Que debemos hacer en este 2017…

Inicia un nuevo año, con una tormenta que se dispersó por el tema del dialogo y las festividades navideñas, que podríamos resumir, fueron en su modo de ver positivas para el pueblo, aun dando y sugiriendo que se pudo a ver hecho mejor, al momento de emplear los planes emitidos y señalados por el ejecutivo nacional, para apalear la guerra económica que aún persiste, desde los planes financieros de boicot de empresarios con gran capital extranjero, y de algunos burócratas sin compromiso, que vendieron el alma al diablo por dejarse calentar la oreja y golpear a su propia gente sin medir las consecuencias, desde muchas áreas que ya conocemos y que son públicos y notorios.

Hoy arranca el 2017 con una gran perspectiva a nivel económico y político, pero ya con la misma receta por parte de la derecha venezolana, al juramentar una nueva directiva en la Asamblea Nacional, que constitucionalmente desde la valoración y la sentencia emitida por nuestra máximo tribunal, hoy vuelven a violarla, al no colocarse a derecho tras la sentencia repito de desacato, y con el mismo discurso rastrero y poco ético de quienes asumen esta burda e ilegitima directiva que pone de manifiesto la continuidad de la guerra contra el estado en pleno, y no colocarse del lado de las necesidades reales que hoy el pueblo venezolano necesita, además de violar los acuerdos de la mesa de diálogo y la expectativa de sus seguidores, que siguen sumidos en la decepción y el fracaso de quienes hoy se excusan en la mentira y la intolerancia.

Este año es de retos electorales, económicos, sociales y políticos interno y externamente, para seguir retomando el camino de transformación bolivariana y socialista que nuestro padre Bolívar y Chávez dejo en los planes e ideas inculcadas a millones de venezolanas y venezolanos que hoy seguimos resistiendo toda esta guerra no convencional, donde se aplico un plan Cóndor, la receta de Gene Sharp, y la arrogancia de un imperio que se niega a dejar de dominar a quienes para ellos siguen siendo inferiores y amenazas a sus intereses políticos a través de los recursos naturales, el libre mercado, la explotación y manipulación mediática, y la inversión de sumas millonarias de dinero para derrocar una idea plasmada desde más de 500 años, esa que nos dejo en el alma de la historia nuestros aborígenes y que hoy esta mas vigente que nunca dentro de los parámetros inclusivos de la Patria Grande, que hoy sufre un desliz por parte de esa misma trampa atroz, de envenenara a los pueblo, y darles motivo de dolor, rabia y decepción, a través de los alimentos, la violencia y la intriga.

Ahora bien aquí solo hay un camino para salvaguardar los logros de la revolución, ese solamente se debe redimensionar y visualizar desde una perspectiva de unidad, reconocimiento, valorización y formación de nuestra militancia, pero es hora también de la renovación de cuadros en todas nuestras estructuras, ya nuestro Presidente dio el primer paso, ahora aguas abajo es necesario emplear, seguimiento y control de gestión, revisión de lo realizado, lo ejecutado, debilidades y fortalezas, salir de los espacios cerrados y para la calle a resolver, escuchar y ejecutar sin medias tintas, sin burocracia, sin engaño, con las herramientas que tengamos, motivando, enamorando y rescatando el legado de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez, la esencia de cada ser que a pesar de todas las circunstancias esta allí resistiendo y apoyando y sin mirar a tras dando todo, Misiones Educativas, movimientos, vocerías, colectivos, cargos de confianza, y todo aquello que sirva para atender al pueblo, ya esta bueno de contemplaciones, aplicar la norma, la ley, y a esos que se la dan de radicales, de ser más revolucionarios, de eruditos, ponerse la mano en el corazón y colocarse al lado del pueblo, con sinceridad, sin arrogancia y despotismo, igual a quienes están al frente de nuestra revolución, aprendan a escuchar, y verán que seguiremos dando frutos positivos, estamos hechos para aguantar y superar tempestades, es hora de entender que todo no puede ser concentrado en una sola persona, un solo grupo, hay que apoyar a nuestro camarada Presidente Nicolás Maduro, Pero con la praxis, con hechos palpables, donde se sienta el cambio en todos los ámbitos, político, social, económico, salud, y seguridad, fortalecer el Poder Comunal, retomar lo endógeno, y aprovechar la juventud profesional que tenemos hoy egresada de nuestras universidades, a esa que hoy espera dar todo por la patria, esa que hoy debe ser el relevo de toda esa estructura que se niega a morir, a cambiar lo necesario y continuar con lo que ha dado resultado, con sus matices, entre esa diversidad de ideas que sucumbe dentro de los esquemas inauditos, colocar la holística en la arquitectura política y social revolucionaria que construimos con fuerza, con críticas, con observaciones diversas, pero mas allá de eso, jamás traicionar el pensamiento y todo lo que hoy somos por un simple interés individual, el colectivo y la unidad revolucionaria debe ser la prioridad hoy.

Por el pueblo todo, sin el pueblo nada.

Abg.

Caracas, Venezuela.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1217 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a239663.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO