No es la dieta de Maduro es dieta hambreadora de los comerciantes del mercado

Navegando por la red, descubro una página Blog, me llamó la atención el titular, "La dieta de Maduro", ya había escuchado sobre el tema, no le prestaba atención por la falsedad del término, la prejuicios políticos del mismo que a manera de chanza pretenden descalificar al gobierno de Maduro, desconociendo la causa del problema, sin embargo me dije préstale atención, analiza la causa de esa crisis humana, de esa crisis existencial que en tono de mofa llaman "la Dieta de Maduro" entonces dije porque no comienzas a escribir sobre el asunto, pues bien mano a la obra, vamos a indagar y dejar bien claras las cosas. Comienzo a ver a muchas personas ansiosas por el mango, gracias a las lluvia hemos tenido buena cosecha, coincidencialmente la crisis nos ha obligado a comer mango, nos dice un bloguero: "hablando de mango. La dieta de Maduro nos ha llevado a volcarnos todos hacia el mango. Fruta que es monte en nuestro país y hasta teníamos la osadía de botarlos y patearlos cuando los veíamos tirados en la calle por ahí. Gracias a la maldita dieta de Maduro ya hay unos cuantos vivos de la pepa (y no del mango) que venden esta deliciosa y común fruta a precio de Dolar Today. Si tienes mangos en tu casa o en tu urbanización ¡NO LOS BOTES! Es tremendo negocio… o congélalos, para cuando esto colapse definitivamente y volvamos a la época de las cavernas (1).

Fíjese que nuestro bloguero, recomienda valorar el mango, venderlos a precios Dólar Today, hacer negocios con el hambre, aplacando el hambre, pero con todo eso, pese que el mismo induce a hacer negocios capitalistas a precios especulativos con el mango, indicando guardar el mango, congelarlo, esperando el colapso de la economía y la sociedad, y todo señala a causa de la "Dieta de Maduro". ¿Pero que esa es dieta a que se refiere este bloguero. Veamos. Sencillamente, "la Dieta de Maduro" "No es otra cosa que lo que a los venezolanos nos ha tocado comer, porque o no se consigue nada o todo está sencillamente inaccesible por su alto costo". (2). Eso quiere decir que los venezolanos no conseguimos los alimentos, perdemos peso. ¿A causa de qué no hallamos los alimentos? Sería la primera pregunta y en segundo caso, si lo consigues en el mercado están muy caros, porque son inaccesible? Esto es lo que tenemos que saber, para saber si la Dieta de Maduro no es más que un subterfugio, una burla, que esconde la verdadera causa de la dieta del pueblo, y esto amerita además saber ¿Quién encarece los precios?.

Sigamos con la narración de este opositor al gobierno; veamos como describe la situación de su crisis humana; dice: "Antes estábamos acostumbrados a comernos un buen plato de pasta con bastante carne molida, con mayonesa, kétchup y bastante queso parmesano; y de contorno, unas tajadas fritas. Pero ese manjar ya no es posible. No hay mayonesa, ni kétchup en el país, y queso "exquisito" de ese tipo (que antes era común) ya no se consigue. ¿Y pasta? Si es que la consigues, te toca inventarte una salsita ahí con media cebolla y un tomate, porque… ¿ya sabes cuánto cuesta el kilo de tomate y cebolla? ¡INCOMPRABLE!. Y ni hablar del kilo de carne… Esta es la dieta de Maduro. Todavía recuerdo cuando me comía una arepa frita, con atún, tomate, cebolla y bastante mayonesa. Pero gracias a la dieta de Maduro un atún enlatado es casi como comer caviar; no hay mayonesa, ni harina para la arepa, ni aceite para freír… esta es la dieta que nos impone Maduro. Antes, cuando Venezuela era feliz y no lo sabía, uno podía irse a comer la comida rápida que le diera la perra gana: una pizza familiar rin 26", triple HD con extra 4K de queso mozzarella, o un pollo frito con 4 pechugas y bastante papas fritas, y un tobo de Coca-Cola. Pero gracias a la dieta de Maduro, las pizzas ya no saben cómo antes, no se consigue queso mozzarella, ni pepperoni, ni esas cosas de calidad que lleva una buena pizza, pero eso sí, son ULTRA CARAS." (3).

