Masacre de la victoria

La masacre ocurrida recientemente en la población de La Victoria, Estado Apure, no solo debe ser condenada y repudiada por los sectores revolucionarios venezolanos sino que debe servir de reflexión en torno a la penetración de la ideología y practica paraimperial insertada en algunos elementos de la FAN, fundamentalmente los ubicados en la frontera.

Decimos esto, porque para nadie es un secreto la presencia paramilitar en el Alto Apure desde los tiempos del tristemente celebre Medina Gómez, quien autorizo el transito “legal” de los paramilitares en esta franja fronteriza y por supuesto dejó sembrado dentro del Teatro de Operaciones N°1: el paramilitarismo.

Tan evidente es esta práctica, que algunos oficiales acantonados en el TO1 no disimulan ni esconden su rechazo hacia los sectores populares identificados plenamente con la idea de construir el socialismo en las tierras de Bolívar, tildándolos de guerrilleros, bandoleros o colombianos; quizás el ejemplo más emblemático de estos elementos lo representa el exjefe de TO1 Osvaldo Bracho, quien no escatimó esfuerzo para acusar y vilipendiar al movimiento campesino, además de militarizar las calles de Guasdualito cada vez que el movimiento campesino realizaba una manifestación.

Hago referencia a estos hechos porque la masacre ocurrida en La Victoria no la podemos ver como un hecho aislado, sino que es producto de la represión psicológica que de manera continua y permanente mantienen algunos elementos de la FAN hacia los pobladores de La Victoria, Guasdualito; El Amparo y El Nula amen de todas las comunidades rurales que conforman el municipio Paez del Estado Apure.

Según los vecinos, la masacre fue perpetrada con alevosía y premeditación, ya que en medio de los disparos se oía “disparen contra esos guerrilleros” “acabemos con esos delincuentes colombianos”... y la versión que corre de boca en boca en la población de La Victoria es que algunos soldados aun asustados afirman que fueron inducidos por sus superiores porque allí existía un campamento de las FARC... Es decir, que de ser cierto esto nos conlleva a pensar que al momento de una invasión estos militares apuntarían contra el pueblo que salga a defender la patria y por supuesto contra todo aquel camarada colombiano militante o no de algún movimiento insurgente que asuma el internacionalismo y traspase la frontera para defender la revolución bolivariana.

Desde el Alto Apure, quienes militamos en el Proyecto Nuestra América-Movimiento 13 de Abril convocamos a los movimientos revolucionarios autónomos, comprometidos y sociales a impulsar la plataforma POR TODAS NUESTRAS LUCHAS, a pronunciarse en contra de esta masacre y a exigir una exhaustiva investigación y castigo contundente contra los autores intelectuales y no solo contra los soldados participes en tan condenable crimen.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9607 veces.



Freiman Páez García / militante del PNA-M13A

Apure-Venezuela. Revolucionario socialista, marxista, sociólogo: solidario con los pueblos en lucha por su soberanía y la construcción del socialismo

 gabansabanero@yahoo.es      @freimanpaez

Visite el perfil de Freiman Páez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freiman Páez García

Freiman Páez García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas