¿Dictadura, cual dictadura?

Uno escucha a estos mal aprendices de líderes de la oposición decir que este gobierno es una dictadura, donde se violan todos los derechos de los venezolanos, desde la libertad de expresión hasta los más respetados derechos humanos. Pero ponga usted cualquier canal de televisión, emisora de radio o lea la gran prensa privada y enseguida recordara a Galeano: "El mundo al revés", pues lo que se percibe es un exceso de libertad que ni los pájaros la tienen para volar, porque hasta eso tiene un límite en el espacio que les ha cedido la naturaleza. Me atrevo a afirmar que Venezuela es el único país en el mundo donde existe una dictadura que permite que hasta le nombren en forma grosera la progenitora al presidente de la republica por un canal de televisión y no pasa nada.

Es el único país en todo el mundo terráqueo donde sus opositores visitan otros países pidiendo su intervención por fuerzas extranjeras y regresan tranquilos sin que en el aeropuerto los esperen para colocarle los ganchos y meterlos en chirona por traidores a la patria. Al contrario, se quejan y hasta demanda a los periodistas que les hacen preguntas que les incomodan por considerarlo como un acoso a sus personas.

A Chávez aparte de mentarle la madre públicamente, lo llamaban mono, gorila, Cháveztia y le endilgaban toda clase de descalificativos. Eso luego que la godarria oligarca después de tratar de alagarlo se dieron cuenta que no era el títere que ellos pensaron podían manejar. Con Maduro ha pasado exactamente lo mismo. Primero pensaron que muerto Chávez se acabaría todo lo que significaba chavismo y que Maduro, a falta de un elevado nivel académico universitario, seria presa fácil de manipular. Pero no contaban con la destreza y los conocimientos políticos del mejor embajador que ha tenido este país, formado por ese magister en política que fue el comandante eterno. Convencidos que no lograrían sus propósitos, comenzaron las descalificaciones; que si es un simple chofer de autobús, (como sin eso le resta meritos a quien ejerza o haya ejercido esa profesión) hasta llamarlo chaburro y otras epítetos que no vale la pena mencionar. Lo cierto es que aquí ninguno de los promotores de esas descalificaciones ha sido tocado o llamado a que respondan por lo que muy bien puede ser considerado una falta grave y ofensas a la majestad presidencial, más aun los traidores a la patria que andan en cambote pidiendo se nos aplique la fulana carta Democrática, que ya sabemos de lo que se trata.

La falta de información y la escasa dedicación a la lectura, sobretodo de nuestra historia contemporánea, ha confundido y permitido que nuestras nuevas generaciones tengan un concepto erróneo de lo que es una dictadura, lo que ha sabido aprovechar la oposición para meterles el chip en la cabeza que esto que estamos viviendo es la más cruenta dictadura que jamás hayamos tenido. Todo esto aunado a un ministerio de información que en lugar de tener un equipo de trabajo, parece tener colgados en sus oficinas unos chinchorros donde sus funcionarios descansan plácidamente sin ocuparse de realizar un trabajo tan importante como es el de informar, donde la oposición se ha sumado varios tantos a su favor. Mientras tengamos un ministerio de información sin la capacidad para combatir esta guerra mediática, nuestros jóvenes y el pueblo llano continuaran viviendo engañados por esas falsas matrices inventadas por la contrarrevolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Hermo Rosales

Comunicador social, poeta, cuentista, escritor, autor entre otros de los libros, “Evocaciones”, “El jardín de las Dalias”, “Mi abuelo el cazador”. Sus trabajos han sido publicados por los diarios “Provincia”, “SigloXXl”, “El Norte” y la revista “Síntesis”, es cofundador del semanario “Anzoátegui hoy”

 hermos4848@yahoo.com

Visite el perfil de Hermo Rosales para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: