Hampoducto

¡Disparen primero y averigüen después! Así dijo un día el adelante a luchar compañero Rómulo Betancourt para caerle encima a los alborotos de los años 60, y menos mal que no está ahorita por allí, porque bam, bam, bam, ya estuviéramos cementerios en todas partes. Y viendo aquellos desordenes dijo que todo era producto del hampoducto, y ahora pareciera que nosotros estamos rescatando su viejo palabrerío, o léxico, como diría el lingüista de cuyo nombre no sé. Es decir, con esta ola de violencia, saqueos, destrozos y asesinatos, nosotros nos hemos convertido en el hampoducto aquel del que habló we will come back.

También dicen que somos un arma de destrucción masiva, y esa vaina es verdad, porque carajo, hemos acabado con todo lo que nos pongan por delante, desde liceos, hospitales infantiles, vehículos de todo tipo, y otro montón de vainas, tanto que, un argentino, un tal Atilio Borón nos llamó de todo, y dijo: "Tratarlos de fascistas sería hacerles un favor. Son mucho peores y más despreciables que aquellos". Lo importante es que toda esa vaina no es culpa nuestra, decimos que son los colectivos chavistas, y salen nuestros medios y nuestros declarantes oficiales y anotan allí que son los colectivos chavistas, y cuando no son ellos, decimos que son chavistas infiltrados y al carajo los enfermos, y lo mejor es que siempre nuestra gente, que es lo más importante, salen a decir que es verdad, y una vaina bien lamentable, es que salgamos a justificar la muerte cuando se trata de un chavista que no encontramos cómo decir que lo asesinó otro chavista. Y mientras tanto, ese hampoducto que hemos creado, porque salimos con todo, máscaras y molotov, a tumbar el régimen, empieza a salir por las redes sociales y antisociales y la prensa internacional, que es la que nos interesa, tiene lista su primera página con Jon Kill, con una capucha Nick, lanzando una molotov y aquel titular: "Estudiante se defiende de la represión chavista", del carajo, y nos ganamos el mundo es ancho y ajeno.

Y ahora que Venezuela se sale de la OEA, nos preocupa el compañero Almagrotesco, porque uno no sabe con quién la va a coger ahora, a menos que alguno de esos países se ponga con vaina y el compañero Trump de la orden de que lo ataquen con furia, pero por ahora, Almagrotesco estará más tranquilo, y por lo menos se quitó de encima a Luis –Canchunchú- Florido que lo tenía bien amarraditos los dos.

El papá de Margot se sentó frente a la computadora y comenzó a enviar tuits desde @puertabierta diciendo un montón de vainas: No lancen materos, lancen paz y amor. No a la muerte, si a la vida con Conchita Keller. Y después prendió la televisión y vio cómo la gente de la oposición tumbaba un poste y quemaba un autobús y dijo: "Ya está bueno ya, carajo. Así estamos derrotados". Y se fue al cuarto y le metió un coñazo tan duro a la puerta que un guarimbero, cuando iba a lanzar su bomba molotov, se detuvo y preguntó. "¿Nos están invadiendo?"

- Hay fuego en el 23 – Me canta Margot



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3327 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Malaver

Roberto Malaver

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a244935.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO