Un helicóptero "peorro" se burló del gobierno

¿Hasta dónde ha llegado la osadía de la derecha conspiradora? Se burlan impunemente de las autoridades gubernamentales, civiles y militares. Se roban un helicóptero "peorro" del CICPC y sobrevuelan Caracas, lanzando granadas hacia abajo, como si estuvieran lanzando juguetes para los niños en época de Navidad. Por otro lado, ¿qué hace el gobierno? Hace el ridículo en lo interno y en lo externo. ¿Qué dirán los gobiernos de otros países? ¿Qué dirán en el Departamento de Estado de Estados Unidos? ¿Para qué se ufanan de tener armas rusas a montones? ¿Para que se exhiben armas chinas de todos los calibres en los desfiles? ¿Para qué carajo tienen en La Carlota helicópteros rusos de última generación con armas de todo tipo? Son cosas que una persona común y corriente no entiende. La gente de a pie está asombrada, y se hace preguntas.

Un día de estos unos helicópteros venidos ya ustedes saben de dónde, se posan en el patio de Miraflores, entran al Palacio y se llevan al Presidente, como si nada. Y nada pasa. Nos quedamos sin Presidente, sin gobierno y sin un carajo. Son exactamente las 6:30 AM, del día miércoles 28 de junio de 2017. Hacen más o menos 12 horas que se realizó este bochornoso acto de guerra. Yo pensé que cuando revisara los titulares de la prensa nacional me iba a encontrar conque habían detenido a los conspiradores, y la nave estaba a buen resguardo. ¡Sorpresa! Ni una sola información sobre el paradero de los "libertadores" y su nave. Si esto hubiese sucedido en los Estados Unidos en tan sólo minutos hubieran convertido en polvo el aparatico ese y capturados a los osados conspiradores. Ese acto fue una osadía de marca mayor. Pero estamos en Venezuela. Donde no pasa nada.

Miguel Rodríguez Torres, y sus compañeros de lucha deben estar gozando una bola y parte de la otra. De eso no me cabe la menor duda. Este "libertador" de nuevo cuño (una especie de "superhéroe" de la derecha) está protegido y no le cae ni coquito. Este señor (amigo de la CIA y la DEA), junto a María Corina Machado, Freddy Guevara y Julio Borges, entre otros, se encontraban en un bunker allanado en Altamira, de donde lograron escapar minutos antes de la acción policial. ¿Qué hacían? Conspirando. Pero conspirar contra el Estado ya no es un delito. Porque los susodichos andan muy campantes por las calles de Caracas, envalentonados y burlándose del gobierno y sus instituciones. Y echando vainas como esta última del helicóptero. ¿Qué viene a hora? Todo se puede esperar de una derecha desesperada, que actúa impunemente en el país, sin que nadie los detenga. ¡Dios, mío! ¿Estamos a merced de estos violentos sin que nadie los pare? ¿Nuestro gobierno va a dejar que quemen al país impunemente? Están quemando a la gente, señor Presidente, y nada pasa. Ni siquiera podemos llamar al Chapulín Colorado para que nos salve, pues está en otra dimensión.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6160 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248332.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO