Carta al General Padrino López

De todo corazón, le deseo el mayor de los éxitos en tan difícil tarea encomendada por el ciudadano Presidente de la República. La cual, no puede verse como una orden más. Esta orden, al verla con sentido de la responsabilidad de estado, su alcance e impacto, deben irrumpir las angustias y desesperanzas de un importante sector poblacional atacado despiadadamente por una acción de deshumanización del derecho a la vida en cuanto a la seguridad y acceso alimentario –el problema alimentario no es virtual está en la calle-. General Padrino López, tiene usted en sus manos una responsabilidad sin precedente con trascendencia histórica, en sus hombros descansa lo más preciado que puede tener un ser humano, como lo es, la esperanza. Hablo de esa misma esperanza, que le fue brindada al comandante Chávez por los venezolanos para transformar una realidad a finales de la década de los noventa. Es el momento que usted, impregnado del espíritu de cuerpo y sentimiento de patria enarbole la bandera de la Venezuela socialista y libertaria.

Son muchos los que juegan al fracaso en las filas del gobierno y la oposición, a diario vemos acciones que atentan contra la grandeza de nuestro Estado, queriéndolo ver como medio para la satisfacción de apetencias personales. General, en momentos olvidamos que toda acción genera una causa que impacta de manera negativa o positiva, hacemos caso omiso a la responsabilidad histórica dejándonos llevar por la gloria efímera del momento que supone una grandeza de poder. Si ladran los perros es señal que vamos por el camino que es, Venezuela requiere oxigenar la reserva ética-moral del universo civil y militar, ambos sectores deben sincerar el hecho de la venezolanidad, en cuanto la unión, solidaridad, fraternidad, honestidad, vecindad, entre otros valores y elemento que convergen en la creación de un marco contentivo del Buen Vivir y el Vivir Viviendo. Hoy más que nunca se requiere del ejemplo, disciplina y constancia. Bolívar, el grande recurrió a medidas drástica como el confinamiento y muerte, para evitar el boicoteo del proyecto libertario, no le pido que se convierta en verdugo o asesino, pero si hacemos analogía de la historia, los motivos que llevo a bolívar tomar esas decisiones no pueden estar lejos de las actuales realidades, en donde las matrices de opinión en contra del proceso bolivariano es satanizado a cada hora y en cualquier espacio, por la irresponsabilidad de civiles y uniformados.

Cuando le menciono del ejemplo, llego la hora de limpiar la casa, salir del personal militar y civil que no tiene comprensión de proyecto y agenda bolivariana. Se debe mostrar a la población los zorros y camaleones que hacen del asunto público una forma y manera de vivir. Convencido estoy que usted puede ir contra estos contraventores de la ley. Es necesario salir de esta situación, de usted depende en una alta proporción, a través de esta nueva responsabilidad, busque la manera de materializar el mejor Estado Mayor para hacerle frente a esta amenaza antipatrida, de seguro estoy que lo lograra, solo pido al Gran Arquitecto del Universo que le brinde la sabiduría necesaria para honrar la libertad que juramos defender y demostrar al mundo lo grande que es Venezuela. General Padrino López mi más sinceras consideraciones, le quise escribir esta carta.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1628 veces.



Joselino Serrano


Visite el perfil de Joselino Serrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joselino Serrano

Joselino Serrano

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231240.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO