De volver a nacer me gustaría ser un adoptado de VP

Me disculpo por mis malos pensamientos, pero loco no puedo ser por
aspirar a pasar a la posteridad por tan raro mal deseo que me
entretiene de querer estar al frente de tan sorprendentes
acontecimientos de luchas sin descanso en las calles dentro del
posible nexo que me ate como un líder más a VP, organización que tiene
más agallas de poder que la oposición junta de acabar con este país en
un dos por tres, por las buenas o por las malas -total, lo mismo da-
y, andaría como una sombra vivencial de denunciar como hace la líder
Lilian Tintori que recorre el mundo y visita organismos importantes de
fuelle internacional o, mundial, haciendo lobby tan seguido a
personalidades que nos ayuden de alguna manera acabar con esta
"dictadura" madurista y, con la habilidad que tiene como mujer
mitómana creativa no destructiva con un poder de convencimiento de
mostrar mentiras tras mentiras que le hace la boca agua a cualquiera
y, que se hacen verdad a nivel mundial y, luego regresa al país
cargada de toneladas de emociones de su modestia humana de mujer fiel
de principios nada forajidos luego de obtener tan indispensables
respuestas positivas que le parten a uno el alma de la aceptación y
convicción de dar en el blanco y, dejar a Venezuela bien mal parada en
el exterior como una sifrina de bajos instintos dentro de su
subsistencia política y social, como un país forajido, dirigida por
indios descalzos de conciencia y moral que, no respetan la
Constitución ni a Ramos Allup ni, a Leopoldo López por supuesto, como
preso político por la terquedad de ser un líder en ascenso.

Y como a ella -Lilian Tintori- le encanta salir con sus compañeros a
hacer política de calle, yo sería el primero de estar al frente de las
embestidas populares de fuego al cañón, exponiendo mi pellejo por la
causa de su lucha como nuestra lucha por nuestra familia y, por la
libertad de Venezuela que actualmente se ve pisoteada sin hilo
constitucional y con Capriles en el rincón de los inhabilitados sin
causa que justifique tan complicada decisión que tiene al mundo de
cabeza lleno de horror y, a Almagro tan disgustado con dentera
política anti Maduro que tiene días que no come, si no se la pasa en
bajo nivel de presumido uruguayo, tomando mate cerrero con Venezuela
fuera de la OEA, para su mayor desconsuelo con estrés de jaqueca
yanqui. Es decir, muerto el perro se acabó la rabia, pero aún le
preocupa que la oposición siga en la calle descalza de triunfos,
rotando al revés sin brújula ninguna que los mantiene sin esperanza de
elecciones generales de sacar al presidente Maduro y, la expectativa
por que no se dé una guerra civil, lo colapsa como a un lunático sin
brújula de diálogo de norte a sur y de este a oeste.

Pero el que nace barrigón, aunque lo fajen chiquito -dice, el refrán-
pareciera ser que mi mala suerte me acompaña y por más que uno se
porte bien y piense y quiera cosas inamiganables el diablo lo castiga
y, le tumba las grandes tareas de ser un gran personaje que no quiera
pasar agachado por más que se agachen y, como un buen luchador de las
causas -aquí no sé qué decir- si justas o injustas, pero digamos que
por una de ellas, seríamos y estaríamos corriendo por las redes
sociales como la figura que no soy, pero pretendo ser, otro hijo de
VP, luchando a todo vapor por liberar a Venezuela del yugo de la
ignorancia en que está metida quemando lo que se presente si hay que
quemar y, cuando no, trancar lo que sea, para que otros destranquen
que la victoria está en puerta y, mi posible felicidad de llegar al
poder se aleja y no estoy contento porque no se ve un buen final
conmigo en primera plana gritando a todo pulmón fuera los chavistas
como diría Freddy Guevara, de este maldito gobierno, verdad que sería
bonito.

Pero como dice otro refrán, Dios no le da cacho a burro, moriré sin
cachos como burro, pero que conste que me emociono con el sólo hecho
de pensar en tan ardua situación de un nuevo hijo de VP ..., pero por
los menos me queda seguir en lista de espera que, alguna he de pegar
si no es hoy no está escrito que no sea mañana ni pasado y, mi
consigna en lo adelante será con Leopoldo López preso no se vale y
como preso político incomunicado peor que, el pueblo necesita verlo,
tocarlo y Venezuela está urdida de su comprensión y, hemos de luchar
hasta vencer que la victoria en el Este es nuestra y, yo como futuro
activistas después que vuelva a nacer y, aunque esté fuera de combate
sigo en el combate de estar al lado de los grandes luchadoras que
mueren por el intento, pero yo no, quisiera...pero, por ahora soy
chavista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 554 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a245131.htmlCd0NV CAC = Y co = US