Entre la envidia y el odio

En 1821, se reunió el Congreso Gran Colombiano en el Rosario de Cúcuta, Colombia. Se encontraba sesionando cuando llegan noticias sobre el singular triunfo de la Batalla de Carabobo, allí Bolívar aseguraba la independencia de Venezuela. Con esta batalla finalizaba 11 años de sacrificios por la libertad,  en el territorio de América más destrozado por la guerra de independencia; este triunfo acabó con muchas de las ilusiones de la vieja España por volver a reconquistar este rico país. Al día siguiente de la batalla Bolívar escribe al Vicepresidente de la Gran Colombia, el colombiano Antonio Nariño, que la conducta  y temeridad de Páez lo habían hecho acreedor al más alto rango militar: “Yo, en nombre del Congreso le he ofrecido en el campo de batalla el empleo de General en Jefe” Desde entonces, el general colombiano Santander trata de minimizar esta victoria diciendo que la Batalla de Boyacá era más importante que la de Carabobo. Santander se vanagloriaba al decir que como la Batalla de Boyacá no habría otra jamás en los campos de la Gran Colombia; que ésta había sido la de más beneficio había traído a la república. Todo, porque en ella Santander había participado al ser designado por Bolívar Comandante de la División de Vanguardia. Era frecuente en las fiestas patria oír decir a Santander que: Carabobo era la hija menor de Boyacá.
 
El Congreso del Rosario de  Cúcuta tenía la misión de nombrar formalmente al Vicepresidente de la Gran Colombia y los candidatos postulados fueron el general Antonio José Nariño y Francisco de Paula Santander, para ese entonces Nariño era el Vicepresidente interino de la Gran Colombia nombrado por el Presidente Simón Bolívar.  Para ese tiempo la Gran Colombia estaba constituido por lo que hoy es: Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá. Santander mueve sus piezas dentro del Congreso, quiere contravenir y enfrentarse solapadamente a el Libertador y siembra sus intrigas fatídicas entre los congresistas, y es así como consigue ser electo Vicepresidente de la Gran Colombia con las dos terceras partes de votos. Así pues, Santander de Vicepresidente de la Provincia de Cundinamarca pasa a serlo de la Gran Colombia, en cambio el Libertador no obtiene la mayoría absoluta de votos para su reelección como Presidente de la Cran Colombia. Aquello causó gran sorpresa e indignación entre los verdaderos patriotas, por cuanto Bolívar acababa de dar con la batalla de Carabobo el más contundente triunfo a la causa de la Independencia.

Con esta posición del Congreso ya Simón Bolívar vislumbraba que el Congreso iba a ser un escollo para lograr sus propósitos de unificar a la América Latina. Entre los congresista destacaba don Francisco Soto, quien era cucuteño como Santander. Soto vestía siempre una casaca vieja y mal abotonada y lleno de timidez, retraído y silencioso. Estando las tropas del Libertador en mayo de 1820 estacionadas en el Valle de Cúcuta, Soto se hace de una suma de dinero vendiendo maíz al ejército patriota y en una carta a Santander; Bolívar le dice: “El señor Soto ha vendido al ejército unas cargas de maíz a 14 pesos cada una, habiendo sido este maíz cosechado y transportado por nuestras mismas tropas, y unas reses arreadas por el mismo ejército a 40, y así todo lo demás. Con mucho sentimiento, le puedo asegurar que tanto los godos como los falsos patriotas tratan a este ejército como enemigo. Tengo el inmenso penar decir a usted que he tenido que desterrar a Pamplona a los parientes de Soto y de usted”...

Observe el lector como el colombiano hipócrita de Francisco de Paula Santander, va tejiendo la maraña de insidias contra el Libertador, quien poco a poco se va convenciendo de ello, pero no queriendo se produzca un enfrentamiento interno, entre los habitantes de la región, prefiere no darse por entendido y confiando que en algún momento Santander se dará cuenta de su infeliz actuación y volverá a ser el “Hombre de las Leyes” 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1144 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a229130.htmlCd0NV CAC = Y co = US