La carga del cargo, en revolución

El Comandante Supremo nos tenía, de alguna manera, habituados a que su tren ministerial era cambiado y/o rotado permanentemente, no hay porque extrañarse de que el Presidente Maduro haga, cada inicio de año o cuando lo considere necesario, un cambio en parte o todo el gabinete, con la clara intención de reforzar siempre la gestión del gobierno: unos son ratificados, otros nuevos se suman a apoyar la gestión, otros son cambiados, otros se van a "descansar" un poquito para seguir luego la batalla en otras trincheras de lucha y otros, millones de seres humanos de buena voluntad, que trabajan día a día perfeccionando el trabajo colectivo, comunitario, organizativo y esperanzados en seguir profundizando la Revolución Bolivariana para poder vivir un sistema verdaderamente socialista, hoy estamos apenas tratando de transitar por esa vía, que es un camino de largo plazo, tener una mejor Patria y, en definitiva, una Venezuela bonita con vista hacia el futuro, pensando realmente en todas las generaciones por venir.

Aquí no se trata de cuidar o calentar un CARGO: los que llegan a esas posiciones por su experiencia política, capacidad de liderazgo, de trabajo, de responsabilidad, por su honestidad, por su profesionalismo y por muchas otras razones que se consideran, siempre se ven las más positivas, para que ayuden a seguir avanzando, a paso de vencedores, en este largo proceso de revolución pacifica, así que la CARGA de responsabilidades es enorme para cada uno de ellos; se debe entender claramente que por eso andamos en revolución y estar convencidos de que existe UN PLAN DE LA PATRIA que debemos cumplir, pase lo que pase y en cualquier circunstancia, el camino ya fue trazado por el Gigante. Aquel que haga algo distinto a ello simplemente es un traidor a la Patria y al legado del Comandante Supremo.

Ningún alto funcionario, sea Presidente, Vicepresidente, Ministro, entre otros, debe hacer algo diferente a los planes ya trazados de corto, mediano y largo plazo para cumplir el Plan de la Patria, que en definitiva es nuestro Proyecto y es ley, pues somos un mismo gobierno y eso debe estar tan claro como la "Luna Llena".

Ya tenemos más de diecisiete años en el Poder, es tiempo de que muchas instituciones, más que excelentes funcionen con un alto nivel de EFICIENCIA dada la capacidad y desarrollo en tecnología en que la revolución ha invertido de manera general en muchas ellas, inclusive mejorando a su personal en la formación profesional; solo se justifica el "retraso o ineficiencia" por que se coloca gente inexperta en ciertos cargos y/o a los saboteadores que lamentablemente siempre van a existir, bien por ser opositores, por ser infiltrados o por aquello de que los funcionarios de la administración Publica son "intocables", por esa famosa "ley de carrera administrativa", donde algunos de ellos, hasta señalan todavía hoy, luego de tantos años en revolución y que han sido reivindicados en sus derechos laborales y sociales, y dicen: "… podrán venir miles de ministros, viceministros, en fin, eso son cargos 99 o de libre remoción, los que estamos más abajo no tenemos eso problemas…" y de allí se agarran muchos viciosos porque se creen intocables y sabotean, pero debemos entender que en la viña del señor hay de todo y con todos esos males debemos convivir, solo que debemos ser bien inteligentes para neutralizarlos.

Un buen PLAN, sea de corto, mediano y largo plazo, requiere obligatoriamente una buena PLANIFICACIÓN Y es aquel que debe dársele un SEGUIMIENTO y CONTROL diario y permanente, con la intención de evaluar el avance, ajustarlo si hace falta y finalmente cumplir su objetivo. Todo PLAN que no tenga un SEGUIMIENTO y CONTROL esta condenado irremediablemente al fracaso.

El Comandante Supremo expresaba: "…INVENTAMOS O ERRAMOS… ESTAMOS OBLIGADOS A VENCER…", "…EFICIENCIA O NADA…", "… NO PODEMOS DARNOS EL LUJO DE FRACASAR EN NUESTRA REVOLUCIÓN, YA BASTA DE TANTO FRACASOS…", en fin,

NO HAY TIEMPO PARA IMPROVISACIONES, teniendo el Plan de la Patria y definidos los motores de desarrollo, todo los venezolanos patriotas y de buena voluntad seguiremos en la calle, en el trabajo diario, en el campo, en la industria, en el barrio, en muchas partes y en todos los rincones de la patria; las altas autoridades y/o los que tienen responsabilidad pública deben mimetizarse en las CATACUMBAS del Pueblo, oír los problemas, ideas, tomar nota, corregir y avanzar; al final de cuenta, lo clave y fundamental es tener verdadera CONCIENCIA patria, saber de donde venimos, como era antes, como es ahora y hacia donde vamos. El PODER POPULAR CON VERDADERA CONCIENCIA, en todas sus vertientes, es la mayor fortaleza que puede tener la revolución con vista al futuro. Sigamos avanzando.

Entendamos que somos una revolución dinámica y los cambios ministeriales también lo son. Todos deben cumplir el Plan de la Patria y seguir avanzando en los motores de desarrollo, es simple.

Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos, estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1012 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: