Porqué los especuladores le tienen miedo a los CLAP´s

Son tantas las incógnitas que ha despertado los Claps, tantas expectativas en la burguesía, tanto miedo y por eso tantos ataques, tanto rechazo por parte de la burguesía y por los mismos "chavistas críticos", tanto escepticismo, pero a su vez ha despertado muchas expectativas en el pueblo, sobre todo para acabar con las colas de un vez por toda, acabar con la reventa de los productos subsidiados, con los bachaqueros y contrabandistas, quienes se lucran en los supermercados con la intermediación, quienes se sirven del gobierno a quien les paga los productos regulados, y en las que cajeras o cajeros, vendedores, depositarios y hasta gerentes participan del festín del subsidio, de los bajos precios de los bienes regulados para revenderlos en las calles a precios más elevados, siendo ellos lo que ponen a pelear el pueblo contra ellos mismos, quienes participan del lucro capitalista a costa del hambre de hoy y mañana por las roscas que ellos crean.

Todo esto recuerda el Festín de los Dólares, el excremento de las activas mafiosas de funcionarios del gobierno corrompidas por capitalistas y ciudadanos inescrupulosos, quienes se dedicaban a la cacería de los dólares, hoy se dedican a "la cacería de subsidios", de alimentos subsidiados, a especular con el diferencia de precios internos, igual lo hacen con las divisas, por eso el miedo a los Claps, ellos quieren hacer los mismo, es el reducto que le queda a los especuladores, a los bachaqueros, "los subsidios de la comida en los mercados capitalistas", para continuar repitiendo las practicas viciosas del rentísmo petrolero, igual como lo hacían con (…..la ropa; (Nike, Adidas, Levi´s), la tecnología (celulares IPhone, Samsung, televisores, neveras), las benditas motos chinas…la compra de los vehículos, ….el subsidio a los viajeros. Con tarjetas de créditos primero con 5.000 dólares de limite, después con 3.000 dólares y hoy con 2.000… Miles de millones de dólares se esfumaron por allí, entidades financieras, agencias de viajes, líneas aéreas y muchos más participaron del jolgorio. El famoso cupo electrónico y las inolvidables remesas familiares también contribuyeron a la quiebra (1). (De las reservas internacionales, la nota es mía).

José G. Zambrano se plantea que "el Estado no tiene la capacidad logística para mantener el programa y que de verdad logre sus objetivos, que es evitar que el pueblo pobre, los más humildes pasen hambre. Detrás de cada iniciativa como ésta, por muy noble que sea, están los vivos, que seguirán enriqueciéndose". () Respecto a si el Estado tiene o no los recursos, veamos que "El presidente Nicolás Maduro aprobó 8.400 millones de bolívares para impulsar a los CLAP, aunque sobre este monto Maduro creó un fondo especial de 10 mil millones de bolívares más especialmente para los CLAP" (3) según Ernesto Santamaría, será mucho o poco, pero es un buen inicio, sobre todo, para romper poco a poco con la cadena de intermediación de los mercados, ir paulatinamente quitándole los subsidios a estos negocios que sirven no solo de la venta de los productos subsidiados sino también de la reventa de los mismos exponiendo a pueblo a pasar hambre hoy y mañana.

Por eso el Clap para dar una respuesta efectiva, directa, casa por casa, con equidad, con justicia, paulatinamente, desearíamos que fuese rápido porque el hambre no espera, pero es el camino, la administración directa del Clap en la comunidad, para que le llegue el subsidio directo al pueblo, en cada casa, cada familia, eliminando el problema de los revendedores de los mercados, de los supermercados, de los bachaqueros, con ello la colas desaparecerán, también el desabastecimiento, la escasez, velando los Claps que el producto llegue íntegramente en las comunidades, sin fallas, y para ello, el Claps debe apoyarse en su logística, Ubch, Frente Francisco Miranda, Unamujer y Mesa de alimentación del Consejo Comunal y sus voceros. Así pues; el pueblo no necesita una burocracia, ni asalariada para asumir el reto de llevar a cabo este programa de apoyo desde las comunidades, en las comunidades con cierta regularidad atención.

Por tanto; la idea del subsidio directo en las comunidades casa por casa, o venta de alimentos en jornadas de mercado a cielo abierto organizadas por los Claps es una buena idea, ellos participan en las políticas públicas de alimentación popular, en vez de anaqueles de supermercados surtidos, casas surtidas directamente para hacerles llegar la comida a millones de venezolanos sin excepción, si son chavistas o no, para alimentar primero a los más necesitados, a los discapacitados, a los de la tercera edad, además no es "una repartidera de comida", es un venta de comida a precios justos y solidarios.

A la pregunta; ¿Se debe eliminar los Claps es decir el subsidio directo en comida y pasar a un subsidio directo en dinero como lo plantea José Gregorio Zambrano? Le pondré el mismo ejemplo, si es imposible tampoco olvidar el subsidio a los viajeros. Con tarjetas de créditos primero con 5.000 dólares de limite, después con 3.000 dólares y hoy con 2.000. Nos convertimos en un país digno de estudio para los economistas. Fuimos los únicos en el mundo donde la gente salía de viaje y regresaba con más dinero del que se llevaba producto de raspar la tarjeta. Miles de millones de dólares se esfumaron por allí, entidades financieras, agencias de viajes, líneas aéreas y muchos más participaron del jolgorio. El famoso cupo electrónico y las inolvidables remesas familiares también contribuyeron a la quiebra" (4). Quiere decir que si el estado subsidia en dinero, aumentando el poder adquisitivo, nada segura que alimente a las familias, puede desviarse el dinero como arriba se señala, podría suceder entonces que los supermercados entonces vendan sus productos más elevados, más caros, para recibir más beneficios, así pues no llegaría los alimentos a la población eliminados los Claps por subsidios en dinero, en cuenta de ahorro o transferido al salario, ya se conoce la practica viciosa de los empresarios capitalistas, a más aumento del ingreso, más aumento de los precios por el apetito insaciable de los capitalistas.

Ya sabemos que sobre estas estructuras, la de los subsidios, funcionarios públicos y empresarios privados, capitalistas, "Sobre estas estructuras se montaron grandes mafias, muchos unos y otros se hicieron mil millonarios en bolívares y también en dólares. Parecía ser que el fin justificaba los medios" (5), por eso se muestra escéptico en el Clap el señor Zambrano, según él, "Detrás de cada iniciativa como ésta, por muy noble que sea, están los vivos, que seguirán enriqueciéndose", de allí que Zambrano prefiera ni los Claps ni los bachaqueros, sino todo lo contrario, un pueblo a envilecerse por el dinero, a viciarse con el rentísmo directo, a continuar viviendo de la renta petrolera de manera parasitaria, eso es lo que significa la propuesta de Zambrano, incongruente por supuesto con su propuesta neoliberal a Nicolás Maduro: "Es mi humilde parecer que usted debe eliminar todas esas estructuras viciadas, hoy ociosas del ministerio de alimentación y debe liberar los precios, así sea acusado de neoliberal o capitalista. Pues, eso es preferible antes que lo acusen de la muerte de muchos venezolanos por hambruna. Con esto usted elimina el problema de los bachaqueros, parece que es la única forma de hacerlo" (6).

Así pues que el consejo de Zambrano que le brinda al Presidente Maduro es que se haga neoliberal, "libere los precios, conceda un subsidio directo en dinero" a la población venezolana, desentiéndase del problema de la alimentación de los venezolanos, si les llega o no los alimentos en tiempo de crisis, de ataque del capitalismo, de guerra económica, suficiente con darle dinero al pueblo en subsidios, no importa si el pueblo lo gasta o no en comida, ya eso no es responsabilidad del gobierno, para el señor Zambrano es suficiente con darle dinero, una parte de la renta petrolera, pero eso sí, pide Zambrano a Maduro, "liberen los precios" capitalistas, creyendo que con eso, aparecerán los productos en los anaqueles, olvidándose de la guerra económica, de la guerra política como si la escasez, el desabastecimiento no fuese inducida por la política de los empresarios, Zambrano se hace la vista gorda.

La solución el señor Zambrano es "….un subsidio. Sí, un subsidio, ¿qué cómo así? Bueno Presidente, un subsidio directo en bolívares a la cuenta de cada quien, dependiendo de la situación familiar el subsidio sería gradual y temporal, así el gobierno no tendría que estar repartiendo comida, y cada quien la podría comprar hasta en la bodega de la esquina sin ninguna complicación" (7). Nos preguntamos cuanto soportaría ese subsidio, la liberación de precios, el crecimiento de la inflación capitalista, la anarquía de precios, si hoy no lo aguanta el pueblo con todo y eso que hay subsidios, como será mañana, con liberación de precios sin subsidio (ni que se diga liberación del dólar, ya que los precios se mueven al ritmo del dólar especulativo, el dólar Today).

Con esta solución según indica Zambrano, "….es preferible antes que lo acusen de la muerte de muchos venezolanos por hambruna. Con esto usted elimina el problema de los bachaqueros, parece que es la única forma de hacerlo…." (8), es verdad Zambrano elimina "los bachaqueros", ya no podrán ser simples revendores, así mismo elimina las colas, ya el pueblo no podrá comprar ni productos regulados pero tampoco productos caros, es decir productos liberados, por eso, la solución de Zambrano analizándola en frío, no elimina el problema del hambre, la de hoy y la de mañana, entonces la solución de Zambrano al rechazar los Claps simplemente prepara el terreno para más hambre para hoy y mañana y más pobreza. ¿Usted se imagina la corrupción que despertaría el subsidio directo en dinero, dejando en situación de hambruna a la familia?. Esto sería más palo a la piñata.

Fuentes consultadas:

1.-Zambrano, José G. "CLAP: hambre para hoy, también para mañana", Aporrea, 08/06/2016

2.-Idems.

2.-Santamría, Ernesto "EL CLAP, breve análisis", Aporrea, Aporrea, 04/06/2016

3.-Zambrano, J. Ob. Cit.

4.-Idem.

5.-Idems.

6.-Idems.

7.-Idems.

8.-Idems.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1441 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a229447.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO