¡Cállate, María Corina!

La MUD te lo exige sin consideración y respeto, una vez que sin
consideración ninguna de tu parte y toda desbocada en un subir y bajar
de altanería realenga opositora: no quieres entender que con tu rabia
constante de dama oligárquica sin ninguna plusvalía para el pueblo,
enredas más la situación política del país con tus altibajos de
deslenguada prosaica.


Basta, María Corina, pudiera ser una nueva consigna de la MUD, al
afrontar, la distracción de tanto disparate que sueltas a ultranza que
asustas en disolver más que juntar y, tal como anda la mesa de la
unidad, los tienes más encogidos que unidos que ni Chúo Torrealba te
perdona que fuiste una de la más tempestivas en dislocarle su función
de secretario ejecutivo que como jolgorio politiquero de pasatiempo
salía todos los días en los medios y, ahora anda buscando un micrófono
de consuelo que le dé el sustento de abrir la boca en paz con lo
escaso y difícil que está todo en el país.


En la alfombra roja de sus desvelos, María Corina, hace fluir la
tozudez de su malcriadez cuando con esmero político desarticula la
afrenta engañosa que pretende dentro de la oposición convertir: "la
transición en una transación, en una traición", frase que la embarra
de inmediato en una fiel representante de la dignidad sin caprichos
que no acepta que se juegue a la traición de pervertir más de lo que
está la MUD, lo que la confronta directamente con muchos líderes que
asoman tal desventura de más de lo mismo y, que a ella le enajena su
paciencia.


Si la MUD es la salvación del país para la oposición y, siendo ella
opositora positiva, no entiende el enredo en que han caído de no
hacerle la vida imposible al gobierno nacional que quiere atornillarse
más al poder de lo que está, razón por la cual Capriles quiere calle,
pero María Corina va más allá, quiere guerra sin esconder los motivos
que la motivan a jugar con su suerte de que el gobierno de Maduro está
demás, porque ellos los de la MUD son más y, más significa mayoría y,
mayoría significa pueblo y, el pueblo es el que manda a decir de
Chávez y, de allí la traición que no le cuadra sino que le molesta
cansada de hacer oposición sin poder dentro del Estado.


Y, María Corina, lo que más le molesta si a ver vamos que, razón no
deja de tener en sus fueros internos de luchadora emprendedora que, lo
ha dado todo por Venezuela, con lo que quieren distraerla a decir de
un secretario general de un partido de oposición es, que quiere
enviarle paquetes de moringa, para tranquilizarla como si estuviera en
un estado deprimente que no armoniza con la realidad actual y, además
a ella no la dejan hablar en las reuniones cuando se reúnen, ya que
Ramos Allup, como un cacique adeco le pela el ojo con tal severidad de
visión que ella comprende que debe callar, pero no, para otorgar
desacuerdos, sino por respeto a su vejez de líder canoso con muchos
años de experiencia en que se ha ganado la franquicia de validez ad
finitum que en política se la sabe toda y, como embrión en desarrollo
de liderazgo ella lo respeta, pero sólo hasta allí.


En sí, María Corina, como líder de la oposición se ha ganado su puesto
de perseverancia de caída y mesa limpia, lo que desconoce Lilian
Tintori y, ella con su risa de pasantía invernal fluye cuando le sale
al paso a cualquier mal entendido que salga de la MUD, por lo que la
MUD sin María Corina estaría en tres patas.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2339 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a242029.htmlCd0NV CAC = Y co = US