Crisis humanitaria o crisis socio emocional humana

"¡Caretablismo! Nicolás condecora a Delcy Rodríguez después de negar la crisis humanitaria en la OEA" así titula El portal digital de la madurada, de fecha 24 de junio, 2016, (1), obsérvese que el calificativo de "caretablismo" respecto al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, por el acto de reconocer a nuestra canciller en su papel de defensa de la soberanía nacional e independencia de Venezuela, en haber derrotado en el parlamento americano, las posturas injerencistas e intervencionista del secretario administrativo de la OEA. En verdad quienes declaran crisis humanitaria como excusa, no es más que una justificación política para intervenir el país con posturas falsas. Lo que siente el Portal de La Madurada en esencia es la posición de Venezuela en negar la existencia de una "crisis humanitaria" en el país, para estos en apoyo de la oposición venezolana, que viene trabajando para deslegitimar el Estado, la postura de reconocer "la crisis humanitaria" significa la posibilidad de reconocer la intervención de parte de la OEA, puente que esperaba el jefe militar de los Estados Unidos, Jhon Kelly, en su sueño tenebroso de intervenir el país, con el aval de la OEA, y el silencio cómplice de muchos Estados, por cierto pesadilla que no se realizó debido a la defensa brillante, del discurso de defensa de la canciller.

 

Una crisis humanitaria no es una crisis humana, no es una crisis personal sustentada en la libertad de cada individuo, como así lo cree la oposición, la crisis es un concepto humano que alude a un desajuste, pero se diferencia en la escala, no es lo mismo hablar de una crisis humanitaria de una crisis humana, la primera se basa en causas objetivas, masivas, de acuerdo con Wikipedia, una Crisis humanitaria es una situación de emergencia en la que se prevén necesidades masivas de ayuda humanitaria en un grado muy superior a lo que podría ser habitual, y que si no se suministran con suficiencia, eficacia y diligencia, desemboca en una catástrofe humanitaria. Surge por el desplazamiento de refugiados o la necesidad de atender in situ a un número importante de víctimas de una situación que supera las posibilidades de los servicios asistenciales locales,…"(2). En Venezuela no existe tal crisis humanitaria, se consiguen determinados alimentos pero a precios hiperinflacionarios y especulativos, el desabastecimiento y la escasez cede espacio al abastecimiento de alimentos a precios especulativos e inalcanzable.

En Venezuela tenemos una situación de emergencia, de excepción, a causa de una guerra económica, de una crisis mediática y política a donde empuja sectores empresariales, con la negligencia de producir, de sabotear y derrocar el gobierno de Maduro por el hecho de no recibir divisas para continuar con el modelo importador de alimentos, en tanto que la burguesía empresarial de esta país últimamente se ha dedicado a empaquetar, envasar y distribuir alimentos importados, por su parte el gobierno a causa de las restricciones de divisas, no puede continuar con el modelo rentista, redistribuidor de la renta beneficiando a los empresarios privados en desmedro del pueblo trabajador consumidor.

En cambio la crisis humana, la crisis existencia de cada individuo en una crisis personal, por causas ansiógenas, que si bien afecta grandes grupos humanos, no tiene la envergadura de una catástrofe humanitaria, en la que se producen deslazamientos masivos, refugiados, o la necesidad de atender in situ masivas victimas por hambrunas que supere las posibilidad asistenciales del Estado. Esto no lo entiende la oposición venezolana, prefieren desesperadamente "salir del gobierno", procurando todos los medios, todos los caminos, inclusive al precio de la intervención extranjera alegando una crisis humanitaria. Pero no solo la oposición, veamos también a "críticos chavistas" tales como el señor Santana, quien dice: "La ausencia de alimentos y medicinas es tan preocupante que (….) pretende realizar comparaciones con las hambrunas y muertes por enfermedades de África o Asia en el siglo XX", …En un país como el nuestro no es que vayamos a ver seres esqueléticos como en aquellos tiempos….Es una neohambruna y una neocrisis asistencial que ha derivado en liquidación social de la población" (3). ¿Liquidación de la población?, ni que hubiera guerra, lo que si hay es una guerra de precios contra el salario, que lo desajusta , creando desabastecimiento en la familia.

En verdad no se ven deambular "los esqueletos" vivientes, pese a las colas para acudir a los bienes subsidiados, los mercados ahora abastecen de mercancías colombiana, ellos procuran el marcaje de precios con alimentos y medicamentos importados, al dólar paralelo, lo cual significa erosionar el poder adquisitivo del ciudadano trabajador, tal cual ahora es donde nos lleva la nueva escalada guerra económica, desistiendo del desabastecimiento y atacando el salario, vale decir, atacando al gobierno por una presunta dieta de Maduro, cuando es en realidad que quienes en realidad someten a la dieta al pueblo es el capitalismo y su política de precios.

Veamos cómo se traduce esa crisis humana. Primero debemos decir que atribuirle al presidente la dieta del pueblo venezolano al presidente de la República, Nicolás Maduro significa o bien una burla política promovida por la derecha o bien un acto de ignorancia económica, pero es más un recurso de la guerra económica y política, por ejemplo The New York Times titula ‘Estamos viviendo "la dieta de Maduro". No hay comida, no hay nada’, (4) Veamos lo que dice un crítico del gobierno de Maduro, crítico de la kakistocracia, Nicmer Evans: "Me duele aceptarlo, pero en el país hoy hay hambre. Ya no sólo son las colas y la escasez sino que la gente no tiene con qué comprar los alimentos. El que vive sólo de su salario come 1 o 2 veces al día, la quincena alcanza medio día, hay deserción estudiantil, desmayos en los colegios públicos, retirada de estudiantes de colegios privados. Durante 15 años se mejoraron los índices sobre estos temas, pero en 3 años, (….) tenemos los mismos indicadores que si estuviera gobernando la derecha más neoliberal" (5).

Ciertamente; hay una crisis humana, existencial pero de allí a presuponer, una catástrofe humanitaria hay mucha distancia, expliquemos como son las crisis humanitarias aunque si bien no tenemos guerras, excepto la guerra económica de los capitales contra el gobierno no existen conflictos armados o guerras como así si lo quiere los Estados Unidos en su deseo de intervención encubierta bajo el manto de la OEA. Por ejemplo; "Desde el comienzo de la guerra, según Amnistía Internacional, las personas que han abandonado Siria superan los cuatro millones y más de siete millones se han desplazado a otros lugares dentro del país. Más de la mitad de la población siria han tenido que abandonar sus hogares. Muchos más tendremos que contar, si tenemos en cuenta a los huidos de las guerras en Eritrea, Siria, Irak o Afganistán, que buscan asilo y refugio. Europa tiene que ofrecérselo y favorecer el fin de los conflictos armados" (6)..

El desplazamiento de refugiados, la hambruna, están presente en estos país, asimismo; "Las peticiones de asilo a septiembre alcanzan las 800.000, de las que la UE acogerá a 160.000 personas; de momento solo se ha reubicado a 130 (0,08% del total). La gran asignatura pendiente en la política europea, pasa por un replanteamiento urgente de las políticas migratorias, con el objetivo de resolver la situación creada por la avalancha de refugiados que intentan entrar en Europa, desde el origen del problema: cuáles son las causas, dónde se produce, qué medidas y políticas se han de adoptar, establecer mecanismos obligatorios permanentes de acogida y acabar con las guerras allí en donde se hallen (7).

Como se ve hay una gran diferencia con las causas de la emigración en Venezuela, no huyen de la guerra, no huyen de la hambruna, huyen por razones de buscar estabilidad, mejor nivel de vida, en medio de una crisis social, económica y política del país, donde el capitalismo agrede mediante la política de guerra de precios a los consumidores. Ataque despiadado contra su calidad de vida, deteriorando el salario, pulverizando su capacidad, adquisitiva, induciéndolo a endeudarse una y otra vez con la banca, con los prestamistas para atender sus necesidades, creando con ello, problemas ansiógenos, de carácter psicológicos, ligados a las necesidades existenciales que con la influencia de la guerra mediática, multiplica la angustia social, la angustia propia de la crisis humana, que con la propaganda y el accionar de la guerra económica gesta la ilusión engañosa de una crisis humanitaria.

Como sabemos que el hambre es un desequilibrio humano, entonces la angustia se apodera del individuo por la búsqueda de alimentos y medicamentos también, y esto influye en el clima emocional del individuo, de su crisis humana, veamos los resultados de una encuesta realizada por Hinterlaces a 1580 hogares en todo el país, del 7 al 15 de junio del 2016 dada a conocer por José V. Rangel donde se evalúa el clima socioemocional de los venezolanos a causa de la crisis humana (8): ¿Cómo se siente el venezolano hoy? ¿Cuál de estas palabras describe mejor su actual estado de ánimo? Optimista 17 de enero: un 78% 15 de junio: 48%, Pesimista 17 de enero: 21% 15 de junio: 51% Feliz 17 de enero: 74% 15 de junio: 39% Triste 17 de enero: 22% 15 de junio: 58% Esperanzado 17 de enero: 90% 15 de junio: 66% Frustrado 17 de enero: 9% 15 de junio: 33% Tranquilo 17 de enero: 74% 15 de Junio: 52% Confundido 17 de enero: 25% 15 de junio: 46% ¿Usted diría que con frecuencia siente rabia o furia por no poder cambiar las cosas, o está calmado y paciente esperando que la situación mejore? Calmado y paciente: 61% Rabia y furia: 38% No sabe, no contesta: 1% ¿Con frecuencia usted siente miedo por lo que pueda ocurrir en el país, o por el contrario se siente confiado en que no ocurrirá nada malo? Confiado: 41% Miedo: 57% No sabe, no contesta: 1% (8).

Los venezolanos somos menos optimistas, ahora más pesimista, más infeliz, más tristes, menos esperanzados, más frustrados, estamos más intranquilo ante la incertidumbre, hay confusión creada por la circunstancias en especial políticas y mediáticas, sin embargo está calmado pese a todo el malestar existente, la rabia no se apodera de su espíritu democrático civilizado, pero siente miedo ante el futuro. Tal es el clima emocional que crean las crisis económicas y políticas, la guerra social de clases, sobre todo, la guerra de la Mud contra el gobierno de Maduro. Se observa que pese a la crisis humana, que no humanitaria, el venezolano está calmado, los factores de la angustia no lo ha llevado a situaciones extrema, de catástrofe sociales, de emigración masiva, de solicitar asilos por causas políticas, excepto aquellos estimulados por el gobierno de los Estados Unidos para justificar la crisis humanitaria y que además sumado al papel jugado por la oposición obtuvieron resultados, "En las pasadas elecciones parlamentarias, los venezolanos votaron para presionar por soluciones con un sentido de urgencia. Sin embargo, el desempeño de la Asamblea Nacional no ha logrado responder a las demandas de resultados y consensos que los venezolanos esperaban luego del evento electoral". En conclusión, los venezolanos estamos más pesimista, más confundidos y más frustrados con la Asamblea Nacional.

Fuente consultada:

1.-La Madurada, "¡Caretablismo! Nicolás condecora a Delcy Rodríguez después de negar la crisis humanitaria en la OEA", 24-06-2016.

2.-Wikipedia, Crisis humanitaria, 26-06-2016.

3.-SantanaVivas Santana, Javier A. "Maduro renunciaría hacia finales de 2016", Aporrea, 23/06/2016

4.-The New York Times : ‘Estamos viviendo la dieta de Maduro. No hay comida, no hay nada’, El Nacional web 21 de junio 2016 - 10:16 am

5.- Evans, Nicmer. "El hambre criminalizada", Aporrea, 23/06/2016

6.-Arrogante, Víctor "La Unión Europea y la crisis de los refugiados e inmigrantes", Aporrea, 17/11/2015.

7.-Idems.

8.-Barboza, Daniel "Este es el clima socioemocional del venezolano según Hinterlaces", 26-06-2016, Panorama, 26-06-2016.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1860 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a230127.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO