Insistamos en el plan de la patria del comandante (8/10)

Retomo el tercer objetivo histórico del Plan de la Patria del comandante Hugo Chávez, concebido para convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, económico y político; con el segundo objetivo nacional: aprovechar al máximo las potencialidades que ofrecen nuestros recursos para generar la máxima felicidad de nuestro pueblo y sentar las bases materiales en la construcción del socialismo bolivariano; proponiendo siete objetivos estratégicos, siendo el primero: avanzar hacia la soberanía e independencia productiva mediante la construcción de redes para bienes esenciales y de generación de valor, a partir de nuestras ventajas comparativas. Para lo cual, señala el Comandante, debemos expandir y fortalecer las capacidades de extracción y procesamiento primario, como desarrollo aguas abajo de:

(a) Las cadenas de hierro, acero y aluminio.

(b) La petroquímica y sus productos derivados como base de la industrialización para generar bienes de consumo intermedios y finales, trayendo aquí los procesos de transformación de plástico y envases.

(c) El área forestal, ampliando las plantaciones y la infraestructura de transformación en toda la cadena productiva de muebles, viviendas, papel e insumos de otros procesos industriales.

(d) El sector de la construcción para atender la satisfacción de infraestructura, viviendas, edificaciones y equipamiento urbano.

(e) Agregando el Comandante los minerales no metálicos y las áreas: automotriz, maquinaria y equipos, electrodomésticos, higiene personal, farmacéuticos, agroindustriales, informática y electrónica, envases y empaques, textil y calzado.

El segundo objetivo estratégico consiste en aprovechar las ventajas geográficas de nuestro país en la región, para configurar un esquema de especialización espacial productiva, logística y de distribución, fundamentalmente en las áreas de salud, alimentación, educación, vestido, energía y vivienda; mientras que el tercer objetivo consiste en apropiar y desarrollar la técnica y la tecnología como claves de la eficiencia y humanización del proceso productivo, anclando eslabones de cadenas productivas y desatando el potencial de las mismas, en un mundo pluripolar que exige cada vez más una formación integral y continua de los trabajadores.

El comandante propone luego generar mecanismos de circulación de capital que construyan un nuevo metabolismo económico para el estímulo, funcionamiento y desarrollo de la industria nacional con fuentes seguras de financiamiento, dinámicas complementarias de escala productiva y sistemas de flujo de recursos que enfrenten la lógica del capital; así como diseñar un mecanismo de planificación centralizada para el desarrollo de los eslabones productivos y un esquema presupuestario y modelos de gestión eficientes y productivos cónsonos con la transición al socialismo. Donde creo, debemos resaltar las potencialidades territoriales existentes en cada región y localidad; estableciendo cadenas complementarias productivas y de distribución en todo el país.

Un cuarto objetivo: profundizar el desarrollo de la nueva geopolítica nacional; para lo cual el Comandante propone como estrategias fomentar y consolidar el desarrollo de los polos petroquímicos, y promover el desarrollo de las bases petroindustriales socialistas en diversos espacios del territorio nacional a fin de ofrecer bienes y servicios a la industria petrolera. Resultando esencial, según el Comandante, mantener y garantizar el funcionamiento del Consejo Federal de Gobierno y de las instancias que lo conforman, a fin de coordinar la interacción entre las entidades políticas territoriales y las organizaciones de base del Poder Popular.

Para de esta forma, impulsar proyectos económicos, sociales, científicos y tecnológicos en la consecución del desarrollo integral de las regiones y el fortalecimiento del Poder Popular, y mejorar la infraestructura existente y necesaria para la producción agrícola y pecuaria del país que garantice la seguridad alimentaria nacional. A lo que suma el Comandante construir los corredores multimodales que faciliten el trasporte terrestre, ferroviario, aéreo y fluvial, y la provisión del servicio eléctrico, gas, petróleo, agua y telecomunicaciones.

Y culmina el tercer objetivo histórico el Comandante, sugiriendo planificar el desarrollo urbano y rural de las ciudades existentes y de las nacientes a lo largo del territorial nacional, a través de la Gran Misión Vivienda-Venezuela; construyendo más edificaciones de baja altura y alta densidad, con crecimiento equilibrado en espacios ociosos y subutilizados existentes en los centros poblados, áreas periurbanas y rurales, además de garantizar la dotación de los servicios públicos básicos, culturales, de esparcimiento y seguridad.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 807 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a240452.htmlCd0NV CAC = Y co = US