A propósito de ser ciego

Cúpulas MUD y PSUV: Una es peor que la otra

Ha llegado la hora de enviarle un mensaje distinto al país. Estamos obligados en decir a los venezolanos que Henry Ramos Allup, Henrique Capriles Radonsky y "Chúo" Torrealba, por la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no representan a nadie, salvo a ellos mismos. No pueden erigirse como las únicas voces para decir lo que podemos hacer más del 80% del pueblo contra el gobierno autocrático y empobrecedor de Nicolás Maduro, a quien sólo le acompaña su "primera combatiente", sus bucéfalos, representados en Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez, Héctor Rodríguez, Elias Jaua y otros derivados. En tal sentido, la MUD tiene que saber, que ni aunque el papa Francisco nos envíe una postal a cada venezolano pidiendo la paz y el diálogo, lograremos salir de la crisis, y lo que es peor, no tengo duda que el futuro estará marcado por unas lamentables páginas, muy rojas de nuestra historia, mientras esa cúpula opositora, y comprobadamente nefasta, siga de fracaso en fracaso.

Una semana después que Maduro ganara aquellas inéditas elecciones (2013), propusimos como agenda inmediata la activación de nuestros derechos políticos a través de la solicitud de una Asamblea Nacional Constituyente¹. No sólo nos adelantamos con pronosticar la crisis política, económica y social que vendría sobre Venezuela, sino que también anticipamos que el chavismo como movimiento de masas había llegado a su fin. Y dejo claro que el chavismo en un sentimiento político de buena parte de los venezolanos, el cual se activaba sólo con la presencia de su líder.

El madurismo no logra entusiasmar a nadie, no sólo porque ha perdido la credibilidad, sino porque quienes levantan su voz, usurpan el mensaje de Chávez. Su propósito es claro. Defender únicamente a su cúpula sobre los derechos del pueblo, razón por la cual, se convirtieron en esperpentos políticos, muy similares de quienes tanto criticaron en tiempos cuando el Estado estuvo bajo el control de Acción Democrática (AD) y el Cómite Político Electoral Independiente (Copei), es decir, la llamada cuarta república.

El único milagro político del madurismo ha sido resucitar a los fantasmas de la fracasada democracia del siglo XX, tales como Henry Ramos Allup. Supongo que como Chávez con la gesta del 4 de Febrero de 1992, permitió a Caldera salir de los escombros de aquella maltrecha democracia, Nicolás Maduro tenía que hacer su analogía histórica. La única diferencia es que Ramos Allup es otro patiquín de un bar cualquiera con su lenguaje y su mensaje político, mientras Caldera era un estadista, un hombre versado y calificado para comprender los espacios políticos, económicos y sociales, más allá de sus ambiciones personales por tratar de ejercer un excesivo protagonismo sobre el país.

Ahora bien, esta MUD quien carece de ideas, estudios y análisis sobre nuestras realidades contemporáneas debería recordar que Caldera, aquel día del levantamiento liderado por Hugo Chávez, aprovechó ese capítulo de la historia política condenando enérgicamente a Carlos Andrés Pérez y sus panegíricos, (entre ellos, Ramos Allup), cuando magistralmente dijo:

El país esta esperando otro mensaje (...) la responsabilidad de afrontar de inmediato las rectificaciones profundas que el país está reclamando. Es díficil pedirle al pueblo que se inmole por la libertad y por la democracia, cuando piensa que la libertad y la democracia no son capaces de darles de comer (...)²

Caldera fustigó políticamente al gobierno de la época. También hizo mención sobre el alto costo de la vida. Recordó el "morbo de la corrupción" como fuente corrompida de la institucionalidad. Dejaba claro que había un "entorno" un "mar de fondo" que si no lograba resolverse, el destino nos depararía, palabras más, palabras menos, espacios oscuros en nuestro porvenir. ¡Es más! Caldera, tenía reservas de que el único fin de Chávez y quienes le acompañaron, "era", como lo habían dicho los voceros de tal gobierno: "asesinar al presidente".

Caldera, también dio una clara advertencia a los paises ricos que ese día habían llamado a Pérez para demostrarle su "solidaridad", al momento de sentenciar que los jefes de Estado de "ricas naciones", debían entender que las "democracias" en nuestros países no pueden existir, "sí los pueblos no comen". Mencionó palabras del papa Juan Pablo II, quien decía, que no se puede obligar a los países a pagar "deudas" sobre el hambre de los pueblos. Y esos mensajes que ayer eran para los presidentes de Estados Unidos, Francia o España, además de seguir repitiéndose en similares contextos, y los capitales de Wall Street, ahora, sin duda, también son claros mensajes para China y Rusia.

Aquel ex -presidente resultó muy enfático en ese discurso. Recordó que los hechos del 27 de Febrero de 1989, habían sido un primer aviso para la llegada del 4 de Febrero de 1992. En la actualidad, ocurren saqueos a diario en cualquier parte del país. Vemos el cómo aumenta el número de venezolanos comiendo en la basura porque el dinero no alcanza, o porque están abandonados a su "buena suerte". Los servicios públicos no funcionan, con el agravante que tenemos niveles de hiper-inflación, acompañados con una terrible escasez de alimentos y medicinas. Situaciones que se convierten en una bomba de tiempo, la cual también pudiera implosionar por una delincuencia y corrupción que incluso extorsionan y asesinan desde espacios del gobierno con superlativa impunidad.

