El poder de la Fiscal, y varias decisiones contra el gobierno

Zaqueo era jefe de los recaudadores de impuestos. Era un hombre de baja estatura, y, además, un hombre de mucho dinero. Desde hacía tiempo estaba por conocer de cerca a Jesús. Y la oportunidad había llegado. Jesús llegó a Jericó, donde vivía Zaqueo, con el objetivo de cumplir una tarea acorde con su peregrinar. Se desplazaba con una multitud a su lado, lo que hacía difícil verlo de cerca, tal como quería Zaqueo. Fue entontes cuando corrió, con todas sus fuerzas, se adelantó a Jesús y sus acompañantes, y se trepó a un árbol para hacer cumplir sus deseos. Cuando Jesús pasó frente al árbol miró hacia arriba y le dijo: "Zaqueo baja. He decidido quedarme hoy en tu casa. Debo descansar.". Zaqueo no lo podía creer. Se bajó rápido y muy contento, corrió a esperar a Jesús en su casa. Al ver lo que acontecía la gente comenzó a murmurar. Jesús había decidido pernotar en la casa de un pecador. Cuando Jesús entró a la casa, Zaqueo lo recibió con estas palabras: "Mira, Señor: ahora mismo voy a dar a los pobres la mitad de mis bienes, y si en algo he defraudado a alguien, le devolveré cuatro veces la cantidad que sea". "Hoy—dijo Jesús— ha llegado la salvación a esta casa, ya que este también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido".

En esta breve historia se encuentras varias decisiones que hicieron cambiar la vida de Zaqueo. La primera tuvo que ver con la dicción de Zaqueo de treparse en un árbol para ver a Jesús. La segunda decisión la tomó Jesús al elegir la casa de aquel hombre para quedarse a pernotar. Y una tercera, tiene que ver con que Zaqueo decidiera dar la mitad de su riqueza a los pobres, e inclusive darle cuatro veces la cantidad a quien hubiera defraudado. Zaqueo tuvo la opción de no treparse en árbol, y perderse la ocasión de ver a Jesús. El Señor ha podido elegir a otra persona para pernotar en su casa. Y la tercera decisión tiene que ver con que Zaqueo decidiera despojarse de buena parte de su riqueza. Inferimos, pues, que somos nosotros quienes tomamos una determinada decisión, y la misma, como casi todo, tiene un efecto que puede ser malo o bueno. El efecto de estas tres decisiones fue bueno. En especial para Zaqueo.

La Fiscal General de la República Bolivariana de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, tomó una decisión, el 31 de marzo del presente año, que tendría efectos dramáticamente dañinos para la patria de Bolívar y Chávez, al cuestionar una decisión de la Sala Constitucional del TSJ. En efecto, la señora Fiscal, anunció, públicamente que "Sentencias del TSJ presentan ruptura del hilo constitucional". Ella consideró, en aquella oportunidad, que en las decisiones de la Sala Constitucional se observaba varias violaciones del texto Constitucional. ¿Qué paso, luego? Se encendieron las alarmas, tanto a nivel nacional como internacional. La derecha se envalentonó y arreció sus ataques contra el "dictador" Maduro y contra el chavismo, en general. Lo que vino desencadenamiento de una ola de violencia, destrucción y muerte, en varios lugares puntuales de la geografía nacional. He allí una decisión que generó efectos mortíferos, aún vigentes.

Dice el padre Alberto Linero, en su libro "El poder de las decisiones", que: "La vida es un constante decidir. Nos invita siempre a tomar opciones, a escoger caminos para andar, a realizar acciones o quedarnos quietos…". La Fiscal ha podido quedarse quieta. Pero no lo hizo. Tomó su decisión, tal vez buscando su camino el cual se le había perdido desde hace años. Y los resultados están a la vista de todos los venezolanos. Señala Linero: "Tu vida es la mezcla de todo lo bueno y lo malo que tienen las realidades y las personas que escogiste…Incluso los fracasos, los pesares, los dolores y las amarguras del camino que recorriste, o que recorres, tendrán para ti un valor profundo que verás, a los ojos de un reconocimiento sereno y sabio, quién eres y por dónde ha pasado tu vida real…". Pienso que la doctora Ortega Díaz, aún después de largos años, no sabe quién es, y, por lo tanto, no sabe cuál es su verdadero sentido de vida. Por lo tanto, ahora, en estos momentos, está comenzando a andar por un nuevo camino, para ver si encuentra lo que hasta el momento no ha podido. Y por eso tomó esa decisión. Y tras ella, otras que igual que la primera han inyectado nuevas energías desquiciantes a la derecha criolla.

"Nadie puede evitar las consecuencias, entre otras cosas porque los primeros impactados por los efectos de nuestras decisiones somos nosotros mismos. Claro que no sólo nos afectan a nosotros; también a aquellos que son miembros de nuestro círculo vital…". ¿Estará impactada la Fiscal? ¿Sabrá del daño que le ha causado a su patria? ¿Estará consciente de las tremendas consecuencias que se han desprendió de sus decisiones? No lo sé. Nadie lo sabe, más que ella.

Agregado:

Si la Fiscal hubiera elegido no hacer pública su decisión donde cuestionaba al TSJ, y donde hablaba de rotura del hilo constitucional, no tendríamos el panorama oscuro y sangriento en el que nos debatimos. Los efectos de su opción son desastrosos e incontables para la República. Allá ella con su conciencia. Pero aún no cesa de tomar decisiones. En los últimos días en metido dos recursos en el TSJ. Uno en contra de la Constituyente, y el último contra la elección de un grupo de magistrados en el 2015. Es decir, la señora Fiscal está más empeñada contra el Gobierno que la propia oposición, aunque ella ya es parte de ella.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1342 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a247592.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO