La mentira como arma política debe ser penada

Es posible que nuestro imaginario de soñadores con un país de ciudadanos decentes, trabajadores, honestos, regidos por el código de la vergüenza y donde vuelva a tener vigencia aquellas sentencias de nuestros abuelos: "Mi palabra es un documento carajo", o "palabra de hombre" y no se hable más, (sin caer en la diatriba), simple y llanamente entendiendo que la expresión hombre, sin connotaciones desde el punto de vista espiritual, refiere a los humanos que habitamos el planeta, estemos esperanzado en llegar a tener una patria donde el ejercicio de la política sea una actividad pedagógica y no refugio de truhanes, drogadictos, egocéntricos, aventureros, engreídos, que para alcanzar sus posiciones recurren a los mas abyectos artilugios, para engañar a sus electores.

Ojalá y quienes están aspirando a ser diputados constituyentes, en esta oportunidad, tengan en cuenta una serie de aspectos que son de suprema importancia abordar para adecentar el ejercicio del poder político, el respeto al pueblo como depositario originario del poder supremo y ello pasa por corregir la serie de entuertos que aquejan a nuestra actual constitución, que fueron deslizados subrepticiamente por la "Tribu Miqui", que pegada a la chaqueta del comandante Chávez, llegó a la ANC del 99, para desde adentro asestarle la puñalada al "Arañero de Sabaneta", que tanto había confiado en quien llegó a llamar su padre político. Hoy vemos como los herederos de esa tribu, como la liebre han saltado y continuaran saltando en cualquier cruce de camino, para ver si pueden comerse las zanahoria, que Chávez intentó blindar cuando llamó a referendo para modificarla.

En esa transparente y honesta propuesta, como todas, el Comandante Eterno, Hugo Chávez, fue nuevamente apuñalado por la tribu, cuando en la Asamblea Nacional, la propuesta de 32 sugerencia la elevaron a más de 70, para confundir al pueblo, amen de que alcaldes y gobernadores "Rojos Rojitos", com o no se les garantizaba la reelección ilimitada, jugaron en contra de la consulta.

No vamos a enumerar aquí todos los entuertos, que tiene nuestra joven Carta Magna, porque ya el profesor Luis Bitto García, lo ha hecho a consciencia y con sobrado criterio en su columna semanal "Pare de sufrir", la cual recomendamos a los candidatos leerla y llevarla consigo cuando vayan a las discusiones para tener una guía clara y diáfano de que hacer para adecuar la CRBV, al proyecto de patria socialista que dejó como legado el líder de la revolución bolivariana.

Peros se nos ocurre, que a parte de hacer del derecho al voto para designar poderes públicos, que deben tener los jóvenes que hayan cumplido los 16 años, un punto de honor en la reforma, también debe darse rango constitucional a los principios de no mentir, no robar ni abusar de los cargos para todos quienes aspiren a ejercer la política como derecho ciudadano. No debe ser recomendación, sino cumplimiento obligante, so pena de ser juzgado como criminal, lo que es el embustero, ladrón y abusador de su condición de gobernante o legislador. La condena debe conllevar a la pérdida del cargo alcanzado con engaño, derecho a ser electo al menos por 20 años, cárcel en una proporción similar y las penas pecuniarias para confiscar sus propiedades y revestirlas al patrimonio del Estado.

Esta penalización también debe alcanzar a los medios de comunicación o difusión que de manera consciente se presten a avalar los engaños al pueblo, ya sea por declaraciones o mensajes publicitarios, como aquellos célebres contra la constituyente del 99, que si le iban a quitar la patria potestad de sus hijos, que si le iban a expropiar la bodeguita de la cual vivía, que le quitarían la casa que tenía para rentar y toda esa sarta de delitos que cometen los 2políticos" para alcanzar el favor electoral de la comunidad.

