Venezuela: Potencia de Paz para un Mundo Multipolar

En 17 años de revolución, Venezuela ha enfrentado paros petroleros, golpes de estado y ataques sistemáticos de la prensa internacional. Fuimos catalogados por el gobierno de EEUU como una amenaza a su seguridad y siempre se nos ha acusado de antidemocráticos, de violadores de los derechos humanos y un largo etc. Más recientemente la oposición nos ha acusado falsamente de ser los responsables de una guerra económica que al someter al pueblo a muchas dificultades es manipulada y convertida en un falso positivo llamado "crisis humanitaria" buscando justificar una intervención extranjera. Agregue usted más ingredientes a este coctel de "problemas" y una vez que tenga la lista completa, explique el misterio de como un país que los medios acusan de estar "aislado" en el mundo, realizó del 13 al 18 de este mes en la heroica Isla de Margarita, estado Nueva Esparta, la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL). Estamos hablando nada menos y nada más que del segundo organismo con más países en el mundo después de la ONU. Está conformado por 120 naciones, es decir, más del 60% de los miembros de la ONU. Detalle adicional, Venezuela asumió la presidencia del MNOAL por tres años en votación unánime de sus países integrantes. ¿Cómo pudo ocurrir esto?

Después de haber consagrado en nuestra Constitución de 1999 que Venezuela desarrollaría una política exterior que promoviese "la cooperación pacífica entre las naciones" impulsando y consolidando la integración latinoamericana "de acuerdo con el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos" decidimos tempranamente en el 2001, precisar y calificar mejor la estrategia de nuestra política exterior ante los desafíos que exigía un mundo que estaba empezando a cambiar de manera acelerada y donde Venezuela estaba destinada a tener un papel determinante.

Establecimos así, dentro de las líneas generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación (2001-2007), un objetivo general que el Comandante Hugo Chávez en su peregrinar por el mundo se encargó personalmente de llevarlo a la práctica: "Fortalecer la soberanía nacional y promover un mundo multipolar".

Impulsado por el viento huracanado de la historia de una nación cuyo ejército libertador solo traspasó sus fronteras para llevar la libertad a otros pueblos, Venezuela, con Chávez al frente, llevó adelante una sistemática, coherente y permanente política exterior basada en La Diplomacia de Paz.

¿Ha servido esto para algo? Tome nota y evalúe usted mismo si exageran los analistas al coincidir que el protagonismo que hoy ha adquirido Venezuela en el concierto internacional constituye un hecho sin precedentes. Nunca antes un país emergente había logrado presidir, al mismo tiempo, los organismos más importantes de la esfera mundial y regional.

En este momento a nivel regional, Venezuela tiene la presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). Ya en lo que respecta al plano internacional Venezuela fue electa en junio de este año como miembro principal del Consejo Económico y Social de la ONU con 177 votos de los 193 sufragios posibles. Así mismo ya habíamos sido reelectos por tres años (2016-2019) como miembro del Consejo de DDHH de la ONU y desde febrero de este año, asumimos la Presidencia rotativa del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por si nadie había prestado atención al significado de este conjunto de trascendentes representaciones internacionales, resulta claro que estamos asistiendo al surgimiento, ante nuestros propios ojos, de la Venezuela País Potencia propugnada por el Comandante Chávez en el III objetivo histórico del Plan de la Patria.

A pesar de todos los ataques que hemos enfrentado, aquí está presente la Venezuela que recibe con pleno y total derecho la presidencia Pro Tempore del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), un movimiento que cuando nació en 1961 contaba solo con 25 países y que fue paulatinamente creciendo por la justicia de sus principios basados en la soberanía y libre determinación de los pueblos; la igualdad entre naciones grandes y pequeñas así como la igualdad racial, religiosa y cultural; la abstención de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza en las relaciones internacionales y el principio de abstención de intervenciones o interferencia en los asuntos internos de otros países.

El lema del encuentro de este año es "Unidos por el camino de la paz". Y como la coherencia y la perseverancia rinden sus frutos, hemos escuchado con alegría a pocas horas de dar inicio a esta cumbre, una prueba del verdadero y sincero significado práctico de la orgullosa Diplomacia de Paz del País Potencia de los venezolanos. El lunes 12 de septiembre en una entrevista a la emisora Caracol Radio, Sergio Jaramillo, Alto Comisionado de Paz del gobierno colombiano (considerado el número dos del equipo negociador) declaró:

"La verdad es que los colombianos podemos tener la opinión que queramos de Chávez y su Gobierno, pero el hecho es que Chávez le dio un fuerte apoyo al proceso, convenciendo a las FARC de que este era el momento de la paz"

Por si esto fuera poco, el mismo Sergio Jaramillo reafirma el papel de Venezuela en el proceso de paz al confirmar que nuestro presidente Nicolás Maduro "también está buscando que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) dé el paso a la paz". O sea, al contrario de lo que dicen los medios de la derecha nacional e internacional, es evidente que a ningún gobernante "aislado" y sin respaldo se le puede atribuir una responsabilidad tan delicada en un tema tan importante. Si esa responsabilidad la otorga el gobierno de un país que no comulga ni en lo político ni en lo ideológico con los postulados defendidos por la Revolución Bolivariana, estamos hablando al contrario, de un claro reconocimiento a la firmeza y la seriedad de un gobierno que ha demostrado estar a la altura de los desafíos contemporáneos.

Por lo tanto no queda ninguna duda de que Venezuela ha asumido la presidencia del Movimiento de Países No Alineados con la más alta legitimidad que gobierno alguno haya tenido al hacerlo.

A partir de lo expresado por el presidente saliente del MNOAL, Hasán Rouhaní de Irán, afirmando que "Las claras posturas del MNOAL son el fruto de nuestras potencialidades" no tenemos duda que el presidente Nicolás Maduro, portando toda la energía de libertad y justicia que encarna nuestra Patria, será capaz de llevar al Movimiento de Países No Alineados a cumplir un papel clave en el escenario internacional. Dejando bien claro que así será, nuestro presidente fue directo al asunto apenas asumió la dirección del MNOAL: "Este mando será usado para la causa de nuestros pueblos".

Dicho en lenguaje venezolano eso significa, que una vez más, la espada de Bolívar sale dispuesta a recorrer el mundo llevando un mensaje de justicia y de unidad anti-imperialista. La visión estratégica del Comandante Hugo Chávez de un Mundo Pluricéntrico y Multipolar. Por eso hoy podemos decir: El Mundo con Venezuela. Unidad en la Diversidad. Somos la Esperanza. Somos la Alegría. Somos la Paz. Somos el Amor de un Pueblo y de su Juventud. Somos 137 delegaciones del mundo que dijeron presente en la XVII Cumbre del MNOAL Margarita - Venezuela 2016. Una clara demostración que la cooperación Sur-Sur es posible. Reafirmamos por qué en Venezuela decimos que Nuestro Norte es el Sur.

Que Viva la Paz! Que Viva la Patria! Que Viva Chávez!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6919 veces.



Anisio Pires


Visite el perfil de Anisio Pires para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Anisio Pires

Anisio Pires

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a234354.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO