuso, mal explicado, y a pesar de eso –conociendo mejor al enemigo que el mismo gobierno- sale a votar en el simulacro, ensayo o como se llame, masivamente (quizá sin tantos votos como para ganar unas elecciones normales, y ellos allá arriba lo saben).

Además de acabar con la Constitución de Chávez, el peor de los males de esta constituyente es que no habrá, por mucho tiempo, una "constitución blindada", porque toda esta trampa legal se va a repetir cada vez que un gobierno, el que sea, necesite imponerse sobre sus opositores disolviendo la constitución, y llamar a ¡oootra constituyente!

Tendremos que esperar otra vuelta, otra verdadera revolución socialista, cambiar la sociedad, las estructuras institucionales de la sociedad burguesa, para luego poder redactar una constitución que se ajuste a los nuevos cambios, y no al revés.

 18/07/2017

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 888 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a249450.htmlCd0NV CAC = Y co = US