Las trincheras están donde haya pueblo

Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un Poder Popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana. Esto pasa por atomizar completamente la forma de Estado Burgués que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión político-ideológica. Creemos que es pensar "desde afuera", en una práctica teórica indispensable para la construcción de la nueva sociedad, y, al mismo tiempo, "desde adentro" para forjar una práctica política con la subjetividad propia de la identificación con los intereses de las multitudes sin-espacio.

Sólo recordemos los aportes fundamentales a la transición al Poder Popular, entre las nuevas formas de participación y la unidad del pueblo, pasando por la consolidación y la profundización de objetivos tácticos, hasta reconocer que hemos sido más efectivos aprobando reformas y leyes que organizándonos en función de estos cambios. Es imprescindible saber apoyarnos en los rasgos específicos o lo inédito de la revolución venezolana y confiar en los poderes creadores del pueblo como acción consciente esencial -no por la causa de unos iluminados que sustituyan al pueblo- sino por considerar al Poder Popular como sujeto histórico para la construcción de una nueva sociedad. Creemos que reconocer los errores es trabajar para encontrar soluciones que nos coloquen en el camino de la consolidación del proceso revolucionario.

Hay organizaciones que han surgido en medio del proceso de construcción de nuevas formas de participación, y han fracasado. La corrupción, el sectarismo, la forma descontrolada y sin el seguimiento apropiado para implementar estas iniciativas; el proporcionar recursos financieros sin la debida fiscalización y control y muchos otros errores, han impedido esos procesos orientados hacia el empoderamiento de la gente. En medio de los errores, de procesos fallidos, de graves circunstancias que podrían enterrar todos estos logros, la esperanza, sin embargo, tercamente ha vuelto a penetrar los intersticios de la sociedad venezolana y desde cerca y lejos, muchos pueblos buscan inspiración en la experiencia venezolana. En esta guerra asimétrica las trincheras están en todas los lugares donde haya pueblo, donde haya naturaleza, donde haya vida. Una de nuestras armas es nuestra capacidad para pensar, luchar y crear obras revolucionarias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1197 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: