¿Tumbamos a Maduro?

Seguramente esa es la pregunta que mantienen desvelados y en ascuas a las y todas las derechas, venezolanas e internacionales. Ello, evidentemente, significa que, primeramente, debemos precisar cuál sería, realmente, el enunciado de este texto como, al tiempo, precisar qué significa para nos el concepto "derechas venezolanas", particularmente, para y en estos momentos de "movimientos telúricos políticos" venezolanos.

"Cosas vederes, don Sancho", dirían los hispanos adscritos a las testas coronadas isabelicas de Castilla y León porque, precisamos, obligatoriamente, Cataluña, cuya historia se remonta a aquellos momentos del reino de Felipe el Santo, rey francés canonizado, quien decidió acabar de un solo tajo gordiano con los banqueros de la época, los Templarios, y con los cátaros por sus adhesiones y creencias en realidades teológico-ideológicas donde las damas eran quienes ordenaban.

Así están y se encuentran, en comandita, las derechas venezolanas tanto las eurocéntricas conjuntamente a aquellas derechas quienes suscriben, motto prorio, los pacíficos, "por democráticos", escenarios pentagónicos cuando nos consideramos que son radicalmente diferentes en lo político-ideológico, fundamentalmente, sino tomen "sus señorías", en consideración, los continuos y permanentes paseos de Felipe, el Deseado, por las huestes alienadas criollas americanas.

Es decir, nosotros, los venezolanos, disfrutamos, in situ, de una variopinta y muy curiosa expresión capitalista encontrada en y con objetivos perfectamente definidos ideológicamente sobre sí bien nos adscribimos a las huestes globales de Berlín, Madrid y El Vaticano o, sencillamente, nos decidimos a profundizar en nuestro particular mayamerismo (diferente al colombiano) y continuar solicitando, vehementemente, que el "todo-poderoso imperio yanqui" nos invada, así no más, para así, de un plumazo, acabar, de una vez y por todas, con Nicolás Maduro Moros, con Diosdado Cabello Rondón, con Elías Jaua Milano, con importantes y fundamentales sectores militares bolivarianos, nacionalistas y chavistas junto con mandar, obligatoria y necesariamente, a los estadios de futbol a todos y todas los chavistas, a los comunistas por comunistas, a los nacionalistas por no suscribir la "Depentología", fundamentalmente perseguir a los anarquistas por ateos y a todas las otras especies sociales político-ideológicas que contravienen, militantemente, los símbolos expuestos en los altares del capitalismo-liberal actual en profunda crisis y de reingeniería profunda, sino, sírvanse analizar las propuestas tanto de Donald Trump como de Hillary Rodham Clinton, "la pacifista" .

Cuando nos abocamos a reflexionar sobre la pregunta en cuestión en título en propuesta saltan del tintero varias propuestas a considerar. Por ejemplo, esas derechas venezolanas podrían preguntarse porqué deben darle un golpe de estado en cualquiera de sus modalidades ejecutorias a Nico porque, hasta ahora, los argumentos son de texto pero no de constitución, claro, en la mas y mejor expresión político-ideológica capitalista enmarcada en los parámetros en consideración de la "Guerra Sicológica" sustentada en la "Guerra de la Información No Veraz".

Ahora bien, supongamos que logran "tumbar a Nico", entonces y a partir de ese momento, nos preguntamos quién iría a asumir las responsabilidades de Estado, responsabilidades que requerirán de "copiar" las decisiones aprobadas allende nuestras fronteras y lejanas de los intereses de las grandes mayorías sociales venezolanas afectando tanto a "tirios como a troyanos", sin distingo de clases sociales como está sucediendo en Argentina, en España, en Grecia, entre otras realidades.

Para muestra un botón. El camarada "Fora" Temer ha logrado que el Legislativo brasileño le aprobara una ley que expresa que los "factores sociales", es decir, "el pueblo", la clase media, los campesinos, los obreros, las amas de casa, los oficinista y comerciantes e, incluso, los sectores militares no podrán disfrutar de los parabienes de la economía brasileña por "el corto periodo de 20 AÑOS". Si, damas y caballeros, solamente, por un periodo de, solamente, VEINTE AÑITOS, sin recibir aumento de sueldos y salarios, sin el disfrute de los bienestares sociales, pero, eso si, pagando los aumentos de la electricidad (luz), el agua, el aseo, los servicios, la salud, la educación y, ufff!!!..., y todo lo demás. Eso si que es capitalismo liberal del siglo XIX.

Pero lo más importante no es solo que como lo expresó Umberco Eco referido a que las sociedades capitalistas caminaban hacia convertirse en sociedades medievales y todo lo que ello significa, realmente, en, éste, nuestro siglo XXI. No es solamente lo expuesto por Eco lo importante sino que sí nos permitimos comparar aquel golpe de estado que no fue tal según el Tribunal Supremo de aquellos momentos, con el actual proceso de "golpe continuado" en sus protagonistas, inmediatamente, saltan las profundas diferencias objetivas en las calidades intelectuales de aquellos protagonistas involucrados en comparación con los actuales protagonistas, entonces nos vamos a confrontar con sólidas deficiencias político-intelectuales además de ideológico-balurdas de éstos últimos referidos comparativamente con aquellos de los sucesos de aquel abril del 2002.

En ese orden, es interesante precisar que el ideólogo del "Golpe de Abril del 2002" es el enemigo jurado del actual protagonista del presente "golpe continuado", es decir, el señor Henry Ramos Allup, quien, a su vez, considera a aquél como el ser un político sin "nada en el cerebro" (aunque esas no fueron, exactamente, sus propias palabras). En ese entorno golpista, la verdad, nos extraña que aquel protagonista de los tiempos del "golpe continuado" contra Marcos Pérez Jiménez no haya logrado desplazar, públicamente, a Ramos Allup; claro, ello se entiende y se comprende aunque no lo aceptemos, ya que los reales objetivos, aparentemente, serían la suscripción de aquello referido al "Golpe a la Chilena"; es por eso que ni unos ni otros son dignos de ser respetados, políticamente, ya que no se salen de la "matriz del golpe de estado" contra la Constitución y la voluntad del voto ejercida por la sociedad venezolana como de un todo social libre y democrático.

Pero vayamos a los otros protagonistas como, por ejemplo, "pura cejas" y su combo exceptuando, claro, a Leopoldo López Mendoza porque hay una sustancial e importante diferencia político-ideológica y ello hay que reconocerlo. "Pura cejas" es tan amelcochado que en aquel golpe de abril no tuvo lo que necesita cualquier político "romulero" como es tener "una gandola de cojones" para no dejarse "quitar el poder producto de aquel golpe"; entonces, en conclusión, el próximo día 5 de enero del 2017, Henry Ramos Allup, "le va a pintar una paloma" a "pura cejas" y, quizás, hasta ni siquiera continúe como el "vocero de las derechas".

Junto a "pura cejas" se encuentran las huestes populares voluntaristas que de voluntaristas no tienen nada y mucho menos de populares según la actual terminología político-conceptual que las derechas internacionales están tratando de imponer globalmente además de su utilización como calificativo político despreciativo de utilización de las derechas en España, en Washington, en Londres, París, Roma, Buenos Aires, Brasil, Colombia, Perú y Chile, Paraguay y Uruguay, entre otros muchos países que son calificados como de democráticos de "tabaco en la vejiga" lo cual les permite, democrática y legalmente, reprimir, perseguir, encarcelar "legalmente" y, en ciertas ocasiones, hasta desaparecer a "los populistas".

Pero, de nuevo, tenemos dos protagonistas que si son de "pura derecha": María Corina Machado, la señora que no asiste a los llamados de invitación que le hace Diosdado Cabello Rondón a su programa "Con el Mazo Dando". Ella si es de derechas, de esas que no le tiembla el pulso para tomar decisiones y, además, la práctica de esas decisiones las ejerce permanentemente para así ir adelante dando el ejemplo de aspirada líder de derechas radicales.

El otro de derechas, evidentemente, es Leopoldo López Mendoza quien ha asumido declararse, inteligentemente, como "prisionero de conciencia" con la finalidad de lograr alcanzar una matriz de opinión internacional con cierto peso específico, lo cual, hay que reconocerlo, es inteligente.

Estos dos políticos, María Corina y Leopoldo, tienen sus seguidores radicalizados en las clases medias, medias altas y altas con algunas expresiones populares que aspiran poder llegar y alcanzar el reconocimiento del y al "Country Club". Estos dos políticos son los verdaderos enemigos de la Revolución Bolivariana independientemente que Nico dirija sus tiros hacia Ramos Allup quien como "viejo zorro" se las vacila full y con descaro, con frases bien pensadas de "malandro de provincia" que aspira ser reconocido por y entre el mantuanaje del Valle de Caracas. Es decir, la revolución debería diferenciar entre los que si pueden y aquellos que solo aspiran para no "gastar pólvora en zamuros".

¿Es posible darle el golpe a Nicolás Maduro Moros?

Nuestra respuesta es de un solo vocablo: NO y "no es no" como diría Pedro Sánchez y las huestes socialistas comprometidas con el progreso y la honestidad, claro, en la España del neo-franquismo.

Cierto, "no es no" y eso lo ratificó con claridad suprema Diosdado Cabello en su programa "Con el Mazo Dando" (26, octubre, 2016. VTV). Pero ese "no es no" es no solo de "la boca para fuera" sino que cuando se analizan los escenarios, los conjuntos y sub-conjuntos revolucionarios, las actitudes y comportamientos históricos de la FANB de ser constitucionalistas e institucionalistas además de "los barrios que bajaron al Valle de Caracas" además de aquella frase de "…seguir el ejemplo que Caracas dio…", y el internacionalismo revolucionario, resultará muy "cuesta arriba" la culminación actual del "golpe continuado" porque sí no triunfó el "Golpe de Abril del 2002" que si estaba muy bien organizado a tal punto que le dieron una soberana patada por el santo lugar a los adecos, mucho menos triunfarán los adecos en el actual "golpe continuado" cuando y a pesar de que los ideólogos de aquel entonces continúan diseñando y estructurando el actual golpe de estado, las actuales huestes golpistas de derechas no solo se encuentran divididas sino que reflexionan sobre cómo irá, afirmativamente, a reaccionar la revolución y sus ejércitos populares que se encuentran en actitud pacífica pero armada además de considerar que muchos de aquellos que participaron en aquel golpe ahora se encuentran fuera del país, Venezuela, además de cuando se conocen las solicitudes de pasaportes, carta de antecedentes penales, de apostillamiento, de solicitudes de visa además de que ya ha comenzado el rechazo de los "gobiernos-apoya-golpe-continuado" que se rajan las vestiduras de defensores de los derechos humanos y de proclamarse como paladines de la Democracia, claro, representativa, pero que ya no quieren ni ver a más venezolanos en sus países, como sucede con España y Panamá, a título de muestra. Entonces y en consecuencia el futuro y triunfo del "Golpe Continuado" está, verdaderamente, en veremos.

Lo mejor es, sencillamente, sentarse a dialogar y pedir, razonadamente, un diálogo "a la italiana".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 917 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a236405.htmlCd0NV CAC = Y co = US