La explotación del AMO: de una economía rentista a otra economía rentista

No se entiende el enredo del discurso presidencial el cual habla de superar la economía rentista petrolera mediante la explotación (minera) del llamado Arco Minero del Orinoco; la alternativa rentista ("diversificación de las fuentes de divisas") a la economía rentista, producto de la explotación petrolera. Vivir de los yacimientos de petróleo es equivalente a vivir de los yacimientos de oro, diamante, níquel y coltán. Son dos formas económicas NO sustentables, de recursos naturales NO renovables, altamente contaminantes (la minera mucho más que la petrolera). Pero por su alta rentabilidad es apetecible y aparentemente necesaria. Sobre todo necesaria para una población maleducada, en su mayoría, inconsciente del valor que tiene el bien común, egoísta, acostumbrada al despilfarro y al consumo excesivo de cualquier cosa. La rentabilidad de la extracción minera produce tantos dólares que nos haría olvidar muy pronto y definitivamente el trabajo cooperativo y socialista en el campo, del trabajo creador, de la producción tecnológica que lo acompaña, de las ventajas de las fuentes de energía limpia y renovable; del socialismo, por supuesto.

La explotación minera solo es un gran negocio desvinculado de los principios socialistas, del cual se van a beneficiar los más vivos y los más poderosos, haciendo a un lado al resto de la sociedad. 20 gramos de oro equivale no sé cuantos kilos de Maíz o de Caraotas, pero 20 gramos de oro no produce en el trabajador los mismos sentimientos o satisfacciones que produce en el campesino un cosecha buena de Maíz o de piñas. Así como 20 gramos de oro valen no sé cuántos dólares, una cosecha de Maíz vale mucho más. Significa mucho menos dólares que el oro, pero vale más en conocimiento, en comunión con la tierra y la naturaleza, vale el trabajo cooperativo y asociativo, vale el cuidado, el amor y el cultivo de la tierra, porque de ella ha vivido la humanidad por miles de años. El trabajo minero vale en dólares y nada más. Y todo el conocimiento que acumula es para castigar a la naturaleza, es devastador, desolador. Donde se acaban el agua y las selvas solo queda un desierto. La minería capitalista hará que la naturaleza, al tiempo, castigue al hombre con la muerte.

En el estado actual de estas urgencias, de emergencia económica, muy pocos en el gobierno y dentro de la población en general somos capaces de pensar sabiamente en esto que hemos descrito como contradicción política, que no es otra cosa que una vieja trampa originada en la tontería de no creer en la fría maldad del sistema capitalista.

*

Una mañana el Vicepresidente Isturiz declara que los dueños de Kimberly Clark "Ya perdieron las instalaciones aunque vuelvan", y en la tarde brinca Pérez Abab a decirles a los inversionistas que "no se trata de una expropiación, sino de una sanción por violación de la Ley". Pero los propietarios de la empresa declaran que está dispuesta a colaborar con todo el abastecimiento inmediatamente, y absolutamente "todo" se olvida, la empresa vuelve sin problemas a sus dueños, seguramente con algún premio.

Más de lo mismo. Ahora ¿Quién puede saber con certeza qué se ha negociado? ¿Por qué ahora se los perdona? ¿Por qué no explican, no nos hablan con la verdad verdadera y nos dejan especular sobre sus secretos? ¿Por qué las decisiones o resoluciones de esta naturaleza no se las cuentan a toda la población? Cuánto le agradeceríamos –la Venezuela chavista- al gobierno, que nos explicaran estas cosas, solo para hacernos sentir dignos y protagonistas de esta revolución. Y solo por hacernos entender lo que pasa, lo que hace el gobierno, sus razones. Otra vez, el poder popular termina siendo una frasecita hueca, el "poder popular" es esquivado de nuevo ¿Para qué consultar una decisión como esa al partido, al pueblo chavista, al pueblo pobre? "¿Para qué fuimos elegidos –dirán nuestros líderes ahora-, acaso no fue para que decidiéramos por todos, para pensar por todos, para gobernar por todos?" Pareciera que, en las prácticas políticas de los líderes dentro del chavismo y del gobierno, hay una reafirmación en la democracia representativa burguesa, a pesar de la misma constitución… ¿Es que se puede ser socialista sin confiar en el socialismo?, nos preguntamos, concediendo el beneficio de la duda sobre si confían o no en el socialismo.

**

Ahora hay dos presidentes, uno formal, diplomático, y otro de "hecho", de facto, cada quién interpreta la política a su particular manera. Maduro habla y pasea con la banda presidencial y la espada de Bolívar en sus manos enguantadas, y Padrino López gobierna. Mal o bien, gobierna. Ahora Pérez Abad, hasta no hace nada jefe de toda la política económica, está por debajo al mando de Padrino López. Y su inconformidad con este descenso fue elocuente, en una de estos últimos actos públicos. Y nada tiene que opinar ni hacer con las supervisiones a los puertos, a las empresas, al comercio y a los transportistas. Parecía ser que la intervención a la empresa Kimberly Clark no le calló nada bien. Sin embargo, por orden de un mando superior, el vice Isturiz, de forma negativa y Abad de forma positiva para él, fueron desengañados. Y todo cogió su cauce normal. Y, a pesar del jefe de Gobierno de Vladímir… (o por causa de él) Kimberly Clark volvió a manos de sus dueños originales. Aristóbulo quedó en ridículo e hiso el ridículo, creo.

***

Como siempre, siempre vence la clase dominante. Lamento con todo el merecido disgusto que pudo haber sentido Aristóbulo. Está, a pesar de todo, más cercano a nosotros que Pérez Abad, que la Kimberly, y que el mismo Vladímir… (Con acento grave y tilde en la primera i) Y que como jefe de la ofensiva económica, colabora con los trabajos comenzados para la explotación del Arco Minero del Orinoco. Esto es importante para el nuevo gobierno, para los inversionistas nacionales, para las trasnacionales, para Estados Unidos, para Cisneros, para casi todo el mundo capitalista. Y ahora para el mundo militar.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2021 veces.



Héctor Baiz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: