¡No hay revolución perpetua!

El presente no es un buen momento para el pueblo venezolano porque hay una retoma temporal del poder político de parte de la derecha, a lo interno del PSUV su dirección cívico-militar corrupta que ya perdió la moral y a lo interno de la MUD la ultraderecha con su visión fascista, opresora de todo derecho y dependiente del dominio de fuerzas externas (pro-imperial), dando como resultado un gobierno que dejó de lado la representatividad de l@s que viven honestamente de su trabajo para reprimir, conculcar y violar sus derechos constitucionales, para recortar costos en programas sociales que beneficien a l@s más necesitad@s, para reducir la intervención del Estado en favor de l@s desposeíd@s y permitir que todos los recursos generados por la explotación minera (petróleo, gas, hierro, minerales y piedras preciosas) fluyan hacía al sector privado nacional y extranjero.

La población en general (pobres, proletarios, clase media -baja y media- e inclusive algunos estratos de la clase media alta) lejos de estar acumulando condiciones de vida más o menos dignas que le conduzcan a alcanzar la mayor suma de felicidad posible, disfrutar del "Buen Vivir" añorado por la exterminada civilización amerindia, ahora retrocede a situaciones que parecían haber sido superadas: miseria, hambre, deterioro de las condiciones mínimas de salubridad, autoritarismo, abuso de poder, desempleo y sub-empleo, desfalco descarado y amparado por el "Poder Moral" de los bienes de la nación, indefensión ante las mafias criminales que dominan casi todas las esferas de la sociedad y lo peor que le puede suceder a los que viven honestamente de su trabajo la derogación y violación de sus derechos laborales para caer en lo más bajo de explotación de sus condiciones de trabajo.

En suma es el renacer y profundización de las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana. La confrontación entre capital-trabajo se ha acentuado, lo que hace pronosticar una oleada de conflictos de diversas magnitudes, recreando lo que Friedrich Engels denominó "Guerra Civil Encubierta", dando un como resultado el temido ascenso de la lucha social, la profundización de la "lucha de clases".

¡La gente no se mueve sólo porque sufre sino porque adquiere conciencia de que tiene el poder para cambiar su sufrimiento!

A la par de ser un momento trágico también es uno lleno de posibilidades: obliga a l@s ciudadan@s que viven honestamente de su trabajo, a la clase trabajadora, al proletariado, a retomar nuevamente su capacidad de organización basada en su disciplina en el campo laboral; fortaleza que le permite movilizar sus cuadros más avanzados en procura de convocar a la lucha política e ideológica a sus pares y a los estratos más paupérrimos de la sociedad para modificar la correlación de fuerzas que convertirá la idea de redención en hecho político en pos del asalto definitivo que la historia le tiene reservado: la toma del poder político y económico para beneficio de toda la sociedad.

El Pueblo Bolivariano en Lucha tiene el conocimiento, la experiencia y la conciencia para retomar la iniciativa, sólo hace falta el factor detonante para "voltear la tortilla". Ese factor viene amalgamado por las condiciones objetivas de existencia y la claridad subjetiva colectiva de construcción de los hechos sociales que le es reservada a los cuadros más avanzados del proceso revolucionario que nos hermana para determinar el momento de tal asalto revolucionario.

Durante estos últimos diez y siete años acompañan al Pueblo Bolivariano en Lucha una incontable cantidad de personalidades y organizaciones políticas y sociales que hoy, y con carácter de urgencia, deben empujar la carreta de la historia. Ésta es su hora, nuestra hora. Dejar pasar este momento histórico es criminal para con el pueblo mismo, es condenarlo a vivir la más cruenta barbarie que pueblo alguno haya experimentado. Las garras del imperio sólo esperan el momento preciso para atenazar la garganta de su preciada víctima: la nación venezolana con toda su apreciada y apetecida riqueza.

¡Convoquemos ya a nuestro pueblo a dar la batalla definitiva por nuestra emancipación, mañana será tarde!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1303 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a233176.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO