Salario mínimo público desigual al s.m. privado

De entrada, los salarios públicos no tienen por qué seguir siendo igualados a los de la empresa privada. Los servidores públicos, aunque producen plusproducto, este no es mercancía, y sus intereses son unos, y los de la empresa privada, radicalmente otros. A esta la mueve una economía crematística adquiriente de riqueza sin límite alguno, mientras al funcionario público, a la familia y al Estado los mueven la creación de bienes para la satisfacción del hogar o del Estado, y en tal sentido se trata de una economía con límites en cuanto a la adquisición de riqueza.

La pobre y baja reacción del trabajador y la trabajadora privados, frente a las sucesivas e ilimitadas alzas del costo de la cesta básica que desde hace varios años ha inducido el comercio, la fábrica y el capital financiero contra el bolsillo de sus propios trabajadores y trabajadoras, da pena ajena y nos dice a las claras con quienes se hallan cuadrados políticamente esos trabajadores, o alienados, o atemorizados, pero sea cual fuere sus motivos, igualmente dan pena ajena y debe motivar al gobierno y a sus partidos políticos a sopesar con cuántos soldados bien matematizados cuentan a los efectos del apoyo electoral y revolucionario para el proyecto socialista en proceso.

La idea de los salarios mínimos decretados unilateralmente por el Estado siempre ha sido sospechosa de ser una medida inducida por el mismísimo capitalista que ha buscado minimizar sus desembolsos salariales por la vía de la contratación colectiva y , para colmo, esa minimización de salarios termina atribuyéndosela al Estado, al gobernante de turno, a pesar de que hasta ahora jamás esos salarios decretados por el Estado han indexado los incrementos geométricos del costo de vida reflejados en la cesta básica y no lo han hecho los salarios de antier, ni los de ayer ni menos los de hoy que cada día se alejan abismalmente del valor de la cesta en cuestión.

Creemos que el empresariado capitalista venezolano-básicamente una población heterogénea y extranjera-ha buscado frenar los buenos deseos de los gobiernos burgueses que se han metido a injerencistas ante el descrédito ya bien sufrido por estos a nivel mundial como simples agentes públicos incondicionales de la burguesía comercial, fabril y financiera.

Como quiera que el capital a todas luces tales alzas buscan el empobrecimiento rentable[1] del trabajador, con inclusión de los suyos propios[2], el Estado puede decretar emergentemente una indexación significativa en favor de los trabajadores privados, y a los funcionarios públicos podría irles ajustando sus salarios integrales en forma aritmética, con fuerte diferencia con los salarios mínimos geométricos que rijan para el trabajador y la trabajadora privados.

Recordemos que la idea del salario mínimo decretable por el Estado busca que este sólo conceda ajustes mínimos salariales-salario mínimo o común para los obreros de menor rango técnico, y mínimos en cuanto tales-con la rígida limitación del Presupuesto Nacional al cual han doblegado con sus lesivas campañas internacionales como la baja del ingreso petrolero y la destrucción de bienes muebles e inmuebles públicos que el Estado debe reparar.

30/11/2016 4:39:08 p.m.


[1] Rentable porque, además de pretender fines políticos confesos, se están llenado con el mismo salario que con una mano le paga a sus trabajadores y luego se lo quita con la otra y con creces.

[2] Este trabajador y esta trabajadora de las empresa privadas están siendo usados para tumbar al gobierno, además de la explotación capitalista que obviamente les hace. Así de ciego es el trabajador escuálido y la trabajadora escuálida. Digamos que por ahora el capitalista venezolano está usando la mano de obra asalariada como fuente de riqueza y como soldado pendejo para volver a Miraflores, para quedarse con todo y muy posiblemente arrancarles de un solo plumazo todas las reivindicaciones que este gobierno les ha reconocido a esos mismos trabajadores que a diario despotrican de él

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1323 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social