Así evitaríamos que se juegue con la inocencia o la ignorancia del pueblo y que los procesos electorales se conviertan en un torneo criminal de engañifas contra quien debe merecer el mayor respeto por parte de los aspirantes. Un ejemplo claro y reciente está el de la cuña electoral para las parlamentarias: "El 6D es la última cola que vamos a hacer en Venezuela," avalada por la MUD. ¿Fue la última cola luego de llevar a la AN, una mayoría con los cipayos de Fedecámaras, Consecomercio, Fedeagro, Fedenaga y toda esa gama de Fede, que la única democracia y país que defienden, son los dólares para abultar las cuentas bancarias de sus miembros, sin importar el daño que hacen al pueblo sometiéndolo a hambruna con la especulación y el acaparamiento de los productos?

Otra petición a nuestros constituyentes, es que entierren esa mal llamada inmunidad parlamentaria tal como erróneamente está concebida en nuestra legislación, que autoriza a delincuentes a burlarse de los poderes establecidos porque son invulnerables ante la ley. Lo decimos con conocimiento de causa, recientemente un diputado que por calumniador fue condenado a pagar 300 millones de bolívares a un alto funcionario del gobierno, con la mayor desfachatez, ante las cámaras de TV y del resto de medios, afirmó que no iba a acatar la decisión de ese tribunal y que iba a pedir en plenaria que se investigue al juez, que cometió "ese delito", de juzgarlo ignorando que el está protegido por la inmunidad parlamentaria. Es decir, es un criminal intocable. Eso no debe continuar, la inmunidad debe ser exclusivamente para proteger el trabajo parlamentario, no para proteger, la difamación, la injuria, el robo y hasta el narcotráfico, porque personeros como este son los mismos que se niegan a que las autoridades revisen sus equipajes y sus autos cuando viajan, porque también tienen "inmunidad".

Igualmente debe normarse la actividad de los partidos políticos para evitar que amparados en los "derechos humanos", en las libertades democráticas, en el derecho a disentir, organizaciones con fines políticos degeneren en sindicatos del crimen atentar contra la soberanía de la patria, para llenar de violencia al país y sembrar el terror en la población, amen de proyectar la peor imagen del país en el exterior, como lo está haciendo la MUD y de manera especial PJ y VP. Por menos de una quita parte de lo que han hecho estas organizaciones terroristas al país en estos 18 años, Rómulo Bentancourt, en la década de los 60 ilegalizó de un plumazo al Partido Comunista y al Movimiento de Izquierda Revolucionaria, envió por decreto sin formula de juicio a todos los diputados y senadores de la época al Cuartel San Carlos,y a juicios sumarios, con penas de 30 años de presidio y, en todo el país fueron sometidos a cárcel más de tres mil dirigentes regionales y locales de ambas organizaciones.

Y el "Padre de la Democracia", no lo ocultó. ni se inmutó, por el contrario en un mitin en el Nuevo Circo de Caracas y bajo el rugir de las masas adecas y copeyanas, que pedían hasta pena de muerte para los disidentes, se pavoneo, anunciando que tenía presos a "Mas de tres mil dirigentes comunistas y que seguirían presos". ¿Será que Ramos Allup, Julio Borges, Ismael García, Luis Florido y toda esa pléyade de vejetes que se la tiran de chamos, no conocen esta historia ni por referencia y por eso proclaman que estamos viviendo en una dictadura, que ha permitido la matanza de más 200 venezolanos, dejar lisiados a unos 1000 y heridos más allá de 5.000 y la venta del país a futuro a centro de poder imperial, en la criminal carrera que emprendieron en abril de 2002, contra la revolución bolivariana y mantienen impunemente hasta ahora?

Lo dejamos hasta aquí, pero reiterándole a nuestros queridos constituyentes del proceso bolivariano, de la oposición que si lo hay, de la industria y el comercio, que hagan un esfuerzo por el país, para preservar la imagen y la paz de la república, que tiene sus raíces en constitucionalizar el ejercicio de la política, como proceso pedagógico y ello pasa dejar establecido en el nuevo texto, que la mentira como arma política debe ser penada.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 897 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: