Lo que dice Nicmer Evans

Ante el avance imparable del socialismo bolivariano con el Líder Eterno Chávez a la cabeza, los burgueses reaccionaron de manera unificada.
A lo externo, se bloquea financieramente a Venezuela, se golpea los precios del petróleo y se intenta cercar con gobiernos burgueses hostiles las fronteras nuestras.
A lo interno, se reacciona ante los controles a la economía con un boicot en las inversiones. Ante los controles de precios, se disminuye la producción. Ante el control de cambio, se induce el contrabando y acaparamiento.

Con todo este cuadro de reacción del capitalismo a los controles de la revolución bolivariana para dar alimentos, medicinas y servicios a precios accesibles, se han creado desviaciones que llevan a la inflación, corrupción y burocratismo que golpean los alcances y logros sociales del pueblo.
Es así como la burguesía y su Asamblea Nacional han intentado detener y golpear los logros económicos , sociales y políticos en revolución empleando la democracia revolucionaria y los derechos obtenidos por el propio pueblo trabajador en lucha.

Lo que sucede es que los avances materia de petróleo, expropiaciones de tierras e industrias, al no haber sido en grado suficiente para quitar el poder económico de la burguesía, ocasionó que el plan contra revolucionario de crear una crisis de producción y distribución de alimentos, pueda contar con las empresas de los capitalistas y la ideología burguesa como armas de guerra.

Debemos quitarles esas armas y ponerlas en manos del pueblo trabajador como única manera de avanzar al socialismo bolivariano y erradicar el cáncer de la ideología burguesa, las ilusiones parlamentarias burguesas, la representatividad, el Estado clasista y excluyente y la corrupción propia de un sistema de explotación.

Debemos olvidar la ilusión del socialismo petrolero y seguir ejecutando el Plan de la Patria y su agenda económica bolivariana junto al Pdte Obrero Maduro, para lograr el desarrollo de la Patria, es decir, el desarrollo de las fuerzas productivas al servicio del pueblo entero y no de la burguesía parasitaria.

Sin embargo, el señor Nicmer Evans solo se dedica a debatir con pocas propuestas de fondo. Buscando en sus artículos, aunque dificil, se puede encontrar uno de ellos titulado "Soluciones urgentes para una crisis insoportable", de fecha viernes, 22/04/2016. Alli se puede leer lo siguiente:

"...Hoy la gente, más que diagnósticos los problemas, lo que demanda son propuestas y soluciones viables. Sin embargo, dejar de lado el diagnóstico puede conducir a errores garrafales en la presentación de soluciones".

"Bastante hemos aportado en el diagnóstico, que podríamos sintetizarlo en: 1.- Una separación radical de la propuesta revolucionaria y socialista planteada por Chávez en el testamento político "Golpe de Timón", por parte del gobierno de Maduro. 2.- Profundización de la crisis ética, la corrupción y la kakistocracia en estos últimos tres años. 3.- Negación de la responsabilidad de la burocracia y la cúpula política sobre la crisis. 4.- Negación del modelo comunal en coexistencia con el pequeño y mediano empresario para la reactivación y diversificación económica. 5.- Ausencia de desburocratización de los procesos democráticos y productivos. 6.- Represión a la crítica y la autocrítica. 7.- Castración a las iniciativas productivas, privilegiando las importaciones como negocio fundamental de una neoburguesía financiera y especuladora absolutamente parasitaria en nombre de la "soberanía". 8.- Negación de una Auditoría Pública y ciudadana, apoyando así a la impunidad. 9.- Cooptación de los poderes públicos no electos. 10.- Traición a todo un pueblo que confió en la continuidad de un gobierno con sed permanente de legitimidad y conciencia de clase"

"Es por todo lo anterior que seguimos insistiendo en proponer cosas, ya no a un gobierno sordo y ciego como consecuencia de la acumulación mafiosa de capital que tapusa sus vías de contacto con la realidad de un pueblo que hoy muere de mengua por no conseguir los medicamentos necesarios para atender un porcentaje importante de enfermedades crónicas, sino, de cara al pueblo que vive de su trabajo, y de aquel que hoy vuelve a ser excluido del sistema". Y continua Evans.

"En este sentido seguimos proponiendo:

1.- La necesidad de crear un modelo propio distinto al neoliberalismo como el factor orientador de los sectores progresistas de nuestro país. 2.- Un cambio de discurso más próximo y realista, que acepte los errores del pasado y asuma con coraje la renovación de ideas. 3.- Plantear un modelo transicional económico que atienda primero la salida estructural a la crisis económica para poder posteriormente discutir el modelo definitivo que queremos. 4.- Unificar todos los esfuerzos para que los cambios necesarios sean de manera transparente, incluyente de todos los sectores y fuerzas políticas y productivas del país. 5.- Generación de confianza a través de un plan concertado que genere estabilidad y seguridad, con la legitimidad de la refrenda ciudadana, sin pactos o acuerdos a media noche y entre gallos. 7.- Superación de la impunidad a través de una Auditoria Pública y Ciudadana. 8.- Repatriación de capitales fugados y cese planificado y acordado del pago de la deuda externa hasta no ser auditada. 9.- Respeto incuestionable a los derechos democráticos contra el autoritarismo. 10.- Freno a la explotación del Arco Minero del Orinoco tal como está planteada en el plano del extractivismo y profundización del rentismo".

En las propuestas de Evans no se puede identificar como se lograría la transición y hacia donde dónde es esa transición. Solo dice que es algo diferente al neoliberalismo. Al mismo tiempo no asume con claridad el socialismo como meta de la revolución social, y solo atina a decir que hace falta la renovación de ideas y un discurso más realista, que es lo mismo que piden los ideólogos de la burguesía. Piden no anclarse en el pasado y cambiar el discurso para generar "confianza" a la mercados.

En cuanto al "autoritarismo" hay que aclarar que los socialistas estamos construyendo un modelo democrático mas allá de los límites del concepto burgués. Esto implica borrar la sociedad burguesa generadora de divisiones de clases sociales y explotacion. Para eliminar la sociedad inhumana y excluyente, es necesario que el pueblo trabajador sea "autoritario" y derrote la burguesía junto a sus ideólogos.

Se trata de la lucha de clases que el señor Evans evade comentar en sus escritos superfluos y al estilo de las empresas consultoras de la política electoral burguesa.

En cuanto al Arco Minero, es claro que la ciencia y tecnología humana actuales, son un punto de partida para crear un modelo de desarrollo integral ecosocialista, que permita emplear los recursos naturales para aliviar el sufrimiento humano, mediante su transformacion en valores de uso que satisfagan una necesidad vital. El debate de Evans debe ir a los sustancial del socialismo para ser considerado como una crítica seria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2883 veces.



Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: