La Fiscal Ortega Díaz señala el camino correcto

La Fiscal Luisa Ortega Díaz nos sorprende gratamente con su actitud, cuando en el programa de José Vicente llama a evaluar uno de los pilares de la actual gestión de gobierno: al operativo de liberación del pueblo, el olp.

El gobierno se ha mostrado refractario a la crítica, y más todavía si es a uno de sus programas bandera, de allí la valentía de la Fiscal que con sensatez y mucha elegancia critica el operativo.

No nos vamos a referir al olp, en su oportunidad expresamos nuestro pensamiento (http://www.aporrea.org/ddhh/a210821.html). Ahora es más importante hablar de la crítica dentro del Chavismo, y sobre todo dentro del gobierno. Un alto porcentaje de los problemas que hoy confrontamos se originan en la falta de evaluación de los planes, estrategias, tácticas del gobierno, pero sobre todo de sus derivas ideológicas. Veamos.

La persecución de la crítica, satanizarla, asimilarla al abandono de las filas del Chavismo, trae como consecuencia la muerte de la discusión y sin discusión el gobierno se transforma en un monstruo que ha perdido la capacidad de apreciar las reacciones del ambiente, de esta manera no puede razonar, corregir. Si, por ejemplo, toma una medida, digamos los clap, y da por sentado que allí no hay fallas, que cualquier crítica es infundada, producto de los enemigos, sospechosa de ser obra de almagro, entonces, los pobres clap quedan sin relación con el ambiente; puede ser que los bachaqueros sigan pero eso no se puede decir, puede ser que las colas son ahora descomunales, pero eso es mentira, puede ser que el hambre aumente, pero eso es obra mediática y del comando sur. Sin crítica el gobierno construye su propio mundo feliz, fuera de él no existe nada.

La actitud de la Fiscal no debe quedar en el aíre, o en un murmullo al oído de los jefes desacreditando el planteamiento, malquistándola, al contrario, debe ser el inicio de un proceso de encuentro con la crítica, pero de verdad, verdad, la que duele, la que desnuda, aceptarla, sin condiciones. No se puede evitar la crítica con la excusa de que no es oportuna, o acusándola de favorecer al enemigo, la única crítica mala es la que no se hace. Nunca un gobierno ha caído por falta de discusión, pero sí imperios poderosos se han derrumbado por falta de ella. Quién puede discutir que la poderosa Unión Soviética cayó por la burocratización de la lucha de los argumentos.

Qué bueno sería que el gobierno, aprovechando las declaraciones de la Fiscal, forme un Ministerio de la Crítica, encargado de promoverla, abrirle puertas. Sería un ejemplo para el mundo; se escucharía de verdad, verdad el sentir de la población, se superarían las encuestas que dan una impresión interesada.

Al PSUV le caería muy bien una Secretaría de la Crítica, un organismo encargado de ser abogado del diablo, como en el Vaticano.

Al país, a la política le haría mucho bien que la crítica sea elevada a niveles ministeriales. Se podía tener una condecoración a la mejor crítica del año. Debemos transformarnos en un país que critica, seguro que así nos irá mejor, nos conoceremos, podremos avanzar de acuerdo a la máxima del clásico: "un país tendrá la grandeza de su crítica."

Pero puede suceder que el gobierno y el PSUV sigan sordos, en ese caso Ortega Díaz podrá decir como Marx: "Dixi et salvavi animan meam" (he dicho y salvado mi alma).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4526 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a230153.htmlCd0NV CAC = Y co = US