Blanco Muñoz: ¿Agente de la posverdad o intelectual en decadencia?

Necesito, antes de abordar el punto, puntualizar algo. No aspiro ni creo que sea lo correcto, que todos tengamos una misma opinión sobre un determinado hecho o situación. Es buena la diversidad de opiniones sobre temas políticos, sociales, económicos, culturales y de otra naturaleza, sobre la base de una revisión de todas las situaciones que están vinculadas con ese hecho o problema. Ofrecer una opinión para un académico de alto vuelo, es un proceso de una gran responsabilidad. No es cualquiera opinión. No es por ejemplo; la opinión de Patricia Poleo o de la señora que tiene por nombre Gloria Cuenca.

Fui formado en una UCV que realmente hacia un esfuerzo por vencer las sombras. Esta afirmación puede resultar muy subjetiva, pero en ese momento una gran parte de los profesores se esforzaban por explicar hechos y situaciones. En ese proceso de formación y en cualquiera facultad de las llamadas ciencias sociales, se nos advertía, que metodológicamente un hecho debía ser contextualizado y que su aparición, como hecho o situación, no era fortuito o un capricho de quien se dedicaba a trabajarlo investigativamente.

Hoy tengo la costumbre de seguirle la pista a una parte de estos profesores y uno capta en sus artículos de opinión, que no hay nada de eso. La opinión que se elaboran no tiene un contexto, un antes y un ahora. La opinión es lo que me da la gana y ya.

Esta forma de generar opinión porque me da la gana, se patenta a veces en los artículos de opinadores con una frase que colocan al final del artículo que dice "profesor UCV". Eso es suficiente para estructurar una verdad o una posverdad con una "rígida" metodología.

Este 24/06/2017 en la página de opinión de Últimas Noticias tuve la oportunidad de leer dos artículos. Uno fue escrito por el profesor -institución académica- de la UCV- Agustín Blanco Muñoz y el otro por Sergio Arancibia. Blanco Muñoz es historiador y profesor titular. Pero además de poseer estas calificaciones que ya lo autorizan para decir lo que le da gana y ya eso es verdad; Blanco Muñoz es doctor y posiblemente tenga un pos-doctorado, lo cual hace que su opinión sea verdad porque a él le da la gana.

Siendo historiador y doctor, le carga una responsabilidad a las situaciones que toma para sus opiniones. Calcule a un médico, que no siempre es Doctor, que frente a un paciente tenga sumo interés en diagnosticarle lo que a él le da gana y no sobre lo que el paciente puede tener.

Si algo no debe hacer Blanco Muñoz, es dejarse ver como un intelectual en decadencia o en la indigencia intelectual. Es una lástima tanta academia para casi nada. Así lo veo y deseo que se un juicio muy subjetivo y equivocado. No lo veo así como opinador, porque sea antichavista, que es natural que hayan antichavistas, sino porque como historiador, como docente y como doctor, Blanco Muñoz debe tener su corazón pero tratando las situaciones como pueden ser y no como al él le interesa tratarla y manejando sólo los datos y referencias que él necesita resaltar

Blanco Muñoz, Escribió un artículo con el título "¿Cómo Salir de esta Guerra?" Salir de una guerra, que según la opinión de este famoso historiador y profesor titular de la UCV, "tiene su epicentro en las sentencias TSJ de 28 y 29Mzo-17 dirigidas a liquidar la AN" Estando en una guerra y tratando de salir de esta guerra, según el deseo de Blanco Muñoz; Venezuela no existió en el 2016, 2015, 2014. Si no existió en esos años, menos existía en el 2000, 2001, 2002, 2003 y dele.

No hubo un tipo en Venezuela que perdiendo unas elecciones se le ocurrió enviarle un mensaje a sus seguidores para que "descargaran su arrechera con los chavistas". La guerra no pudo tener como epicentro, ese capricho de Capriles. El epicentro es el que él decide.

No hubo un momento conocido como un 11-A con un golpe y donde los golpistas en cadena nacional y de un sólo plumazo borraron toda la instituciones y Carmona se juramentó él solo, como el Estado soy yo y punto. Eso no tuvo trascendencia para la situación de hoy. No pudo ser este hecho el epicentro de esta guerra.

Estando en una guerra, menos hubo un momento en que un diputado de AD, instalándose como presidente de la AN 2016, nos dijo que Maduro tenía cinco meses para ser echado del poder. No dijo este' diputado, cómo se echaría del Poder a Maduro. Esto no pudo ser el epicentro de esta guerra.

No menciona ni recuerda este historiador, que hubo una sentencia del TSJ mala o buena, pero no tan mala como aquella de "vació de poder", según la cual, esta Asamblea Nacional bajo la presidencia de Ramos Allup fue declarada en desacato. Es posible que para algunos, ahí pudiera estar el epicentro de una guerra que ya venía anunciada antes de 1999.

Para este historiador, no ocurrieron las 43 muertes de la primera guarimbas ni las 11 muertes de venezolanos porque a Capriles le dio por ordenarle a sus seguidores que descargaran su arrechera con la gente. Para este historiador sólo existen Jairo Ortiz y David Vallenilla, quienes lamentablemente perdieron la vida. Los otros, según la opinión de este historiador, hay unos muertos que merecen reconocerse como personas y otros ni merecen ser personas. Todas estas lamentables muertes, porque le da la gana a este historiador, son los "registros criminales de esta revolución en guerra y destrucción"

En esta guerra, no hubo un militar querido por la MUD que recomendó la brillante idea, de tender guayas para decapitar a personas que podían ser chavistas o antichavistas. Para este historiador y Doctor, no existió un Tulio Hernández, también profesor de la UCV, que recomendaba humanitariamente lanzar desde los apartamentos cualquier cosa contunde que sacar de la vida terrenal a un venezolano o venezolana. Para este historiador, esto tampoco pudo ser el epicentro de esta guerra.

Este historiar y científico que lo es, ve y opina lo que le da la gana y ya eso es verdad. El otro (Sergio Arancibia) da mucha pena hasta mencionarlo porque, las "ideas" que ofrece, son puras latas no reciclables. Blanco Muñoz por lo menos hurga en la basura y de ahí saca sus opiniones que no sé si sirven para darle la categoría de agente más activo en Venezuela de la posverdad o de un intelectual, que después de tanta gloria académica cayo en la basura y a través de eso se mantiene.

Cómo historiador, ¿sabrá Blanco Muñoz cuantas personas fueron apuñaladas y luego quemadas vivas en la Venezuela del siglo XX? ¿Desde cuándo, una sociedad, cuya clase media vive al espanto de la violencia un joven puede ser quemado y apuñalado y eso no preocupa a nadie? ¿Desde cuándo en Venezuela un grupo decide perseguir a una dama porque le da la gana de creer que es chavista? No pude ser ese odio a los chavista el epicentro de esta guerra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 886 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a248312.htmlCd0NV CAC = Y co = US