Los dislates de Javier Antonio y otros

Como lo hemos dicho en repetidas ocasiones, las deficiencias de Javier Antonio Vivas Santana no son sólo éticas y morales, pues utiliza sistemáticamente la mentira y la calumnia como arma para atacar cobardemente a sus adversarios, entre ellos al gobierno, objeto maniático de sus mal redactados ataques. También esas carencias son de tipo educacional. Tan notorias y evidentes son estas deficiencias, que dudamos que haya podido aprobar los primeros años de bachillerato.

Y si no, vean estas joyas que JAVS nos regala para hacernos pasar, por lo ridículo, un rato bastante divertido. Ellas se exhiben en todo su atractivo esplendor, al comienzo mismo de su bodrio titulado "El Madurazo", fiel exponente de sus frustrados intentos de convertirse en articulista de opinión. En efecto, al comienzo mismo de su malogrado mamotreto, dice lo siguiente: "Las sentencias 155 y 156 emanadas POR parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en las cuales no sólo suprime las funciones de la Asamblea Nacional como órgano legislador en nuestro país, sin contar con las facultades de emperador que otorga al presidente".

La verdad es que en este párrafo las metidas de patas son tan abundantes y tan absurdas, que se nos hace un poco difícil, en nuestra condición de dilettante en la materia, comentarlas sin caer en una tediosa y además engorrosa enumeración de las mismas.Por eso, para abreviar comencemos donde dice: "...sino que además LO sustituye como órgano legislativo en el país, sin contar con las facultades de emperador que le otorga". Es decir, que esa supresión se hizo sin contar con las facultades de emperador que le otorgó. Eso es lo que se entiende, no se entiende otra cosa. Aunque sospecho que que lo que quiso decir fue algo muy distinto, pero no supo hacerlo. Además, ese "LO" ¿a qué se refiere? Debía referirse a la Asamblea, pero en ese caso no sería "lo" sino "la". Entonces, ¿qué es lo que trata de reproducir ese pronombre, el pronombre "lo"? Cáiganse pa'tras. Trata de reproducir a "órgano", lo cual es una burrada supergaláctica. Todos los paréntesis y mayúsculas que aparezcan en este escrito son míos.

Pero, además, aparte de lo tremendamente engorroso que en general es ese párrafo, al punto de que se hace imposible sacar del mismo algo en claro, está la preposición POR; preposición que, por relacionarla con el Tribunal Supremo de Justicia, casi llega a comparar a este tribunal con una grieta u orificio POR donde emanan o brotan dictámenes y sentencias. Lo cual no deja de llamar la atención porque ni a los surrealistas más exaltados , incluyendo a Anfré Breton, su fundador, se les hubiera ocurrido semejante comparación. Pero, ¿cómo se debió haber dicho? Como lo hubiera expresado hasta un niño de tercer grado; es decir, emanadas DEL Tribunal Supremo de Justicia, y no POR el Tribunal Supremos de Justicia.

Esto, ¿cómo ya lo señaláramos, lo encontramos en la primera línea del primer párrafo. Y también en las primeras líneas del segundo nos topamos con algo como lo siguiente, que como lo indicamos, constituye, junto con su autor, un rico filón para los cazadores de gazapos. A mí, por lo menos, me permite pasar, en mis momentos de ocio, ratos muy divertidos y amenos. En esas líneas JAVS nos decía que "el Madurismo a través del TSJ y con la anuencia del Consejo Nacional Electoral (CNE) ha dado un zarpazo SOBRE los cauces (sic) institucionales". Como puede verse, en este pequeño grupo de palabras su autor incurre, como es habitual en él, en todo tipo de errores. Uno de ellos es el que se refiere a la anuencia o permiso que el CNE le otorga al TSJ. En este dislate incurre el "brillante profesor", porque desconoce -la verdad es que lo desconoce todo- el orden jerárquico de las instituciones. Hecho que le impide al CNE otorgarle ningún permiso al TSJ, por la sencilla razón de que el primero, o sea, el CNE es un de orden jerárquico inferior al del máximo tribunal de la República.. Eso sería como si un soldado raso le diera permiso a un general para hacer tal o cual cosa.

Pero no sólo eso, porque no conforme con ese estridente y ensordecedor rebuzno, de inmediato incurre en otros de iguales dimensiones. "...ha dado un zarpazo -dice refiriéndose al presidente Maduro- SOBRE los CAUCES institucionales". Aver si entendimos: que el madurismo, montado SOBRE unos CAUCES institucionales, ha dado un zarpazo. ¿A quién el madurismo le dio un zarpazo? ¿A los mismos CAUCES sobre los que estaba montado? Pero, además, ¿cuáles son esos supuestos cauces institucionales? Tampoco lo aclara, porque entre o tras cosas cauce es un canal por donde discurre o se desliza una cosa, generalmente un líquido. De manera que ni como metáfora le sirve esa expresión.

NOTA: La verdad es que el hecho de haberse logrado la solución del desacuerdo surgido entre el Tribunal Supremo de Justicia y la Fiscalía de la República, no basta. Y no basta, entre otras cosas, porque no corrige el tremendo error en el que incurrió la señora fiscal al denunciar, con motivo de las sentencias 155 y 156 del TSJ, una ruptura del orden institucional que jamás se produjo en Venezuela. Y una prueba de eso es que la Fiscalía no fue cerrada, sino que siguió funcionando normalmente como las demás instituciones, con la sola excepción de la Asamblea Nacional, y eso porque la misma se encuentra en rebeldía con respecto a las demás instiuciones del país.

Y no es que estemos en desacuerdo con que ese organismo, a cuyo frente se encuentra la Dra. Luisa Ortega exprese su opinión, favorable o desfavorable, con respecto a la actuación de los demás poderes. Pero lo que sí se exige es que esas opiniones sean comedidas, y en un tono acorde con la importancia de los hechos sobre los cuales se emiten esas opiniones. Y en este caso, es evidente que la ciudadana fiscal se excedió en sus declaraciones al denunciar una situación que nunca se produjo. Unas declaraciones que con toda seguridad los enemigo del país, que no cesan de conspirar contra éste, tratarán de utilizarlas para hacerle más daño del que ya le han hecho.

De allí que creamos que, con la humildad republicana que debe caracterizar a todo funcionario honesto, la doctora Luisa Ortega deba disculparse ante la nación.

LA SUPUESTA ESCASEZ DE MEDICINAS

¿Sabes, Luis, qué descubrí? Pues nadie, por criminal, podía imaginarse que pudiera estar ocurriendo. Que las farmacias están acaparando las medicinas. Y no es una simple suposición, sino un hecho plenamente comprobado. Resulta, que como tú sabes yo soy hipertenso. Y en vista de que el medicamento que utilizo para controlar esta patología estaba a punto de acabárseme, mi esposa se pudo a llamar a varias farmacias en busca del mismo. De las tres a las que llamó, hubo una que respondió que sí la tenía la medicina. Mi esposa se vistió rápidamente y salió para adquirirla. Y cuando llegó a la farmacia...¿qué crees tú que sucedió? Que le dijeron lo contrario de lo que le habían dicho por teléfono, es decir, que no tenían lo que andábamos buscando. Mi esposa, ante esa burla, protestó enérgicamente y hasta amenazó con denunciarlos. Resultado, que de esa farmacia, ue le habían dicho que no tenían el fármaco, mi esposa salió con tres cajitas de éste.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 706 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a243689.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO