La guerra secreta del petróleo

El titulo lo tomo del libro del mismo nombre de los autores, Jaques Bergier y Bernard Thomas, y que leí a principios de los años setenta.

De ese libro recuerdo entre otras cosas una frase que me quedó grabada, palabras más, palabras menos: "Si los países productores de petróleo, no produjesen sino dátiles, las grandes empresas transnacionales y los imperios no se preocuparan ni mostraran ningún interés en ellos". Esta es una gran realidad y como ejemplo se pueden nombrar muchos países, sobre todo en África, donde hay pueblos que están viviendo en una atroz miseria, se mueren de hambre adultos y niños y el país que se dice la primera potencia del mundo no toma ningún interés en ayudar a sus gobiernos a solucionar, aunque sea en parte, sus problemas económicos.

En los años sesenta y bajo el gobierno del sátrapa Rómulo Betancourt, Venezuela vivía las mas miserable de las pobreza, el país estaba lleno de ranchos y calles destrozadas e intransitables y los servicios básicos brillaban por su ausencia muchas ciudades y poblaciones parecían sacadas de la obra de Miguel Otero Silva, "Casas Muertas". En los fogones de algunos ranchos había un hueso, bien de pescado o de ganado, guindando con un cabuya que era introducido en el canarín con agua y pocas verduras para darle gusto, pues no se tenia como comprar un trozo de carne ni un poco de pescado. Esto parece un cuento dantesco, pero invito a quienes lo duden a investigar si es o no cierto y se encontraran con cosas muchísimos peores, como el hecho que había familias que se pedían el hueso prestado por que ni eso podían comprar.

Fue entonces cuando Rómulo tuvo la maravillosa idea de rebajarle el sueldo a los empleados públicos y de pedir ayuda a los Estados Unidos, que mediante la llamada "Alianza para el progreso", mandaba, algunos productos lácteos que el pueblo bautizó como "leche de Padre", pues estos eran repartidos por la iglesia católica. También se enviaban cantidades de ropa usada, que por supuesto era bien recibida por la mayoría de la población que no tenia para comprar ni un par de calcetines.

Aquí no había entonces manifestaciones violentas de calle, ni nadie se atrevía a agredir a un policía o a un guardia nacional, mucho menos quitarle su arma de reglamento, era lógico, el país vivía bajo la constante amenaza del "DISPAREN PRIMERO Y AVERIGUEN DESPUES", frase que catapultó a la fama de tirano a Betancourt, que violó todos los derechos constitucionales de los ciudadanos y colocó como ilícitos a todos los partidos de izquierda que constituían una amenaza para su gobierno, aparte de haber negociado con los Estados Unidos las riqueza del país, léase el petróleo. Por eso los gringos y sus empresas transnacionales nunca trataron de derrocarlo, ni mucho menos decir que Venezuela constituía una amenaza inusual para los Estados Unidos. Ese era el padre de la democracia, que Ramos Allup y toda esa cuerda de gaznápiros de adecos y copeyanos que aun rondan por ahí parecen olvidar y dicen ahora con desfachatez que:" ERAMOS FELICES Y NO LO SABIAMOS".

Venezuela actualmente está atravesando por una crisis que, así quieran negarlo los detractores de la revolución, es inducida y tiene su directiva allá en el Norte, que no es por otra cosas sino por tumbar un gobierno que no se ha doblegado a sus deseos de negociar su petróleo al precio que ellos impongan, es decir, regalado prácticamente como lo hizo Betancourt y sus sucesores adecos y copeyanos. Aquí vamos a dejarnos de pendejadas y ver las cosas como en realidad son. Lamentablemente una cuerda de analfabetos virtuales, desconocedores de la historia contemporánea de este país, sigue a esa otra cuerda de analfabetas políticos que hoy forman parte de una maltrecha oposición y caen en el juego de querer echarle la culpa de la presente crisis económica al gobierno revolucionario presidido por Nicolás Maduro.

Lejos de la política implementada por Betancourt, Maduro no le ha rebajado el sueldo a nadie, al contrario se lo aumenta varias veces al año, no ha ordenado a las fuerzas de seguridad publica a disparar ni agredir a los manifestantes, son los funcionarios que en cada "marcha pacifica" de la oposición resultan agredidos. No ha pedido ninguna ayuda al Norte a cambio de negociar las riquezas del país y ha creado un sistema, (Los CLAP), para solventar la crisis económica, que va desde la distribución a precios justos de los productos de la cesta básica, hasta la producción de estos por medio de créditos otorgados a pequeños y medianos productores, como también a las grandes empresas dispuestas a colaborar con la economía del país. Sin embargo se ha desatado una campaña feroz dirigida desde el Norte con el único propósito de derrocarlo y adueñarse del petróleo y las otras riquezas del país. Eso no lo terminan de entender mucha gente que se han dejado influenciar por los mecanismos mediáticos y otra parte no lo acepta porque sus intereses son más personales que patrióticos, son esos que se la pasan visitando a países enemigos de los sistemas progresistas para vender la patria y pedir la intervención extranjera, mandando a protestar a esos ilusos que continúan pensando que esto es una dictadura y que esa derecha fascistas acabará con la crisis por la que estamos atravesando, ignorando que donde la oligarquía toma el poder es tan solo para su bienestar y en detrimento de los menos pudientes.

Pero esa es parte de la guerra para apoderarse del petróleo y es un deber ineludible del estado poner en práctica una política informativa para que esa gente engañada termine de entender cual es el verdadero propósito de esta guerra económica que nos han inducido. Lo dijo el Libertador Simón Bolívar: "NOS HAN DOMINADO MÀS POR LA IGNORANCIA QUE POR LA FUERZA". Y es inaceptable que a estas alturas eso continúe sucediendo por carecer de una política de información que no termina de dar frutos..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 697 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermos4848@yahoo.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243991.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO