Es una bendición poder reflexionar (2/3)

Sigamos con la labor de enseñar y recordar a las personas, la obligación moral en que están de cumplir con todos estos preceptos que nos dejó nuestro Dios; en unas lajas de piedra escrita por lenguas de fuego y entregadas a Moisés.

9. NO DESEARAS A LA MUJER DEL PROJIMO

Este mandato obliga a liberar al corazón de esos deseos impuros que tanto manchan al alma y salvaguarda la virtud de las personas. Es decir, esta orden prohíbe los malos pensamientos y los malos deseos contra la integridad.

POSITIVO:

Habría más respeto entre las mujeres y los hombres, y más aún cuando es un matrimonio.

NEGATIVO:

Hoy en día nadie respeta esta ordenanza y por eso existen tantos problemas en las parejas, la infidelidad, por culpa de las personas que se meten en donde no deben, aun sabiendo que podrían hasta encontrar la muerte.

Cuando tenemos en la mente y en el corazón el deseo de poseer a una persona del sexo opuesto que está casada

Atentamos en contra de nuestro propio pudor, el cual consiste en defender la dignidad de nuestro cuerpo, evitando así que aparezca como objeto de deseo sexual de los demás.

Cuando se usa ropas muy ceñida, traslucida o muy escotada.

Cuando se busca despertar el deseo sexual de los hombres, o de las mujeres.

Cuando se evade el intercambio de opiniones o simples conversaciones en la pareja de casados. Y cómo es eso, pues es fácil, porque cuantas veces ha ocurrido a una de las pareja en matrimonio llegar del trabajo y uno le pide al otro hablar y por repuesta solo encuentra un "Ahora no, espera porque quiero comer tranquilo y ver un poco de tele", o, después de terminar de almorzar se va y se acuesta a dormir la siesta, y cuando se levanta parte a toda prisa rumbo al trabajo y la conversación queda pendiente para la noche; y llegada la noche otro pretexto: "ahora no porque estoy molido, cansado, muerto y no coordino bien para que pueda conversar contigo y quiero estar lucido cuando lo haga, así que será en otro momento" y la conversación entre pareja pasa otro plano.

Cuando se promociona o realiza exhibicionismo sexual, con lo cual se incita a la otra persona a realizar contacto sexual.

Noviembre de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 568 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a237012.htmlCd0NV CAC = Y co = US