Y ante ello, ¿qué hacen el resto de los órganos del Estado? ¡Nada! Ni el Ministerio Público y menos el Tribunal Supremo de Justicia se responsabilizan. Sólo existen para defender sus propios intereses; verbigracia, cubren los designios de la cúpula madurista, pensando, tal vez, que la historia no tiene porque volver a repetirse en este momento de frustraciones sociales. En consecuencia, debemos recordar a tales "instituciones" que de no haber sido por la fiscalía de la época y, la extinta Corte Suprema de Justicia, Pérez no hubiese salido del poder, y tal vez, la sangre hubiese llegado al río.

Todas esas palabras de Caldera, siguen vigentes en máxima extensión. No obstante, Maduro y la cúpula del bradifrénico Partido Socialista Unido de Venezuela, (PSUV), no rectifican ninguna de sus acciones y decisiones. De hecho, no habían pasado 24 horas de haber finalizado en Margarita, una "cumbre" de mal llamados "países no alineados" con un derroche abismal de divisas, y aparecieron en todo el frente de Nueva Esparta, en el estado Anzoátegui, unos neonatos metidos en "cunas de cartón" en un hospital público.

Y por semejante realidad, inicialmente negada por voceros y laboratorios del gobierno, fueron tantas las evidencias que terminó siendo reconocida hasta por las autoridades nacionales de salud³: ¿Estamos hablando de democracia, libertades y derechos sociales de un pueblo, o estamos hablando y defendiendo los intereses de las cúpulas del PSUV? ¿Será por eso que Maduro quiere acabar con la democracia y las libertades? ¿Dónde están sus rectificaciones? Olvida que en sus propias declaraciones sobre el "rentismo", ha manifestado la repetición de las "crisis" por esas razones. ¿Quién dice que no se pueden repetir hechos políticos por las razones expuestas de Caldera aquel 4 de Febrero de 1992?

Por su parte, la MUD, conforme Maduro es una pésima copia de Hugo Chávez, ellos son la versión tropical de aquella "coordinadora democrática" entre 2002 y 2003. Han pretendido convertirse en "autolíderes". No terminan de comprender que sus "triunfos", salvo los obtenidos por razones socio-geográficas y de clases sociales, han sido por el rechazo que el pueblo tiene contra Maduro. En relación con las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015, hemos dicho hasta el cansancio que no ganó la MUD. Perdió Maduro y su nefasto gobierno. Esa ha sido la desgracia de la oposición. Disputarse con el gobierno el título de quién es el "mejor", cuando entre ambos no existen diferencias entre mediocridad política e ignorancia histórica.

Igualmente, hay que advertirle a los grandes medios de comunicación, nacionales e internacionales, impresos, radiales, televisivos y portales digitales, que mientras sólo den cabida para escuchar a los voceros fracasados de la MUD y el PSUV en sus canales informativos y de opinión; será imposible despolarizar al país, y ello, es lo que le conviene a Maduro. Es indispensable encontrar otras voces con proyectos distintos, en los cuales la democracia no sea una entelequia, sino una praxis constitucional.

No sólo hace falta reconstruir la economía y sus niveles de productividad para acabar con la inflación. Debemos reinstitucionalizar al pais. Hay que acabar con las mafias del gobierno enquistadas en las estructuras de un seudo-Estado y sus testaferros, ubicados en espacios "empresariales" y de la banca nacional e internacional. Debemos ser implacables contra la corrupción, la delincuencia y los asesinos.

Debemos construir una nueva ética ciudadana. Un sentimiento que valore al pais por una Identidad Nacional que rechace el facilismo y la viveza criolla. Necesitamos políticos y ciudadanos que estudien ciencias naturales y ciencias sociales que orienten en sus pensamientos, el estudio de la filosofía, la epistemología, la historía, la economía y la política en su doctrina fundamental como creadora de bienestar al ser humano y la naturaleza.

Necesitamos docentes y estudiantes que condenen a quienes se copian en una evaluación o sean rellenos de un "trabajo" o "taller". Necesitamos profesionales que expulsen de sus gremios a quienes sólo viven del plagio de la "investigación". Y sobre todo, debemos (re)generar una educación que nos permita crear y producir de manera permanente los alimentos, bienes, servicios, proyectos agricolas, industriales, culturales, turísticos, sociales y tecnológicos que requerimos en las próximas décadas para ser un país auteńticamente independiente.

La "dirigencia" de la MUD ha fracasado. Aunque se diera el revocatorio, esa no es la solución de fondo. Para acabar con las cúpulas nefastas de la propia MUD y el PSUV; respetando que existen liderazgos regionales y locales en ambas organizaciones, es indispensable la convocatoria para una nueva constituyente ¿Rectificará la cúpula de la MUD o del PSUV? ¿Qué dicen los "poderes" instituidos?

Entre las cúpulas de la MUD y el PSUV, los venezolanos estamos claros: Una es peor que la otra. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

***

¹ http://www.aporrea.org/actualidad/a164093.html

² https://www.youtube.com/watch?v=TuZQ1NdbC9c

³ http://www.aporrea.org/ddhh/n297549.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2779 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a234601.htmlCd0NV CAC = Y co = US