Billetes de 100, el cambio curricular, la mediática y la patada académicista

La medida tomada por el gobierno nacional para golpear a las mafias internacionales que atentan contra nuestra moneda ha sido utilizada por la mediática y la canalla academicista para exacerbar la ignorancia de muchos compatriotas y hacer de lo que pudiera ser un acción con signos positivos, una amenaza a la paz pública y a la tranquilidad de la familia, gracias al juego de los escenarios de incertidumbre sembrados en el imaginario popular por el bombardeo comunicacional.

Da verguenza o pena ajena, ver como sujetos inescrupulosos haciendo uso de sus títulos académicas se lanzan con todo a través de la canalla mediática contra la tranquilidad del venezolano, construyendo escenarios irreales para atentar contra el psique del pueblo de apíe que no entiende mucho de economía y de la geopolítica en escena, contribuyendo a enrarecer el ambiente desde la realidad virtual que intentan posicionar en el campo comunicacional.

Es cierto que de alguna manera faltó una mejor explicación, más didáctica sobre la medida tomada y las previsisones que debe tomar la ciudadanía para no verse perjudicada. Hay que reconocer que tal y como está planteada está sirviendo de soporte a los guarimberos para crear zozobra y desestabilización y si no que le pregunten a los comerciantes asíaticos que representan el peor enemigo de la revolución y de cualquier movimiento de cambios en este sistema capitalista.

Desde el lunes 12 de diciembre en los diferentes establecimientos propiedad de los asiáticos, que valga decir han invadido la cadena de distribución de artículos de primera necesidad, sin ningún control, ni sujeción a ley alguna, comenzaron a rechazar los bnilletes de 100 bolívares. Estos son los mismos que monitorean el dolar y el real, para en cuestión de horas remarcar los precios y especular al consumidor, los que propician colas en sus negocios, que no dan facturas del SENIAT y toda clase de tropelías, sin que haya autoridad que les meta en cintura. Se trata de una siembra de "anticomunismo transgénico", que de manera silenciosa nos han implantado para fortalecer el guarimbeo y demás tretas del imperialismo y sus lacayos y nuestros servicios de inteligencia pareciera que no han caido en cuenta.

Las horribles colas en las entidades bancarias de ahorristas que buscan desesperadamente depositar sus ahorros en billetes de 100 "antes que se los confisque el estado", crea una sensación de caos y de inseguridad en la población, que se expone a ser víctima del hampa, porque tampoco hemos visto la vigilancia necesaria en los sitios donde se aglomera la gente con mochilas y maletines cargados de billetes sin ninguna precaución. Es urgente que el gobierno aclare la situación y que vigile a quienes se amparan en esta circunstancia para crear desconfianza o el remedio va a ser peor que la enfermedad.

Otro tanto está ocurriendo con la publicación del cambio curricular en la educación, como de costumbre, los "productores y conductores" de programas de opinión salen a la caza de "especialistas, defensores de la educación", que ya han hecho del anuncio, la ecatombe, el desastre con la proliferación de la piratería que se avecina, porque en el país "no hay docentes capacitados", para ejercer la profesión en el marco de las exigencias que el nuevo proyecto "traído de marte" requiere. La idea es satanizar cualquier intento o asomo de sugerir un cambio. Las cosas tienen que seguir como han sido desde siempre, sin posibilidades de cambios, para que puedan llenar las expectativas de los "académicistas, especialistas", siempre prestos a la "defensa de los derechos del pueblo".

Lo triste es que siempre logran en buena parte sus propósitos, porque para eso cuentan con la perversión de los medios de comunicación privados y comunicadores sociales, que lejos de ejercer su función profesional, lastimosamente se convierten en operadores y voceros de los delincuentes que solo buscan descalificar al país, a su pueblo y propiciar ataques en todos los ámbitos, para satisfacer sus aspiraciones politicopartidistas.

Frente a este panorama, el estado debiera articular estrategias comunicacionales, antes de anunciar las propuestas y además tomar las previsiones desde el punto de vista de la seguridad para evitar las tergiversaciones interesadas que tratan de revertir todo lo que pueda significar la busqueda de solución a problemas existentes. Deben estudiarse todos los escenarios antes de lanzar a la arena las decisiones. Debe articularse más con el poder popular, con la comunidad organizada, para que sea esta instancia la principal vocera de la medida y de esa manera evitar que la propaganda dirigida y malintencionada sorprenda al pueblo y lo lance en desbandada en contra de lo que pudiera beneficiarle.Evitemos que se repita este boom de los billetes de 100, el cambio curricular, la mediática y la patada academicista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1431 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social