Este era el estilo de vida de consumo de un representante de la clase media, cuyas condiciones de vida ha visto deteriorarse, a causa del desabastecimiento de los alimentos tales como "mayonesa, kétchup, harina, aceite, margarina, pasta, etc, por un lado pero el otro indica su queja del encarecimiento del tomate, la cebolla, el queso mozarrela, hasta la misma Coca-cola entre otros bienes según su estilo de consumo, también vé, que cuando acude al mercado, aun cuando no está consciente de quien lo enajena, quien le niega el derecho al acceso a los alimentos, pasa a decir: "Muchos hemos optado por casi no comer carne o pollo, y tratar de paliar esta vaina haciendo la dieta de Maduro y comiendo más frutas y ensaladas, pero es que ya la dieta de Maduro está siendo inaccesible, porque un kilo de yuca te cuesta desde 600 hasta 800 bolos, y subiendo; el kilo de cambur (fruta que se da todo el año en estas tierras) ronda los 500 bolos, un aguacate cuesta 2 mil bolos, y un plátano te sale de 300 bolos en adelante. Saca la cuenta" Así pues ve que quien le destruye su salario es el mercado, representado por el comerciante capitalista, y no dice "la Dieta del comerciante capitalista" (4) ¿Saben porque?, porque esperan la intervención del Estado en el control de precios, el control del mercado, muy contrario a las aspiraciones de la burguesía del país.

Asi pues; atribuirle al presidente la dieta del pueblo venezolano al presidente de la República, Nicolás Maduro significa o bien una burla política promovida por la derecha o bien un acto de ignorancia económica, por ejemplo The New York Times titula ‘Estamos viviendo "la dieta de Maduro". No hay comida, no hay nada’, (5) Veamos lo que dice un crítico del gobierno de Maduro, un crítico de la kakistocracia N. Evans: "Me duele aceptarlo, pero en el país hoy hay hambre. Ya no sólo son las colas y la escasez sino que la gente no tiene con qué comprar los alimentos. El que vive sólo de su salario come 1 o 2 veces al día, la quincena alcanza medio día, hay deserción estudiantil, desmayos en los colegios públicos, retirada de estudiantes de colegios privados. Durante 15 años se mejoraron los índices sobre estos temas, pero en 3 años, (….) tenemos los mismos indicadores que si estuviera gobernando la derecha más neoliberal". Que ocurre, ¿No hay comida? ¿Hay hambre? ¿Niegan el derecho a comer? ¿Quién impide el acceso a precios justos los alimentos que hace que tengamos una situación muy parecida al neoliberalismo cuando gobernaba la derecha en el país?.

Leamos las opiniones de algunos representantes del capitalismo, El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, aseguró que 83 % de los productos de Canasta Básica no se consiguen. De igual manera, Carlos Albornoz, presidente de Federación Nacional de Ganaderos (Fedenagas) aseguró que "es imposible resolver el problema económico en el 2016, e incluso se está comprometiendo parte del 2017". Por su parte, Francisco Martínez, presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) planteó la instalación de una Comisión Técnica para mejorar producción. La Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), en voz de su presidente Antonio Pestana, resaltó la necesidad de modificar la Ley de Tierra y expandir la frontera agrícola" (6), a todas luces, la burguesía agremiada, esperan solo una cosa, liberar las tierras, la no intervención en el agro, la liberación de precios, de allí que no asumen la situación del desabastecimiento, prefieren la agricultura de Puerto, sirviéndose de la renta petrolera.

Asi pues; tenmos que la situación creada por los empresarios llamada "la dieta presunta de Maduro" se parece a "la dieta neoliberal", es decir aquella que nació producto de las medidas del shock de las políticas neoliberales de los años 80 y 90 del siglo XX, pero cabe preguntarse, ¿porque no hay comida? Acaso los empresarios no producen en Venezuela, no generan los empresarios del campo o los agroindustriales suficientes alimentos para la sociedad venezolana?. ¿La falta de comida a que se debe, a falta de ingresos para adquirir los alimentos o simplemente es un problema de producción agroalimentario? ¿Por qué los ingresos, el salario no aumentan a la par del crecimiento de los precios de los alimentos?, ¿Puede el pueblo comprender quien produce alimentos, quien abastece de alimentos el país a la par saber quién genera los ingresos fundamentalmente, los salarios, son los empresarios del país o el Estado?. Quiere decir que "El que vive sólo de su salario come 1 o 2 veces al día, la quincena alcanza medio día" como dice Evans. ¿De quién es la culpa de María la bollera o del que paga el salario miserable?.

Estas son interrogantes que deben responderse a la pregunta del "porque no hay comida", para saber las respuesta al tema de la dieta del venezolano, sobre todo si bien hay alimentos, porque el "87 % de los venezolanos no tienen dinero suficiente para comprar alimentos según The New York Times (7). No le alcanza la quincena. Eso significa que los ingresos no son suficientes, los aumentos de precios pulverizan los salarios, mientras que Maduro aumenta por decreto los salarios, los empresarios aumentan los precios, destruyen el poder adquisitivo del salario, exponiendo al pueblo al hambre, a la dieta de los empresarios (que no es de Maduro) es una verdad elemental, entonces porque "la Dieta de Maduro", ¿No deberíamos hablar mal que bien de la dieta capitalista?. El pueblo se queja de los precios, de la falta de control del mercado, se queja de los empresarios especuladores, de los bachaqueros, quienes engañan y cometen fraudes con la venta de los productos básicos.

Veamos; "Un alarmante 87% de los venezolanos dice no tener dinero suficiente para alimentarse, según la Universidad Simón Bolívar. Alrededor del 72% del salario se gasta sólo en comida, según el Centro de Documentación y Análisis Social. El estudio reveló que en abril una familia tipo necesitaba el equivalente a 16 salarios mínimos para alimentarse adecuadamente" (8). ¿Qué nos dice que los venezolanos no tengamos suficientes ingresos para gastar en comida?, sencillamente que los empresarios, los capitalistas no pagan lo suficiente para adquirir los alimentos, además elevan los precios para hacerse de ganancias extraordinarias, especulativas e hiperinflacionarias. Imagínese que el CENDA señala que necesitamos, "16 salarios mínimos" para alimentarse adecuadamente, ¿estarán los dueños de los negocios dispuestos a pagar 16 veces ese salario mínimo?. En absoluto, ellos se enriquecen con la crisis del hambre, se aprovecha de la misma para obtener más ganancia a costa del hambre, de la escasez, sino fuera por los decretos presidenciales, los salarios se estancarían por negligencia de ellos, los capitalistas.

¿En qué consiste pues esa dieta del capitalismo?, "….en el país no se consigue pan, y cuando se consigue, cuesta 500 y hasta 600 bolos una canilla. El cartón de huevos ronda los 3 mil bolos y subiendo. La tocineta te cuesta lo que cuesta el lomito o la pulpa negra (cuando se consigue), el jamón cada vez es de peor calidad, y por mil bolos te dan 3 rebanadas casi transparentes. ¿Tomar café? ¿Tú eres loco? El café es bebida de reyes, (…) nos impone el tomar agua, pero eso sí, agua con tierra, de esa que sale del chorro, porque un botellón de agua mineral ya cuesta entre 600 y 800 bolos" (9), la misma queja con los precios capitalistas, con los comerciantes, quienes roban al pueblo, sirviéndose de la escasez, el acaparamiento y el desabastecimiento. Otros ejemplo, "Con un volante como timón de su familia, Hugo León, de oficio taxista, sortea las necesidades diarias y quebrantos de todo usuario que le regatea la ‘carrerita’, y se queja de lo que significa vivir en una Venezuela con la inflación más alta del mundo, donde ya pagar un servicio de taxi se cataloga como un lujo y golpe certero al bolsillo" (10).

De igual modo; sigue nuestro ciudadano "Si se me daña el carro comemos fallo", sentenció Hugo, quien entre carne y pollo gasta semanal un aproximado de 30 mil bolívares, que se traduce en unos 7 kilos para distribuirlos por cada día de la semana y llenar el plato suyo, de su esposa, un hijo que cursa bachillerato y una bebé de año y medio. Los 80 mil bolívares ya bajan al piso de los 60, sin contar víveres y contornos para los almuerzos. "Compro semanal para la bebé un pote de leche que me sale en 4 mil bolívares y un paquete de pañales ´bachaqueados’, que me cuesta entre 4 mil o 6 mil. También compro arroz a 1.200 o pasta, y el plátano que también está caro, a 200 bolívares cada plátano". Hugo paga la mensualidad del liceo de su hijo en 5 mil bolívares, mil bolívares de renta en el teléfono, mil bolívares del servicio de televisión por cable y 3 mil bolívares de luz (11).

La misma historia, quejarse de la hiperinflación, o sea inflación de locura desatada, creada en el mercado, de los precios dislocados por la fuerza de la competencia y la incertidumbre, por las causas de la ganancia rápida, por la incidencia del Dólar Today, veamos, "La historia de Paola Barrios, ama de casa y madre de dos niños de 6 meses y 5 años de edad, respectivamente, es similar. Barrios tiene un gasto diario de 8 pañales, los cuales compra la mayoría de las veces detallados en un abasto a 250 bolívares la unidad, de adquirir un paquete completo de pañales el costo suma entre 4 mil ó 5 mil bolívares, solo en la presentación de 20 ó 32 desechables. Al gasto de pañales se suma el de una compota diaria, la cual compra por 500 bolívares, y alterna con un tetero de fruta y dos de leche en el transcurso de la jornada. "Compro el pote pequeño de fórmula en 7 mil, y el grande en 14 mil, el pequeño le dura 4 días". En frutas para el bebé gasto cada 3 ó 4 días 6 mil bolívares, y 2 mil para las sopas que ya comenzó a tomar. En deuda fija del niño de 5 años resalta la del servicio de transporte escolar, 2500 bolívares mensuales, sumado a la compra de frutas con la que hace el jugo que acompaña al desayuno al colegio, aunque la mayoría de las veces toca comer con agua, refiere Barrios. Si tuviera la oportunidad me fuera del país corriendo sin mirar atrás, estamos viviendo solo para comer, no se sacan los niños a pasear, no hay un cumpleaños que celebrar, un juguete para el niño, estamos viviendo en un país sin privilegios (12).

En consiguiente; la cuestión es que existe un desbalance microeconómico, entre los ingresos y los precios, influye la producción real, la manipulación de la producción de los alimentos, la inducción de la escasez de alimento, el desabastecimiento, la desaceleración de la producción de alimento, el acaparamiento, el bachaqueo de los mismos, el contrabando, la extracción de los mismos con propósitos políticos para desestabilizar y convulsionar el país, para agredir al venezolano hacia la pérdida de peso, de su calidad de estilo de consumo, de su propio consumo, fines de los radicales de la derecha con su guerra encubierta, para chantajear al venezolano que resiste, enfilarlo con sus frustraciones de crisis humana contra el gobierno, desconociendo el efecto de la guerra económica contra el pueblo, con intención de reeditar un Caracazo II, cuando se desataron en su momento, el alzamiento popular "a causa del bajo precio del petróleo, el recorte de subsidios y el vertiginoso empobrecimiento de la población".

¿Qué diferencia hay con el Caracazo I con la actual situación no de escasez de alimentos sino de los altos precios de los alimentos en el mercado?, El gobierno de Maduro no ha dejado de subsidiar los alimentos, de importar alimentos dada la negligencia de muchos comerciantes y productores de extorsionar al pueblo, de apretar el torniquete del hambre, se especular con precios, sin embargo fuerzas encubiertas de intermediarios, bachaqueros, comerciantes e incluso empleados de supermercados crean mafias para impedir el acceso de los alimentos al pueblo, de impedir que lleguen los bienes subsidiados, de allí la política del Clap, para eliminar los intermediarios, los distribuidores, para que lleguen los alimentos subsidiados al pueblo. Sin embargo no tardará el momento que penetren los Clap´s mediante los representantes del cuarteto político, la negligencia de estos, la aplicación de la operación morrocoy, el retardo del censo, inventar en el censo, familias que no viven en el lugar, la alteración de la bolsa, especular con el valor de la bolsa, esperemos a ver qué pasa, son riesgos que tenemos que asumir y denunciar.

Fuentes consultadas:

1.-@Gordonesrom, com,ve "La Dieta de Maduro", 24-06-2016

2.-Idems.

3.-Idems.

4.-Idems.

5.- Evans, Nicmer. "La cabra de Maduro, el gobierno bachaquero y el hambre", Aporrea, 25/05/2016

"El hambre criminalizada", Aporrea, 23/06/2016

6.- La Madurada, "¡CRISIS DESATADA! Según Conindustria, hay 83% de desabastecimiento de la Canasta Básica", 13-04-2016

7.- The New York Times, ‘Estamos viviendo la dieta de Maduro. No hay comida, no hay nada’, en El Nacional web, 21-06-2016

8.- Casey Nicolas, "Estamos viviendo la dieta de Maduro: el hambre convulsiona a un país al límite", The Wall Street Journal Americas, 21 -06-2016.

9.-Puche, R. "Economía de bolsillo: Las cuentas que sacan los venezolanos para vivir", Panorama, 22/06/2016

10.-Idems.

11.-Idems.

12.-Idems.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5702 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a230078.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO