¡Alerta! Terroristas

Un relámpago con estruendo de ruido de Esperanza para unos y desalientos para otros estalla en medio del caos comprometido en Venezuela. En medio de las tinieblas del desasosiego, la ansiedad, incertidumbre, miedo y dolor retumba con estrepitosa fuerza. Todos atónitos quedan pasmados al sonido de su presencia. Muchos convocan esperanzas prometidas de un ayer conquistado, son los que corren a plazas históricas, se reúnen, se reencuentran para darle la más calida bienvenida, a la posibilidad de cristalizar el sueño ideológico perseguido ancestralmente, la consolidación en la Carta Magna del Estado Comunal. Otros en cambio, ante el temor de su intervención repliegan sus estrategias, se esconden en sus guaridas, la enfrentan llenas de argumentos con impulsividad temeraria, o se quedan impávidos analizando la posibilidad de poder sumar en sus atisbos alguna ventajosa oportunidad. Los más ingenuos solo escuchan con escepticismo su sonido. Hay incluso, los más incautos, los que ignoran su venida. Pero casi todos deciden tomar una postura a su irrumpimiento.

Al fin y al cabo, un relámpago ha estallado en Venezuela.

Es el relámpago de la Constituyente.

Su aparición es decretada, por el ciudadano Nicolás Maduro Moros desde su coraza presidencial, acompañado de su equipo de gobierno más cercano, a los que peligrosamente ha sumado su confianza.

Es tan imponente el sonido histórico del relámpago Constituyente, que queda reducido el sonido del discurso que lo presenta.

Discurso propio que refleja el corazón de esta Constituyente particular.

El discurso sobre los Terroristas.

¿Terroristas en Venezuela?.

Pues sí, medidas más fuertes y maquiavélicas cargadas de una espiritualidad oscura y endemoniada ciernen sobre los Terroristas de Venezuela.

Pero y ¿Quiénes son los Terroristas en Venezuela?.

Se sienten señalados ante estas amenazas palpitantes los que abiertamente se oponen al gobierno Madurista, los que manifiestan, los que protestan con sus banderas izadas de Libertad, muchas con sentir sincero otras con intereses ocultos, muchas nacionales otras financiadas por entes extranjeros.

Se sienten observados como terroristas, los lideres políticos de oposición, y los ciudadanos de a pie, que han secuestrado las calles, los que frente a la incipiente amenaza, se esconden por temor, o los que colmados de ira infrenable se lanzan con mayor ímpetu, a continuar lo que asumen, como validos reclamos.

Se sienten perseguidos por este discurso antiterrorista: el joven que con amor severo se enfrenta a su padre, reconociéndole sus principios de corte honrable como progenitor pero desvirtuados en la política, para exhortarlo a corregir el rumbo de la historia de su país que deshonrosamente ha desvirtuado. La anciana devota cristiana con vestidura eclesiástica, que cree despertar compasión en un militar. Hombres y las mujeres que mostrando su desnudez claman al mundo que son capaces de enfrentarse por lo que creen su verdad, desvestidos de armas físicas, pero amparados en su gallardía, a los órganos de represión. La mujer que en su más desbocada desesperación se coloca frente a un carro antimotín exigiéndole frene su injusticia. El cantante internacional que trata de aproximarse a una barrera de oficiales de seguridad para indicarle que lo que están haciendo esta mal. La mujer que con su pancarta artesanal "No Más Dictadura" se para decidida, de su convicción racional, frente a otro grupo de oficiales.

Es decir un sin fin de mujeres y hombres, ancianos, adultos, y jóvenes, unos conocidos por sus representaciones particulares, y otros anónimos pero presentes, dibujando una masa social unificada, desfilan en las calles seguros de recuperar lo que sienten les ha sido ultrajado.

Esos son los Terroristas.

Pero…¿aquí se termina la lista negra de Terroristas?.

Pues no…

Cuando se enviste al temerario Leviatán, monstruo que se traga a sus ciudadanos, con poderes absolutos, asentado en el discurso del terrorismo cobre vida y se legitime, las cosas se pueden poner más complicadas de lo creíble, y su saciedad de hambre será indetenible.

Así, lo que parecía un relámpago ya ha adquirido cuerpo de Leviatán abalanzándose como una oscura tempestad sobre todo lo que desee exterminar.

¡ALERTA!.

Y de aquí mi artículo y mi necesidad de Alertarlos, claro sin dejar de preocuparme por los estigmatizados terroristas arriba descritos.

No seamos ingenuos, al pensar que a esta lista negra, no se sumaran los atrevidos y peligrosos terroristas de ideas con sus armas de palabras escritas.

Aquí les presento, reservándome los nombres personales, para no ser atacada de delatadora, algunas de las razones por las cuales pudiese caer sobre cada uno de nosotros, el estigma de terroristas.

Serán sentenciados, tarde o temprano, de permitir a este Leviatán particular que se disfraza de Constituyente, pero que como recordé en lo arriba escrito, se levanta sobre el discurso de cazar a los terroristas, los que osen de escribir y publicar en este medio ampliamente democrático o en cualquier otro, las siguientes pretensiones.

1.) Los que apegados a sus principios de proteger y defender a los más vulnerables, el ciudadano de a pie, y apegados a sus genuinas convicciones idealistas, no hipotecadas, sean considerados como "izquierda cobarde", es decir Marea Socialista.

2.) Los que se hallan atrevido a mantener amiguismos con esta "izquierda cobarde", y más aún bajo el estirpe de una crítica constructiva, Radio Voces Libertarias, con su Programa incomodo para el Leviatán, Comunicación Crítica.

3.) Los que hayan osado ofender a esta "izquierda cobarde", en sus afán de quedar como defensores del gobierno, el Leviatán no necesita quien lo defienda, en su soberbia este se defiende sólo.

4.) Los ecologistas y todo aquel que con desfachatez se les ocurra creer en la problemática del cambio climático y protección del Ecosistema, levantando sus denuncias contra el Proyecto del Arco Minero. Al Leviatán le gusta jugar con el oro.

5.) A los que se les haya ocurrida infamemente escribir sobre hambre, falta de medicinas, inseguridad, escasez, problemas institucionales, en fin, quejas tras quejas. En Venezuela, bajo el reinado del Leviatán, todo funciona en perfección, cómo se les ocurre ponerlo en duda.

6.) Los arrogantes que se han creído con la sabiduría de dar consejos u orientaciones para mejorar el Estado. ¿Quién les ha preguntado?, el Leviatán sabe lo que hace, y no se le cuestiona menos se le aconseja.

7.) Los que se han dedicado a escribir poesías placidas de la vida. ¿Quién les ha dado ese permiso?.

8.) Los que frente a este relámpago Constituyente, se les ha ocurrido preguntar, cuestionar. Demostrar agrado o desagrado. Rechazar o aplaudir. Sobre el nacimiento del Leviatán nadie debe emitir su voz, es omnipresente.

9.) Los que a salvedad no hayan escrito en Aporrea por el sólo hecho de leerlo.

Y por supuesto yo también seré categorizada de terrorista, cómo se me ocurre la locura de revelarles el espíritu verdadero de este Leviatán, con este artículo, que escribo en la soledad de mi cuarto, mientras por ratos pienso, por otros lados bailo…si Nicolás Maduro yo también sé bailar.

Ante el ofrecimiento de este Monstruo, disfrazado de Constituyente, pero con un

Espíritu calculado para la consumición del plan de exterminio en Venezuela, bajo la farsa de perseguir a Terroristas, yo decido invitarlos a que no seamos pendejos y a decirle al Mundo que…

LOS VENEZOLANOS NO SOMOS TERRORISTAS.

NO A UNA CONSTITUYENTE LEVANTADA SOBRE EL DISCURSO DEL EXTERMINIO, EXCUSADO EN EL FALSO TERRORISMO.

RESISTENCIA IMPERATIVA.

No al Exterminio .

Si al Otro Diálogo Constructivo…Con firmeza y posible.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2398 veces.



María Cristina Berrizbeitia Rivas

Ex Militante de Marea Socialista y Ex Militante del MDI. Socióloga UCV, estudiante de Derecho, defensora de los Derechos Humanos. Fundadora de la Escuela de Comunicación Popular Fabricio Ojeda.

 crberrizbeitiar@gmail.com

Visite el perfil de María Cristina Berrizbeitia Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: