¿Será capaz la burguesía de derrotar los demonios de la avaricia, el desabastecimiento y el hambre?

Como dice, Luis A. Toro Ojeda, "La burguesía se jugó una carta peligrosa: desatar los demonios de la avaricia generando desabastecimiento e impulsando la especulación, pero sin tomar en cuenta que este pueblo es arrecho y más temprano que tarde se daría cuenta de quienes son sus verdaderos enemigos de clase y hacia allá afinará el disparo….." (1). Todo sus demonios se concentran en la especulación (hiperinflación) u desabastecimiento, apostando llegar al poder, derrocar el gobierno de Maduro, llegar a Miraflores. Ahora Imaginemos por un momento que la burguesía ha llegado el Poder. En el supuesto negado, que el imperialismo de los Estados Unidos ha llevado a la Mud a Miraflores, viene entonces la gran tarea: ¿cómo resolver los problemas socioeconómicos y políticos creados, los problemas de la avaricia creada con los bachaqueros, con la inactividad del aparato productivo y el desabastecimiento, las colas, el malestar social y subdesarrollo y la dependencia sembrada por la misma burguesía y su clase política aliada al imperialismo de los Estados Unidos.

Se presentaría el dilema tal que, si ella la burguesía y sus representantes como clase social, asumirán resolver las contradicciones neurálgica del subdesarrollo que padecemos hoy todos los venezolanos basada en la división internacional capitalista del trabajo, si ella adoptaría la economía de control o la privatizaría el espacio económico público, repetiría las recetas neoliberales del modelo de los años 80 y 90 del siglo XX vinculada a la división del trabajo dependiente, o a la soberanía nacional, seguiría atada a la dependencia estructural o procurando su independencia, ¿Podrá resolver la burguesía tales problemas políticos, económicos y sociales?. ¿Resolvería los problemas de hambre, el desabastecimiento y la inflación, los demonios por ellos desatados?

De otro modo; ensayemos la posibilidad del supuesto negado; La burguesía asume el Poder de Miraflores, ¿será capaz de asumir una economía pública?, una economía al servicio social, democratizaría la participación del pueblo en la vida económica, no como pequeños propietarios, informales, sino como economía social, socializada, capaz de unir esfuerzos colectivos, participativos, ejercida de manera directa por las comunidades, por el ejercicio de los ciudadanos de los asuntos públicos, capaz de ejercer sus derechos sociales, económicos y políticos, será capaz la burguesía de democratizar la economía, de socializarla, de liberarla de los monopolios, de las oligarquías, de las mafias de bachaqueros, de colocarla al servicio de responder a las necesidades sociales en vez del lucro privado, podrá revisar sus dogmas capitalistas para dar paso a crear una nueva economía nacional, una economía popular para alcanzar logros sociales. No lo creo, la burguesía no puede ir contra si misma, antes declara la guerra al pueblo por cuanto que su gobierno como dice Valderrama: "Cuando el gobierno se entrega al capitalismo desarrolla una economía en contra del ser humano, esa es la esencia del capitalismo; abandona la economía que tiene como centro al hombre, que es la esencia del Socialismo".

¿Puede la burguesía crear una cultura productiva?, basada en el trabajo asociado, libre, sin explotación social, creador, que dé posibilidad a la libertad del individuo y la sociedad, de desprenderse de la dependencia del Estado, asumir de manera conjunta con el Estado las tareas del desarrollo social, de depurarse de la economía especulativa, del bachaquerismo, del acaparamiento, de desatarse de la economía criminal, derrotar al dólar today, los precios inducidos, la inflación inducida que deprecia el bolívar, será capaz de fortalecer la moneda, revaluar el bolívar, atraer sus capitales colocados en el extranjeros para ponerlos al servicio del desarrollo del país, con la corresponsabilidad del Estado, resolvería los grandes problemas que vive el país, difícilmente lo haría.

La burguesía, ¿sería capaz de elevar el salario de los trabajadores a la par de los precios, elevar la calidad de vida de la familia venezolana, superar los índices de desarrollo, colocarnos a los niveles de los países en desarrollo, fortalecer el mercado, los niveles de consumo, impactar socialmente la sociedad, asumir las tares del desarrollo, partiendo de la base económica, inducir cambios sociales en el nivel de vida, derrotar la desigualdad social, la pobreza social, extinguir el hambre, ¿podrá hacerlo?, ¿De qué viviría la burguesía si el pueblo trabajador organizado produce sus propios alimentos, sus propios fármacos, sus propios medios de vida?

Bien los expone Luis A. Toro Ojeda, en caso del ensayo burgués del poder en Miraflores, será capaz la burguesía y su clase política de "Un nuevo sistema distributivo combatiría la inflación inducida, planificaría la economía, la diversificaría, la independizaría, acabaría con las mafias poderosas que establecen los precios que le da la gana, incentivaría la producción sana, el comercio justo, el intercambio productivo, sustituiría importaciones, ahorraría reservas para el país, acabaría con los oligopolios tipo Polar, elevaría la conciencia del deber social, combatiría el lumpen proletariado y a la lumpen burguesía, mejor conocida como burguesía parasitaria, acabaría con el rentísmo petrolero y se crearían las redes sociales necesarias para hacer realidad la democracia participativa y protagónica en el ámbito económico... ¡una revolución económica pues! ¿Qué burgués no se caga con eso?" (2).

Podría ella, la burguesía acabar con los demonios desatados, para empezar con la inflación desatada, la anarquía de precios, donde ellos, la burguesía ha desatado la avaricia y el lucro, la especulación inescrupulosa, los precios de hambre, de empobrecimiento social, una bomba silenciosa matagente, cada día la genta sufre, no le alcanza para vivir, aprieta el torniquete contra el gobierno, crujiendo los huesos de la existencia popular, que haría sino imponer una dictadura, el fascismo, tendría que recurrir al autoritarismo del mercado, a la violencia, al totalitarismo de estado, acabar con la democracia, restringiendo derechos sociales, económicos y políticos, no tendrían otra solución.

¿De qué modo planificaría la economía?, es asunto corporativo, no es del Estado, solo este estaría a disposición de las empresas privadas, las empresas programarían sus metas, sus ganancias, no el bienestar de la gente, el estado dejaría de planificar el bienestar, el desarrollo social, esto es un mero asunto del mercado, de la espontaneidad del mercado, del libre juego de la oferta y demanda, la economía es algo muy serio, planificarla sería es solo para los empresarios, planificar el desarrollo empresarial por encima de la intereses de la nación, se imponen los intereses privados, los recursos naturales serían enajenados, al servicio de las empresas privadas, se comprometería el futuro de las generaciones futuras sacrificando las presentes. El desarrollo dejaría de ser sostenible, se abriría una nueva crisis histórica.

Fuente consultada:

1.-Toro Ojeda, Luis Alberto, "Burguesía... el miedo es libre", Aporrea, 08/07/2016

2.-Vladerrama, Toby "La economía del gobierno es contra el ser humano", Aporrea, 27/07/2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1060 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231993.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO