Reflexiones de un profesor universitario

La estrategia imperfecta…

La configuración y ejecución de una "estrategia perfecta" en cualquier ámbito, requiere que se cubran los condicionales bajo los cuales se diseñó, en el entendido que implica un conjunto de acciones tácticas (específicas y alternas) orientadas a objetivos precisos y en situaciones concretas para garantizar su éxito. He allí la "perfección": coherencia articulada Objetivos-Situaciones. De eso se trata la estrategia perfecta contrarrevolucionaria, esa es su metódica como diría el maestro Bigott…

Vamos por partes: primeramente recordemos que los objetivos planteados por la Revolución Bolivariana se orientan a transformar estructuralmente la situación venezolana y latinoamericana existente hasta 1998, proceso que ha derivado en la lógica confrontación de dos modelos cuyas categorías de orden económico, social, político, territorial e internacional, son absolutamente excluyentes entre sí. Es obvio que Chávez lo asumió así al delinear los Cinco Equilibrios del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007.

Particularmente creo que el Comandante Chávez avizoró también desde ese entonces la "nueva situación" a derivarse por efecto de la reacción interna y externa, así como el juego de guerra diseñado desde la ultraderecha, expresada en la polarización político-ideológica in crescendo a la cual se han ido agregando acciones de orden económico y militar que desequilibren paulatinamente los avances situacionales de transformación de nuestro modelo, a fin de crear una "situación definitiva" para lograr sus 3 objetivos finales: extirpar políticamente la revolución extendida por Latinoamérica; recuperar privilegios de usufructo a las riquezas petroleras, gasíferas, acuíferas y minerales en nuestro territorio; y de paso, usufructuar también los avances y obras en educación, salud, cultura, alimentación, vivienda, vialidad, tecnología, entre otros, que fueron incapaces de crear en más de 4 décadas y que el chavismo desarrolló en menos de dos.

Un segundo elemento a considerar es la necesidad de reconocer, sin ingenuidad ni complejos, el diseño por parte de la contrarrevolución de una "estrategia perfecta", en cuya elaboración no se han escatimado detalles y menos recursos intelectuales, tecnológicos ni financieros. Reconocerlo es la vía más despejada (quizás la única) de transitar hacia la victoria definitiva a favor del pueblo, pues sólo conociendo al adversario sabremos con qué cuenta y de qué es capaz, mientras que al desconocerlo le fortalecemos. Sólo así lograremos comprender cómo hemos sido atacados procurando lograr los Cinco Desequilibrios de los componentes que han servido de bases fundacionales y arranque para la edificación del Socialismo Bolivariano del Siglo XXI, realizando además combinaciones tácticas que incrementan la ya referida perfección estratégica:

De esta forma veremos en lo económico el ataque sistémico a la moneda con fuga de divisas y merma de reservas internacionales; al precio petrolero como base del sistema económico, cuyo rasgo rentístico-dependiente es consolidado internamente por actores interesados en mantenerlo, limitando avances al nuevo modelo económico-productivo. En lo social se evidencia la acción sistemática destinada al progresivo deterioro moral, ético y cultural desde el burocratismo, la falta de respuestas y la corrupción a todos los niveles, incrementadas a partir de la pérdida física del Presidente Chávez aprovechando la conmoción sentimental en el pueblo y los líderes, obviando que el enemigo capaz de causar su muerte jamás respetaría sus funerales. Es así como en lo político la metódica no ha sido con ataques de ideas (que es la esencia de la política misma), sino con terrorismo físico y psicológico, asesinando a dirigentes y familiares, atentando contra instalaciones y servicios públicos, con bombardeo mediático a escala nacional e internacional, por redes sociales, con rumores, falsos positivos, logrando debilitar el apoyo popular y obtener la situación de control por mayoría circunstancial en la AN, desde donde ejecutan acciones distractoras con leyes anti-Constitución, cuyo propósito no es legislar sino crear la situación aparente de Gobierno ilegal y TSJ cómplice.

Es evidente que lo internacional, como cualidad de la integración bolivariana y fisonomía del mundo globalizado actual, tiene un rol estelar en la "estrategia perfecta para los desequilibrios", la cual busca aislar a la Patria de Bolívar y Chávez, por ello: bloquear económicamente es imperioso; agobiar con inseguridad personal es fundamental; distorsionar las causas de los políticos presos es indispensable; manipular confrontaciones de calle con guarimbas, es vital para generarle una situación propicia a los objetivos del imperio. Finalmente en lo territorial han combinado con gran perfección acciones de la delincuencia paramilitar atacando a la producción endógena, mediante el desplazamiento poblacional en zonas rurales y urbanas donde se habían establecido iniciativas de ocupación territorial y poblamiento, con el múltiple beneficio que genera el abandono de las unidades de producción: guaridas para fugitivos, escondite de secuestrados, desvalijar carros y motos robadas, entrenamiento paramilitar y la obvia disminución productiva por terror colectivo y desmotivación al emprendimiento local, usando además como secuela el bachaqueo criminal en sus versiones popular y VIP…

Así las cosas creemos que nuestro esfuerzo revolucionario debe orientarse por y hacia una "estrategia imperfecta" la cual conduzca acciones precisamente al contrario de lo que, bajo la lógica burguesa dominante, esperan preparados y prevenidos. Recordemos al Ché y su advertencia de no "construir el Socialismo con las armas melladas del capitalismo", siendo eso justamente lo que veníamos haciendo hasta ahora: respondiendo únicamente con acciones de economía convencional el ataque de la guerra económica no convencional, cuyas respuestas han sido previamente proyectadas por sus sesudos economistas, sociólogos, psicólogos, comunicadores, entre otros, quienes cuidadosamente nos analizan como sus "objetos de estudio", pues allí no hay improvisadores. No obstante, entre nosotros sí hay economistas vestidos de rojo-rojito muy confundidos, quienes piensan en el FMI y sus políticas neoliberales como una opción, proponiendo hasta medidas tributantes a la "estrategia perfecta" de la Polar.

Por eso acciones propias de las "estrategias imperfectas" como la Agricultura Urbana, CLAP, Motores Económico-Productivos, ejercicios de Unión Cívico-Militar, Diplomacia extra OEA y OLP al bachaqueo no solo renuevan esperanzas al pueblo que resiste, sino que tienen desconcertados tanto a la jauría imperial como a los confundidos. A estos colegas confundidos les invitamos a trabajar en la estrategia imperfecta para la derecha, eso nos ayudará a construir la nuestra…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1365 veces.



Albano A. Zambrano

Economista Agrícola. Profesor de la UPT ?Argelia Laya?

 albanozam@hotmail.com

Visite el perfil de Albano A. Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Albano A. Zambrano

Albano A. Zambrano

Más artículos de este autor