Estuve cuando fue atacado el TSJ

Por asuntos de trabajo, estuve muy cerca. A unos 70 metros. Desde el primer momento.

Al inicio fueron las explosiones. Dos explosiones. O el sonido de las hélices del helicóptero. No distingo bien qué llegó primero a mis oídos. Todo fue muy rápido.

Me ubiqué desde el mejor ángulo que tuve a mano, tratando de atrapar la mayor cantidad visual de detalles. Después una detonación. Y otra. Y de una, como lanzado desde alguna parte del cielo, se asomó el bicho que volaba.

No le vi las siglas del CICPC. Embestía muy rápido. Ni sabía que los helicópteros del CICPC son de ese color. No sé por qué me hubiese sido más natural, uno verde. Que era del CICPC, me enteré más tarde.

A los segundos (porque todo fue en cuestión de segundos), la aparición sonora, respetable y petrificante de otras detonaciones. "Armas largas", fue lo que pensé. Dos, o tres descargas.

A la par de sus vertiginosas vueltas, el helicóptero bajó mucho. Al menos eso me pareció ver, desde donde estaba. Junté una cosa con la otra, e imaginé que había sido impactado. Ni tiempo me dio para el susto, y mejor así, porque hubiera hecho el ridículo. Nunca le dieron. También, mejor así. Aún estaríamos contando los muertos. La zona, para quienes no la conocen, es residencial y también de oficinas públicas.

Vi a muchos agentes de la PNB agruparse, y correr hacia el puesto que tienen cerca del Cuartel San Carlos. Ello me llevó a pensar que la cosa se reducía, a la búsqueda de delincuentes.

Y se fue. Después vi cuando la maquina azulada, se fue. Y con ella, el sonido de las armas de fuego. Sólo al rato, supe que había estado cerca de una acción terrorista.

Me entero ahora, que hay gente que dice que fue un montaje del Gobierno. Allá ellos. Que piensen lo que quieran. Si hubiesen visto el correr de mujeres con niños en un brazo y otros de la mano huyendo sin saber de qué, tal vez no pensaran eso.

Tal vez aún ignoran que en el TSJ hay un preescolar. Que allí estaban los bebés, y que los vecinos hacían cola para comprar comida. En fin, que cada quien asuma su irresponsabilidad.

¡Chávez vive…la lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1339 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: